Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on email

Gremio Docente convoca a paro social por la educación y los Derechos de los Trabajadores tras veto presidencial

El llamado surge luego de que el presidente Sebastián Piñera vetara el proyecto, ya despachado por el congreso, que modifica el estatuto docente y actualiza materias de orden laboral en beneficio de los profesores.

Por Nicolás Espinoza

La mañana del miércoles, Carlos Díaz Marchant, Presidente del Colegio de Profesores, convocó a un paro nacional de profesores luego del veto que impuso el presidente Piñera al proyecto que busca una actualización en materias laborales del gremio docente. Algunas de estas modificaciones son eliminar la causal de despido por evaluación, la certificación de actividades que se hacen durante enero y que debieran ser certificadas por el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigación Pedagógicas (CPEIP) y que las semanas de invierno correspondan a vacaciones legales entre otros.

“Este proyecto que está vetando el Señor Piñera no significa ningún peso para el erario nacional, no significa ningún aporte de recursos. Es una ley que lo único que hace es mejorar las condiciones laborales de los docentes que van en directo beneficio de las niñas, niños y adolescentes que atendemos en escuelas, liceos y jardines de nuestro país”, afirmó Díaz en conferencia de prensa.

Además, explicó que el llamado considera asambleas regionales, comunales, territoriales, reunión con padres y apoderados y, lo más importante, encuentros con parlamentarios para intentar detener el veto presidencial. Con ese objetivo es que se lanzó la convocatoria a una gran movilización el día miércoles 13 de octubre. “En el Palacio de la Moneda hoy tenemos un enemigo implacable y poderoso, que no trepida en sancionar a los trabajadores, que no respeta nada y nadie y ese enemigo se llama Sebastián Piñera”, remató Díaz al concluir su discurso.

Banderas de guerra

Desde la otra vereda Ximena Ossandón, parlamentaria de RN que votó en contra de este proyecto el pasado 9 de septiembre, concordó con las palabras emitidas en el veto del presidente de la República, es decir, que el proyecto afecta la libertad de enseñanza y que rigidiza el funcionamiento de establecimientos educacionales: “es un proyecto que miraba mucho al profesor y no a la calidad de la educación”. Además, la diputada agregó que hay puntos polémicos dentro del proyecto: “el problema de la acreditación, algo que demora tiempo y que debe cumplir una serie de requisitos del CPEIP, afectando la calidad de la educación y la libertad de proyectos educacionales concretos”.

 Ossandón afirma que en la cámara se privilegió el punto gremial – es decir, la mejora en las condiciones laborales de los profesores -, pero desde su perspectiva se deja de lado la educación del niño y la calidad de dicha educación.

La diputada comenta también sobre la “suspicacia” de algunos de los líderes del Colegio de Profesores recordando algunos episodios vividos en años anteriores: “Desde RN teníamos resuelto el tema de la deuda histórica y al presidente de la época no le interesó ni siquiera mirar la propuesta, porque se le acababa la bandera de lucha, y no les importó que los profesores jubilados no recibieran el pago mediante las pensiones para resolver esta deuda histórica”.

Ossandón añade que también se puede levantar una bandera de guerra de los padres, a quienes les interesa que sus hijos reciban una educación adecuada a los intereses que tienen esos padres y con total libertad.

Share on twitter
Share on facebook
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp