RE COMUNICAR

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los recuerdos que permanecen en la mente de quienes persiguen las noticias o están detrás de los momentos que más han golpeado a la humanidad?

#YoRecuerdo 

Por varias décadas, la televisión chilena no solo figuraba como el medio de entretención de las familias, sino como el encargado de mantener a las personas informadas de los sucesos más relevantes que acontecían en nuestro país.

Hasta la fecha, seguimos viendo a la prensa desplegarse para poder cumplir con su tarea de informar y fiscalizar el poder, incluso en momentos de crisis. Pero poco sabemos de cómo ocurre la magia de la televisión. El esfuerzo, trabajo y equipo que permiten que podamos enterarnos de lo que ocurre en el país y en el mundo.

Sus días comienzan con los editores en marcha para dar paso al trabajo de los periodistas y los camarógrafos en terreno, quienes harán todo lo posible por traer las noticias de vuelta al canal, quienes finalmente, junto a un equipo colaborativo, entregarán la nota final.

Aquí, te contamos sus historias y experiencias.

Laura Padilla

Editora fin de semana en prensa de Canal 13

“Así como la vida de las personas ha cambiado, también lo ha sido al interior de los medios”.

El trabajo en el área de prensa se vio afectado por la pandemia del virus Covid-19, no solo por la probabilidad de contagiarse, sino también, por las coberturas e historias que se cuentan ya que tienen una alta carga emocional. 

Pero Laura, confía en el trabajo que están haciendo en conjunto con el equipo:

“Somos un equipo que está siendo exigido por el entorno pero no creo que sea un sacrificio, sino que es más un esfuerzo”.

Así, la mañana de los editores comienza con la coordinación de los periodistas y el equipo técnico, para que ambos tengan todo lo necesario al momento de trabajar en terreno. Ejemplo de ello es la implementación de una vara que extiende la distancia entre el periodista y el entrevistado, o incluso, la distancia mínima en los espacios cerrados como las salas de redacción o producción. 

Las medidas de higiene se extremaron pero el equipo continúa funcionando con organización, una de las claves para lograr el mejor producto posible.

Para Laura, los grandes cambios que se desarrollaron cuando comenzó la pandemia, fueron en la pauta y las noticias que se emiten: Ahora el fin de semana opera con tres editores a cargo -antes eran dos- y las noticias que se emiten arrastran las necesidades y penas de la ciudadanía, que sufre en carne propia, los efectos y la letalidad del virus.

Agrega que, además, desde el comienzo de esta pandemia muchas vidas se van en contextos precarios y de soledad, mientras los casos por Covid-19 continúan aumentando y el número de personas fallecidas también.

“Enfrentar ese tipo de situaciones es muy difícil, más allá del cargo que uno tenga o del medio en el que trabaje”.

Diego Darat

Camarógrafo de producción en Warner Media (CDF, CHV y CNN) 

“Todos sabemos nuestro rol y capacidades, pero también nos ayudamos entre nosotros”.

En el trabajo que hace Diego, es muy difícil tener una rutina porque todos los días son distintos. 

En el contexto de la pandemia y por protocolos de salud, hoy se encuentra trabajando en un solo programa: en el matinal “Contigo en la Mañana”, de CHV, donde se encarga de hacer móviles en vivo. Cuando le toca salir a las calles, lo fundamental es tener listo todo lo que se necesite para el día; preparar las cámaras y chequear que todos los equipos funcionen bien, ya que, junto a su equipo, deben estar preparados para transmitir la señal antes de que el programa empiece.

Para Diego, sus compañeros son indispensables. Según comenta, el trabajo no puede realizarse sin la ayuda del periodista y la productora a cargo -que en su trabajo actual sería Rafael Cavada y Daniel Aliste-. Si alguna persona se le acerca y le da información relevante, o algo que le sirva al periodista, se lo comunica inmediatamente. 

Así también, como al periodista le interesa que la imagen se vea bien, buscan el mejor lugar para grabar. Por eso Diego afirma que:

“Es todo un trabajo en conjunto y en equipo”.

Sin embargo, Diego observa como en la mayoría de los rubros, los empleos han disminuido notablemente a pesar de que en la televisión

“Los únicos programas que se pueden mantener funcionando al 100% son los de información o noticias, porque es lo que más se necesita mostrar hoy”.

En este sentido, él ve que todos los trabajadores que siguen saliendo día a día hacen un gran sacrificio: tener que preocuparse por otros. Se pone en el caso de sus compañeros que tienen hijos pequeños o personas de riesgo en sus hogares, Diego se siente bien: 

“Si bien es riesgoso, porque exponemos nuestra salud por los lugares que visitamos como hospitales por ejemplo, tengo la posibilidad de vivir solo y no arriesgar a nadie”.

Según expresa, lo más difícil es ver todo lo que acarrea la pandemia. Ser testigo del miedo, la rabia y la desesperación que tiene la gente:

“Aunque uno esté detrás de la cámara, igual estás ahí y puedes sentir lo que la gente siente.”

Abocándose a lo que le ha tocado enfrentar estos últimos meses, Diego manifiesta que hoy hay un cambio positivo hacia la televisión. Relata que, en general, la gente agradece que el equipo periodístico llegue a los lugares donde están, que hagan visible sus preocupaciones o el descontento que tienen.

“Quizás no somos la solución, pero si un medio para que les llegue la ayuda. Y eso es lo que las personas nos han demostrado con lo que nos dicen”. 

Darynka Marcic

Periodista, creadora de contenidos en Mega

“Todos aportan un grano de arena a la nota final; en esos dos minutos que salen  al aire, hay al menos cuatro personas haciéndola, y eso es lo más importante”.

Cada jornada laboral, Darynka llega al canal y se prepara para la reunión de pauta con sus editores, quienes le asignan el tema que deberá reportear durante la mañana. 

Una vez que gestiona las fuentes que va a necesitar, parte a la calle con su equipo de prensa, que generalmente está compuesto por un camarógrafo y un chofer. Éste último, comenta Darynka, debe estar preparado para “arrancar” frente a cualquier acontecimiento, ya que, en el mundo del periodismo, hay que estar preparados para cualquier evento o emergencia.

Tras conseguir todo el material de su nota, Darynka vuelve al canal y revisa los detalles necesarios con sus editores para que esta pueda ser transmitida en televisión: Es un trabajo colaborativo, donde todos colocan de su parte para que funcione.

A pesar de llevar tan sólo seis meses trabajando en prensa, Darynka ha vivido uno de los periodos más críticos de la historia actual del país. 

Enfrentó cara a cara el estallido social, desatado en Chile un viernes 18 de octubre de 2019. Ahora, se enfrenta a un contexto totalmente diferente y que ha implicado numerosos cambios en su forma de trabajo: 

“El concepto que tenía Mega de unión periodística se disolvió con esta pandemia porque ahora estamos repartidos por todos lados”.

Además de que el equipo de prensa ha debido adaptarse a estos tiempos, se han implementado una serie de medidas para sanitizar constantemente el canal y resguardar la seguridad de los empleados. “Ahora último tenemos un palo largo para poner en el micrófono y para poder hacer entrevistas con distancia”, comenta.

Para Darynka, lo más complejo de trabajar en medio de la crisis sanitaria es, por un lado, la pandemia misma que como expresa ella “ataca a cualquiera” y por otro, la dificultad que significa continuar trabajando cuando hay personas que se pueden quedar en sus casas y no lo hacen.

“Cuando estás reporteando en un hospital sobre la cantidad de personas fallecidas y después vas a la fiesta clandestina… es súper difícil”.

La joven periodista explica que su rol de comunicadora implica no dejar de informar, sin importar el contexto en el que te encuentras: 

“La gente está está sufriendo y no porque tú te puedas contagiar los vas a dejar desamparados”.

Si bien ella cree que no es un sacrificio cumplir con su labor, si es algo que no muchos estarían dispuestos a hacer.

Para ella, la televisión es y siempre ha sido, muy relevante en la vida de los chilenos. Considera que es un medio con mucho poder, muy popular y que sobre todo en este contexto, se puede  entregar información muy valiosa.

“Pasamos de ser un enemigo a ser un aliado”.

Walton Gonzales

Compaginador en prensa de Televisión Nacional

“Si bien la gran mayoría de la gente se está  informando por las redes sociales, generalmente lo que se ve  es la réplica de lo que  uno puede ver en televisión.”

Con más de 10 años de experiencia en el rubro, Walton está feliz trabajando en el área informativa de TVN. Se desempeña editando y trabajando las notas que salen al aire en las transmisiones del matinal, “la segunda” -el noticiero que se da a la hora de almuerzo- y el noticiero central. 

Él forma parte del equipo que, sin importar la contingencia nacional, sigue trabajando desde el canal o desde la casa, en un medio que está constantemente expuesto a la crítica por la ciudadanía, pero que es sumamente necesario para la sociedad. 

“Lo más difícil es la movilización y la prevención del contagio en esta pandemia.”

Comenta Walton, que aunque usa su bicicleta para llegar a su puesto de trabajo, también sabe que hay una gran mayoría de colaboradores del canal que no lo puede hacer y debe continuar utilizando el transporte público. 

“Yo creo que ese es el sacrificio que hay que hacer y es lo más difícil de seguir trabajando”, comenta, pero eso no le impide a él, ni al equipo de prensa, continuar con su labor de informar a pesar de la crisis sanitaria.

Para Walton, la televisión es el medio de información más importante del momento a pesar de que muchas veces no sea el más respetado porque eso no importa al momento de entregar contenidos de calidad. 

Considera que la llegada a la ciudadanía es directa aunque la personas elijan informarse a través de redes sociales mediante las redes sociales, porque estas no son más que réplicas e imágenes repetidas de lo que transmite la televisión.

“Yo creo que los canales deben reprogramar sus parrillas programáticas porque ya estamos en un contexto distinto y las redes sociales la están llevando.”

Por eso mismo, es clave que la televisión cambie su formato, que vaya de la mano con la tecnología porque los públicos están cambiando y se están informando a través de Internet, donde es más fácil de caer en fake news y cortas de veracidad.

Solo así, se podrá continuar informando a la población con la objetividad y el rigor correspondiente.

A %d blogueros les gusta esto: