Fútbol

Este es un trabajo realizado con fines académicos.


LA PASIÓN

Es imposible de cambiar


QUIENES LE DAN VIDA AL FÚTBOL: SUS RELATORES

Ignacio Valenzuela

La crisis sanitaria mundial ha impactado el calendario de todos los deportes, incluido el del fútbol chileno que ha tenido que suspenderse hasta el 31 de julio según el último informe de la ANFP. 

El comentarista deportivo nos relata su pasión por el deporte rey y sus sensaciones respecto a la pandemia. Lo hace desde el mismo lugar donde transmite para radio Agricultura y CDF; su hogar.

Patricio Barrera

En tanto, el responsable de narrar la Copa América Centenario para los radioescuchas, “El Grillo del Gol”, también comenta su fanatismo por el balón y nos comparte su visión sobre los efectos del Covid-19.


El antes y el después del fútbol…radiografía de una pasión en pandemia

Por: Antonia Rubilar y Javier Ureta.

El deporte rey, el que en su máxima cita planetaria -en una sola tarde-  congrega a más de 1.120 millones de personas (Copa Mundial Rusia 2018), es una víctima más del Covid-19.

“Fútbol; un ritual de sublimación de la guerra, en donde once hombres de pantalón corto son la espada del barrio, la ciudad o la nación”, esa representación del afamado escritor Eduardo Galeano, es el fútbol… la pasión.

Eso es lo que lo mueve. Es habitual ver en los países futboleros que cada pueblo local tiene una identificación importante con el fútbol, ya sea en barrios con murales de los colores de cada club, tatuajes propios de cada hinchada e incluso la sectorización de los barrios, limitando el territorio entre una barra y otra, al pintar la luminaria en cada pasaje.

El fútbol engloba muchos valores, muchas representaciones que logran identificar a una persona con este deporte:

Esta había sido la tónica del fútbol moderno -llámese post años 80´- hasta hoy, con millones de televidentes cada semana, miles de competiciones por año, millones de dólares de ingresos y egresos por club, salarios millonarios por jugador, hasta en lo más recóndito de una familia; ir a ver un partido los domingos como el panorama de la semana.

Toda esta dinámica que movía al fútbol y también, movía a cada persona interesada a él, se truncó por completó en apenas un mes…

Con más de 6,5 millones de contagios a nivel global, el Coronavirus le ha hecho un autogolazo al mundo, no hay nación que no se haya visto afectada directa o indirectamente por el virus. Convirtiéndose en una de las pandemias más importantes de los últimos 100 años.

Y quién más que el fútbol para saber lo que se siente estar padeciendo la enfermedad.

Bárbara Santibáñez, Seleccionada Nacional y jugadora del Granada C.F. (Primera División de España) explica su visión de cómo seguirá rodando la pelotita en los próximos meses: “El fútbol post pandemia será diferente, con medidas de seguridad, de higiene y preventivas, estadios vacíos, el personal justo, y todo eso conlleva a que haya un cambio en el contexto del fútbol, tanto masculino como femenino”.

Esto termina por transformar lo que se entendía del deporte rey. “Sin duda es un antes y un después, es algo que jamás  había ocurrido. Es un hecho inédito que marcará un cambio de la historia del fútbol” agregó la ex jugadora de la Universidad de Chile y Colo-Colo.

El amor y la pasión son dos sentimientos que se encienden cuando se habla de la relación de los chilenos con el fútbol. Una experiencia única que se traduce en banderas, camisetas, cantos y muchas más expresiones que manifiestan la afición de los hinchas. Sin embargo, por otro lado, está el deseo de los jugadores, que sacan lo mejor de sí mismos en la cancha con las ganas de jugar y ganar.

Un estudio de GFK Adimark, “Encuesta del Fútbol Chileno” muestra que 85% de los hombres y un 59% de las mujeres les gusta esta disciplina, pero que confirma que aún en este ámbito, existe una brecha de género. Por otro lado, 14% son los chilenos que dicen practicar fútbol. Sin embargo, este número aumentó a un 19%, lo que revela un avance en los gustos de los hinchas.

Desde el comienzo de la pandemia en Chile, una serie de actividades se cancelaron como medidas de prevención exigidas por el gobierno para evitar un aumento de contagios, así como también, cuarentena en distintas comunas del país. Una de ellas es el fútbol.

