Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on email

Mikis Theodorakis: El legado del compositor rebelde

Invitado por el presidente Salvador Allende en pleno exilio político, el artista visitó nuestro país y creo un fuerte vínculo con el poeta Pablo Neruda. Theodorakis musicalizó lo que para él era la mejor obra del chileno, el “Canto General”.

Por Nicolás Espinoza

El artista se hizo mundialmente célebre en 1964 cuando compuso la música de la película Zorba el Griego y fue durante décadas en el símbolo de la resistencia de la dictadura de su país.

Nacido el 29 de Julio del año 1925 en la isla de Quíos, en una familia cretense, y tras ser uno de los músicos más icónicos de Grecia, Mikis Theodorakis comenzó a tener relevancia política después del golpe militar de 1967, cuando la junta militar lo encarceló e incluso torturó. Compuso cientos de piezas clásicas y populares mientras estuvo encarcelado.

Para el periodista y crítico de cine, Antonio Martínez, obras tan importantes como la clásica escena de Anthony Quinn bajo la composición del músico,muestra la vitalidad , la importancia de la vida pese a las tragedias , la música es algo que forma parte del guión de la película. Además recalca la importancia que tuvo el compositor en el siglo xx en el mundo del cine: “En los años setenta y en películas emblemáticas del discurso de izquierda, está la música de theodoraki y con ese emblema, sí es importante”.

Conocidos artistas como el dramaturgo Arthur Miller y el músico Leonard Bernstein pidieron su liberación. Una vez en libertad y afincado en Paris, el compositor hizo campaña internacional con conciertos para ayudar a terminar el régimen de los coroneles.

Ya en los años setenta, regresó a su país y puso en marcha su carrera musical y política, participando en grupos de izquierda hasta 1988 cuando cambió a las fuerzas conservadoras tras los casos de corrupción que salpicaron a su sector. Fue diputado en dos oportunidades en los años ochenta y noventa, además de ser ministros en gobiernos tanto de derecha como izquierda.

Criticado por sus oscilaciones políticas, Theodorakis respondió al diario español El País en 1989: “Para Grecia, hoy, lo que importa no es entronizar la dictadura del proletariado, construir el comunismo o el socialismo. Es una cuestión de democracia. Tenemos una democracia de 15 años, como en España. Ustedes han salido de una dictadura de 40 años, pero cuando hubo aquel atentado en las Cortes [en referencia a la intentona golpista de febrero de 1981] todos los partidos apoyaron la democracia”.

La presidenta de Grecia, Katerina Sakellaropoulou declaró que el artista tiene “un valor incalculable para nuestra cultura musical”. Destacó además que vivió con pasión, dedicado a la música, las artes, su país y su gente.

Share on twitter
Share on facebook
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp