Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on email

Pascal Cerda: «Chile no es un país donde se tiene la costumbre de ir al teatro»

La actriz de teatro y parte de la serie de Amazon Prime “La Jauría”, habló sobre su experiencia como actriz y las complicaciones que tiene esta carrera en Chile

Por: Valentina López

Las obras de teatro y las producciones audiovisuales, son algunas de las actividades que se paralizaron o se complicaron debido a los efectos de la pandemia. Actualmente, en 2022, se está volviendo a retomar la presencialidad en casi todas las actividades, lo que significa que también se están comenzando a abrir más espacios teatrales. Sin embargo, en Chile no se tiene mucha costumbre de ir al teatro y en las producciones de televisión participan muy pocos actores, que son casi siempre los mismos. Por esta razón, siempre es difícil para los actores chilenos poder mostrar su talento. Pascal Cerda, actriz de teatro y de la serie de Amazon Prime “La Jauría”, habló sobre su experiencia como actriz y como ha sido enfrentarse al mundo laboral.

¿Dónde te formaste como actriz? ¿Es un buen lugar para estudiar teatro?

“Estudié en la escuela Teatro Imagen de Gustavo Mesa, es un muy buen lugar para estudiar teatro, en el sentido de que te enseñan la disciplina, la dedicación y el compromiso que requiere ser una actriz o un actor. Mi carrera duró tres años y yo ya salí hace un año y medio de la escuela.”

¿Cuándo te diste cuenta de que era lo que querías hacer? ¿Habías actuado antes?

“Siempre supe que quería ser actriz. En general siempre me ha gustado hacer show, en el colegio hacía algunas obras, mi mamá es actriz y directora, así que por ahí siempre estuve viendo sus trabajos, la acompañaba a sus obras, etc. Y supongo que por algún lado entra toda esa arte. Pero la verdad, yo actuaba muy poco antes de entrar a estudiar, porque en el colegio no tenía teatro, no estuve en ningún taller, ni nada, salvo algunas pocas obras que hacían en el colegio en las que siempre participé, actuando y también cantando, que es otra cosa que me apasiona.”

¿Cómo ha sido tu experiencia desde que saliste de tu casa de estudios? ¿Dónde has trabajado?

“La verdad es que ha sido buena, mucho mejor de lo que pensaba, ya que ha sido mucho más fácil encontrar trabajo de lo que pensé. Claramente encontrar un trabajo 100% fijo en el teatro va a ser muy difícil, porque incluso estando en compañías de teatro lo que se gana es muy poco. Ahora actualmente yo estoy trabajando en dos compañías de teatro, sin haber salido hace tanto tiempo de la universidad he trabajado igual en hartas cosas, también en el área audiovisual, que son pegas de repente más pequeñas, a veces te contratan por un día, te pagan por jornada, otras veces por un poco más, etc. También he hecho algunas publicidades, que en el fondo son lugares donde igual un actor se puede hacer más plata, pero no son trabajos fijos.

¿Cuál es el área que más te gusta de la actuación? ¿Por qué?

El área que más me gusta es la televisión, el cine, las series, todo lo audiovisual, porque me parece muy entretenido esto de tener que viajar a lugares a grabar y así conocer cosas nuevas y ganar experiencias distintas. Por ejemplo, cuando yo trabajé en “La Jauría” me tocó grabar en Quintero, Algarrobo y Quintay. Entonces, eso siempre te va a permitir conocer nuevos lugares, cambiar de espacio, etc. Y por otro lado el tema de las cámaras también me gusta mucho.

¿Cuál ha sido el papel más difícil de representar para ti? ¿Por qué razones?

“El papel más difícil que me ha tocado representar hasta ahora en mi carrera como actriz, fue en una obra muy pequeña, que hicimos en una de las compañías de teatro en las que trabajo, en la cual me tocó representar a una niña que se llamaba Yasna, que fue abusada.

Realmente esta experiencia fue muy fuerte para mí, nunca había hecho un papel tan grande y tan emocional, ya que en un papel como este realmente tenía que llegar a una emoción, a un clímax muy intenso, que requiere sacar todas las emociones. Y para eso creo que se necesita mucho esfuerzo, intensidad, preparación y ensayos. El cómo lograr mostrar la emoción es un desafío muy grande para nosotros los actores y fue realmente un desafío para mí misma.”

¿Cómo fue para ti la pandemia? ¿Cómo fue la pandemia para los actores?

“Mi experiencia en la pandemia no fue como actriz, sino más bien como estudiante de teatro, estaba en el último año de mi carrera, ya terminando cuando tuvimos que entrar a cuarentena. Yo tuve que hacer clases online en la pandemia y fue horrible, porque el teatro tiene toda esta cosa práctica del cuerpo, que claramente que, si tú estás por zoom haciendo una clase, no es lo mismo que hacerla presencialmente, no puedes interactuar de la misma manera con los demás actores, etc. No se puede desarrollar de la misma forma, sobre todo si los espacios son pequeños, no hay contacto con los otros, no es lo mismo. Fue muy complicado para mí también por el tema de que, al finalizar mis estudios, teníamos que presentar una obra en la que trabajamos por mucho tiempo y nos costó mucho poder presentarla debido al Covid 19

El tema del trabajo a mí no me llegó mucho, si conozco muchos actores, incluyendo a mi mamá, y sé que la pandemia fue un impedimento completo para poder realizar su arte, que ahora recién en 2022 se le están abriendo un poco más las puertas a los actores y tampoco se ha alcanzado el ritmo que se tenía antes, que bueno hay que decir que tampoco es tan grande, porque Chile no es un país donde se tiene la costumbre de ir al teatro”

¿Qué proyectos tienes actualmente?

“Actualmente estoy trabajando en una obra que se llama “En la Luna”, que es una obra escrita por Vicente Huidobro en 1932 y con la dirección de Roberto Poblete. Donde trabajo es una compañía emergente, que se llama Teatro Atemporal, la idea es presentarnos ahora en junio, es una comedia, muy antigua pero aun así tiene un humor muy contemporáneo.

Por otro lado, también estoy trabajando en un musical, que son décimas de Violeta Parra, que Luis Advis le dio música y nosotros le daremos danza. Es una cantata bailada a muchas voces, que por temas de pandemia nos ha costado mucho poder presentar.”

¿Cómo te preparas para los distintos castings?

“Para los castings se requiere mucho trabajo la verdad. Pero más o menos debes buscar una pared blanca, comprar un aro de luz para tener muy buena iluminación, a veces te envían la escena el mismo día del casting, o un día antes y tú te la tienes que aprender. Porque ahora por la pandemia todos los castings se hacen online, entonces uno en la casa tiene que aprenderse la escena, buscar que ojalá alguien pueda tirarte el texto, grabarte, intentar ser lo más neutro posible, o lo más parecido al personaje cuando te envían la descripción de este, y sobretodo estar siempre dispuesta a hacer los castings, porque al final te pueden llegar en cualquier momento y tú tienes que hacerte el tiempo para poder mandarlos. Obviamente uno nunca va a quedar en todos los castings, porque no todos están hechos para representar todos los papeles, pero siempre hay que dar lo mejor y de esa manera pueden salir grandes oportunidades.”

¿Podrías contar sobre tu experiencia en la serie “La Jauría”?

“Mi experiencia actuando en “La Jauría” fue maravillosa, fue mi primera producción grande, porque esta es una serie para Amazon Prime, entonces es muy grande la producción, son como unas 100 personas en el set, en algunos momentos igual fue incómodo. Yo en una escena tuve que estar desnuda, acostada en una camilla durante cinco horas, con 100 personas en el set, la mayoría hombres, por lo que sí fue un poco incómodo. Pero todos siempre son muy profesionales, muy preocupados, me pasaban a buscar, a dejar, todo está muy bien organizado, existe mucha dedicación detrás de cámara que uno no puede ver, cada persona tiene un pequeño rol importantísimo dentro de la producción.”

¿Cómo llegaste a actuar en La Jauría?

“Yo llegué a actuar en La Jauría porque encontré un casting en Facebook, que decía que buscaban gente para una nueva serie de Amazon. En ese momento la Jauría ni siquiera existía, así que yo hice el casting. Me tocó representar una escena muy fuerte, que era de tortura y dije, esto tengo que hacerlo bien, tengo que quedar, porque la verdad es que el drama es lo mío (ríe) así que la hice, quedé y después me enteré que era para La Jauría, que es una súper serie y estaba más que contenta.

Ese fue uno de los pocos castings presenciales, porque fue justo cuando recién había llegado el Covid a Chile, a comienzos de 2020. Yo hice el casting y a la semana siguiente ya estábamos en cuarentena. Por lo mismo nos demoramos mucho en grabar La Jauría, mucho más de lo que estaba presupuestado. Cuando se pudo grabar un poco más, teníamos permisos para trabajar y para salir de Santiago, también tenía que hacerme PCR todas las semanas para poder grabar. Creo que tuve la suerte de hacer el casting presencial, porque eso también te da ciertos nervios que son ricos para actuar.”

¿Cómo fue para ti representar ese papel? ¿Cuáles fueron las dificultades?

“La verdad no tuve muchas dificultades para hacer el papel, o en realidad puede ser que sí, lo que pasa es que mi personaje tiene muy pocos textos, no habla mucho, generalmente mis escenas son más de imagen y muy poco texto. Entonces, eso se me hizo más difícil, porque la gente cuando se va metiendo en un personaje tiene que entrar en el lenguaje del personaje, tiene que conocerlo, quizás los primeros textos se hacen raros, pero después uno va entrando completamente en el personaje. Pero en mi caso, como mi personaje es tan superficial y no tiene muchas escenas de texto, eso lo hace aburrido y te da menos chance de poder jugársela. Yo creo que en realidad esa fue la mayor dificultad, decir, que ganas de estar más, y yo creo que esa es una de las dificultades más grandes de los actores, tener las ganas de estar, las ganas de ser más protagonista, de poder hablar más, y darse cuenta que no siempre se puede, que no es así nomás y que uno tiene que jugársela desde donde puede, sabiendo que uno puede dar mucho más y eso claramente te limita.

¿Cómo te ves de aquí a 10 años más? ¿Cuáles son tus aspiraciones como actriz?

“De aquí al futuro me veo actuando en series, me veo en televisión, en cine, claramente esa es mi meta más grande, poder superar todos los obstáculos que hay, por ejemplo, en la televisión que hay pitutos, o que son muy pocos los castings, etc. Yo creo que mi meta es estar ahí, voy a luchar hasta que se me quiten las ganas nomás. Ojalá estar en grandes producciones, ojalá poder viajar al extranjero también y hacer distintos personajes para poder aprender y sacar todo mi potencial.

¿Es cierto que es muy difícil entrar en el área dramática de los canales de televisión?

Es cierto que en la televisión existen pitutos, muchas veces se ve que llaman al primo de las actrices, al sobrino, etc. O si hacen castings son cerrados, con gente que ellos conocen y solamente a ellos se les avisa. Un casting para la televisión nunca va a ser abierto a todos.

Pero el tema por ejemplo para las nuevas plataformas de Amazon, Netflix, ahí ya están empezando a hacer castings abiertos, por eso hay nuevos actores. Pero los actores de base al final van a seguir siendo siempre los mismos

Es muy triste ser un actor en Chile, es muy difícil, bueno, así como en todo el mundo, pero yo creo que el tema de darle nuevas oportunidades a los actores en Chile se ve muchísimo menos que en otros países. Por eso es que hay gente que se va a otras partes del mundo, hasta Argentina te funciona mucho más que acá en Chile, porque la gente va mucho más al teatro, está todo lleno, etc. Acá en la televisión son los mismos actores de hace años, haciendo siempre los mismos personajes, cambian de teleserie y empiezan una nueva que es casi igual a la anterior, con la misma historia, los mismos actores y personajes. Y eso es lo que me parece muy triste, hay muy pocas oportunidades para los nuevos talentos.

¿Cómo son los estándares de belleza en el mundo del teatro, cine y televisión? ¿Son demasiado exigentes en algunos temas, como, por ejemplo, con el peso?

Los estándares de belleza siguen siendo altos. Se le sigue exigiendo a la gente, a las mujeres sobretodo, que mantengan un buen peso, que, si no les ponen también a trabajar con un nutricionista y claramente van a elegir a una persona que sea “más bonita” basándose en los estereotipos de belleza que existen. Eso es muy típico en el teatro y la televisión.

¿El tema del acoso es algo que tu hayas visto en algún lugar donde has trabajado? ¿Alguna vez has vivido una situación de acoso laboral? ¿Crees que es algo que ocurre frecuentemente en el mundo de la actuación?

Si, efectivamente como en todos lados el tema de los acosos es súper grave y delicado en el mundo del teatro. A mí me tocó un profesor que no solo era violento, sino que también hacía bromas de carácter sexual, tenía alumnas favoritas, claramente por su físico, y eso se ve mucho acá, sobre todo también en la vieja escuela, que son un poco más machistas. Y yo creo que es algo que ocurre también porque en general se da todavía que la mayoría de los directores son hombres y se aprovechan de su situación de poder. A veces les ofrecen trabajo a actrices solamente porque quieren algo con ellas, en el fondo es como bueno, quieres el trabajo, gánatelo y no sé, ha pasado mucho que piden que se saquen la ropa o cosas así. Ese es un tema muy delicado en este mundo y una se tiene que estar siempre cuidando.

Share on twitter
Share on facebook
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp

El sentido del arte para Catalina Aspillaga

Mujer, madre de familia y emprendedora. Conversamos con Catalina, una artista innata de la quinta región que hace unos años creó “La Casita”, una construcción de madera ubicada en Los Pinos, donde realiza distintos talleres para todo aquel que se interese: mamás, niños, adultos mayores, etc. Hoy en día existe una comunidad y cada día crece más.