Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on email

Los burros del San Benito

El Colegio San Benito es investigado por la PDI tras una denuncia de maltrato animal y una serie de videos viralizados donde se puede ver a un burro cayendo y siendo arrastrado por el suelo.

Por Valentina López

Hace unos días se viralizó un video al interior del Colegio San Benito, ubicado en la comuna de Vitacura, donde se puede ver como un burro que era montado por un estudiante, se resbaló, cayó al suelo y fue arrastrado por un hombre para que se levantara.

La Brigada Investigadora de Delitos Contra la Salud Pública y el Medio Ambiente Metropolitana de la PDI está investigando el caso, para encontrar a los responsables y aplicar las sanciones correspondientes. La PDI dijo mediante un comunicado que algunos de sus detectives iniciaron una denuncia propia luego de ver las imágenes que se difundieron en internet.

El video fue publicado por una alumna del colegio, en él se observa cómo el burro es montado por un alumno en medio de la celebración por el Domingo de Ramos, donde se está imitando el ingreso de Jesús a Jerusalén. Sin embargo, como el piso del establecimiento no estaba adaptado para que circulara un animal, este se resbaló con el alumno encima.

En el material audiovisual también se puede observar cómo el animal era arrastrado por el suelo, mientras los alumnos lo grababan y se reían de la situación.

Elisa Covielo, exalumna del colegio San Benito, repudió esta situación y dijo que esto ocurría en el colegio hace más de 14 años. Desde que ella era alumna, todos los años llevaban un burro para Semana Santa y otras actividades.

 “No sé si se hará actualmente, pero antes en las quermeses regalaban pollitos y siempre llevan animales. El acto típico del domingo de ramos siempre se ha hecho con un burro. Mi opinión de esto es muy negativa. Yo soy animalista y vegetariana, y me encantan los animales, y siempre me dio mucha pena esta situación. Nunca me pareció un acto correcto ni divertido”, relató.

Covielo añadió que se trata de «maltrato animal. El burro estaba colapsando, seguramente muerto de calor y de hambre, con un peso que él no podía sobrellevar, con mucho estrés, poco espacio, poco aire, en un suelo donde se le resbalaron las patitas. Claramente es una situación de maltrato animal, nadie puede justificar algo así.”, afirmó la ex alumna del colegio.

Estas imágenes causaron indignación en redes sociales y llegaron al ministerio de Educación. El ministro Marco Ávila condenó el actuar del establecimiento y dijo que “ninguna actividad educativa puede estar vinculada al maltrato animal. La Superintendencia de Educación actuará abriendo una investigación centrada en esclarecer cuánto se consideró la seguridad de las y los estudiantes. También educamos con las actitudes frente a un animal.”

Al darse cuenta de toda la masificación y las denuncias, el Colegio San Benito emitió un comunicado donde aseguraron que el burro no recibió maltrato y estuvo acompañado por sus dueños. “Lamentablemente antes de que comenzáramos la actividad, el burro se resbaló y cayó. Sus dueños, que en todo momento estuvieron con él, lo pusieron de pie en breves minutos. Una vez que corroboramos con ellos que el burro estaba bien y tranquilo, continuamos con la actividad”, se indicó en el comunicado del área de pastoral.

“Nos entristece y lamentamos lo sucedido. Además, nos preocupa el uso de redes sociales que, en muchas oportunidades, dificulta la entrega de información en forma fidedigna y en su adecuado contexto. Como colegio siempre estamos abiertos a recibir las inquietudes de nuestra comunidad y los invitamos a informarse por los canales oficiales”, añade el comunicado.

Ruth González, veterinaria de la Universidad Santo Tomas, conversó con Cooler sobre lo ocurrido en el colegio y las repercusiones que podría tener el animal afectado.

Share on twitter
Share on facebook
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp

Nicolás López: penalistas explican qué viene judicialmente para el director

El director de «Qué pena tu vida» y «Promedio Rojo» fue condenado culpable de abuso sexual reiterado y tendrá que cumplir con 5 años de cárcel. Este viernes enfrentará una nueva audiencia para revisar sus medidas cautelares y, de decretarse prisión preventiva, López podría pasar su primer fin de semana tras las rejas.