Los fanáticos de la pelota se resisten a jugar y presenciar 90 minutos de pasión y orgullo por sus equipos y el deporte y que hoy tiene preocupados a todos los chilenos y chilenas, pues establece incógnitas con lo que puede pasar en un futuro cuando todo vuelva a la “normalidad”.

Con protocolos diferentes a los que antes conocíamos, en Alemania, el campeonato europeo de la Bundesliga regresó con su primer torneo, después de dos meses paralizado con las medidas sanitarias necesarias adecuadas a la emergencia de la pandemia.

Solo se han jugado siete fechas del Campeonato Nacional 2020 en Chile, evento que desde principios de marzo está suspendido por la ANFP y continúa sin modificaciones, por lo que la idea que deseaban algunos clubes para que el certamen se resolviera a través de los playoffs, va a tener que esperar hasta que el organismo decida con certeza, un posible retorno como se hizo en Europa.

La asociación de fútbol continúa acordando los planes para que la Primera División y la Primera B se adecuen a las circunstancias, una vez que disminuya el crecimiento de la enfermedad, que por ahora está llegando a su peak con 118. 292 contagiados y 1.356 fallecidos.

El Director Técnico de Universidad de Chile, Hernán Caputto señaló “Bueno, el fútbol después de la pandemia, la verdad que, va a ser diferente. No solo por jugar sin fútbol, sino por lo que va a generar al inicio, principalmente las intensidades y demás, al inicio va a ser difícil (…) la pelota siempre va a rodar así que tenemos que tratar que todo vuelva de la mejor manera.

La pasión no se ha perdido y los fanáticos están a la espera de una pronta reunión para sacar las garras y el entusiasmo para apoyar juntos, lo que les llena de alegría día a día en la cancha.


Opinión: Verónica Bianchi

En medio de la crisis sanitaria que se vive a nivel mundial, el fútbol es uno de los deportes que sufre las consecuencias, sin embargo, la periodista deportiva del CDF, Verónica Bianchi, asegura que la pasión se mantendrá intacta y que posiblemente los abrazos y celebraciones serán inevitables.

Además, la fanática del deporte, como se define, destacó la gran labor que había hecho la selección femenina de fútbol en el mundial del año pasado, para ver esto y mucho más, revisa la columna de Vero Bianchi.



Los que realmente le dan vida al fútbol: Las/os hinchas

Tres hinchas nos cuentan los amores de sus vidas

Por Sally Vargas

Emociones así de fuertes son pocas. Para los hinchas del fútbol, esto es más que correr noventa minutos detrás del balón de un lado a otro en la cancha. El fútbol para ellos es una pasión, un compromiso, donde los colores de la camiseta no se olvidan en ninguna circunstancia. La fanaticada apoya a su equipo hasta el final, ven su crecimiento y dedicación día a día. Los acompañan. Sienten las emociones con los jugadores hasta las lágrimas. Los hinchas son más que una barra llena de color y gritos apoyando a su equipo, cánticos y aplausos. Los hinchas son quienes hacen el fútbol, y, sobre todo, quienes impulsan a los jugadores a seguir, a continuar, a sudar cada minuto como si fuera el último. Y este fútbol es sin duda, pura pasión.

Franco, Sebastián y Marcela, tres historias de amor y pasión por el fútbol, donde no hay duda de la bandera y el sentimiento que llevan en su corazón: Universidad Católica, Everton y Deportes Curicó.

Pasión por Universidad Católica

“Cuando me levanto lo primero que veo es la insignia que tengo pintada en toda una pared de mi pieza, la misma que llevo tatuada en mi piel, por lo que es algo que siempre tengo presente en mi día a día”. Sebastián no se ha perdido ningún partido de la Universidad Católica desde que tiene uso de razón, una herencia de su padre, y más allá, de su abuelo: Dos fieles hinchas que lo llevaban no sólo al estadio San Carlos de Apoquindo, sino también a otras ciudades desde sus primeros años de vida. “El ir a la cancha cada fin de semana representaba un panorama que yo esperaba toda la semana, me la pasaba picando papelitos o pintando banderas esperando el día y hora para partir a la cancha a alentar a Católica” relata Sebastián Álvarez, abogado y cruzado de corazón.

Para este cruzado de corazón seguir al equipo donde sea que juegue jamás ha sido una duda, independiente de las condiciones, así es como cuenta que “cada viaje y cada anécdota siguiendo a mi equipo tiene una cuota importante de sacrificio. Relata conmovido que junto a sus amigos han pasado frío y hambre, noches en terminales de buses, aeropuertos o viajando para poder llegar a destino. “De todas formas, todo eso cobra sentido una vez que llegamos al estadio y nos encontramos con esta hermosa hinchada de Los Cruzados que va donde sea que juegue el equipo”, finaliza.

***

Everton, protagonista de Viña del Mar

“Al ser hincha de Everton de Viña del Mar, se logra un tipo de identificación especial, una idiosincrasia con la ciudad”, nos cuenta Franco Tavelli, participante del reconocido programa Show De Goles de CDF, cual se caracteriza por poner énfasis en las jugadas, goles y en algunos polémicos cobros arbitrales, y que tiene como una de sus principales atributos contar con panelistas representantes de todos los equipos, verdaderos hinchas. Franco comenzó asistiendo al estadio a sus 5 años con sus padres y vecinos: “Me empecé a hacer cada vez más adicto por ir al estadio, tenía esa necesidad de sentir los colores, la cancha el verde, ver la gente gritando, es una simbiosis”, comenta emocionado.

Una de sus más grandes emociones fue cuando salió campeón su equipo en el 2008, sobre todo el hecho de viajar a otra ciudad y que su equipo triunfara frente a todo un estadio en contra y comenta que si a toda esa emoción “si le metí lluvia…Fue espectacular”.

Este profesor de Educación Física apasionado por Everton no deja de mencionar lo compleja que ha sido esta cuarentena. Relata que ha suplido esa necesidad viendo fútbol alemán y jugando PlayStation. Fiel reflejo de la abstinencia que posee por el fútbol.     

***

Una mujer que, desde Curicó, promete llegar lejos en el periodismo

“Me apasiona, yo la pasión la descubrí con Curicó Unido, no con un amor de pareja. Son emociones inexplicables”, así define su fanaticada por el equipo Marcela Leyton, estudiante de Periodismo que sueña con ser una gran exponente del periodismo deportivo en Chile y el extranjero. En este tiempo de pandemia relata que como hinchas están “verdes” por volver a ver fútbol, por incluso, juntarse entre ellos, conversar. Marcela considera sin duda que Curicó Unido es una familia.

Una de las cosas que marcó la vida de esta futura periodista fue cuando ante un triunfo se arrodilló con su papá y lloraron, el partido en esa ocasión fue contra Iberia de los Ángeles, un clásico rival del equipo, luego de 15 años en que Curicó no estaba en el fútbol profesional. Relata jamás haber tenido una felicidad tan apasionante como esa. Recuerda que entro toda la gente a la cancha y ella veía miles de personas celebrando en ese campeonato del 2005. “No lo podíamos creer”, agrega.

Con el paso de los años, Marcela se ha consolidado como una pequeña comunicadora: “Cuando participe en show de goles sentí que lo hice bien, pese a que no me gusta pelear ni discutir… El productor me dijo que quería que yo estuviera”. Cuenta que eso le trajo muchos viajas a lo largo del país, entre ellos un viaje a Concepción, en un partido donde triunfó su equipo y ella se lanzó como periodista con un programa propio que transmitía vía internet llamado “Futboleras”.

Esta joven reconoce que se hizo hincha de Curicó por su papá, con quien asistía al estadio cada domingo. Cuenta haber visto su estadio desde que era una tabla de madera hasta que actualmente ya está casi terminado. Desde pequeña veía que su padre trasladaba sacos de papel picado, extintores, banderas “yo veía eso, entonces, me crié con el fútbol, me crié con la hinchada. Si no existe la hinchada no existe el fútbol”.

Su tradición familiar es indudable, su abuelo ya fallecido, Juan Leyton, ex jugador de Curicó Unido y su tío también jugador profesional, que actualmente juega en La Serena.

Su anhelo es sin duda ser una gran periodista deportiva, ya está incursionando en esto contactándose con distintos periodistas famosos e intentando demostrarles que es capaz de hacer trasmisiones deportivas en el estadio, sentir la pasión que siente la gente, admite.

“Ir a la cancha es más que ir al estadio, demuestra nuestra pasión y expresa nuestro sentir”, así es como lo sienta ella. Esa es su frase, la que deja plasmada en todas partes.

Pasión por el fútbol: La voz de los hinchas

La pandemia global por el Coronavirus (COVID-19) y con ello las cuarentenas, paralizaron la vida social de las personas y también actividades comunes. Mientras algunos lamentan no poder salir de sus casas, o ver a familiares y amigos, un grupo específico -y no menor- sufre particularmente, la cancelación total del fútbol.

Las graderías de nuestro país, aquellas que hoy se encuentran vacías, albergan miles de historias relacionadas a este deporte, historias que han marcado a generaciones completas de familias; desde abuelos, hijos y nietos, que se reúnen en los estadios, o frente a la televisión, para ser espectadores de un deporte que les genera un sentimiento compartido; pasión.

Conversamos con un par de hinchas para que nos contasen desde más cerca ese sentimiento por aquel equipo que los apasiona. José Piderit, hincha de Huachipato desde que tiene recuerdos, cuenta cómo comenzó ese fanatismo que perdura en tiempos de pandemia y que él define como pasión.

Por su parte, Roberto Sarabia, hincha de Universidad Católica desde pequeño, cuenta que se hizo fanático del fútbol gracias a su padre y a su abuelo, quienes nacieron en Rancagua y desde siempre han apoyado a O’Higgins. Sin embargo, hoy los tres se reúnen en el estadio también como cruzados para compartir el gusto por este deporte.

Sarabia comenta también una de las veces que viajó más de cinco horas para ver jugar a su equipo y una de las desilusiones más grandes que se ha llevado con el fútbol.



Top 5: Canciones de fútbol mundial

***

Top 5 canciones de hinchadas

1. Dale alegría a mi corazón, Fito Paez: Es probablemente la canción que ha tenido más versiones en los estadios y de mayor acogida en las barras bravas, canción compuesta por Fito Paez en 1990. Esta canción, muy melancólica, fue compuesta por su autor cuando atravesaba graves problemas económicos ya que había vencido su contrato con EMI Music, es por eso por lo que tuvo muy buena recepción en las hinchadas argentinas. Se dice que la primera en versionar la canción fue “La Gloriosa Butteler” (San Lorenzo de Almagro), “La número 12” (Boca Juniors) y “Los borrachos del tablón” (River Plate) la parodiaron. No solo se quedó en el fútbol argentino, cuenta con versiones en barras bravas de otros países latinoamericanos como, “Los de Abajo” (Universidad de Chile), “La Garra Blanca” (Colo Colo), “La Muerte Blanca” (Liga Universitaria de Quito), “La Ámsterdam” (Peñarol), “La Mafia Azul” (Cruzeiro) entre otros. Es tal la relevancia de la canción, que se instala en barras de Europa con versiones de los “Ultras Sur” (Real Madrid), “Supporters Gol Sur” (Real Betis) y en la final de la Champions League del 2019, sorprendió al ser escuchada en la barra del Liverpool FC. Es por esta razón que el artista agradeció a las muchas hinchadas que han cantado su canción. Como dato, también fue la canción de la apertura de la edición de la Copa Libertadores de América del año 2019 jugada entre River Plate y Flamengo, en Perú.

Final Libertadores 2019

2. You Will Never Walk Alone: Canción originalmente compuesta para el musical Carousel el año 1945. Fue versionada el año 1963 por la banda Berceybeat, Gerry and the Pacemakers, banda de origen en Liverpool F.C y cuyo vocalista era un hincha del club, Tommy Smith, quién se la mostro a Bill Shanckly técnico histórico del equipo inglés en un partido de pretemporada en 1963. Al ser lanzada en octubre de ese año, estuvo varias semanas en el número 1 de las listas y fue adoptada por la barra del Club inglés, y, fue tanto el impacto en el club que fue convertida en Himno del Club y su título en lema del equipo.

Este himno ha sido clave en remontadas históricas del club, como lo fueron la final de Champions League en Estambul el año 2005 contra el A.C Milán y la reciente remontada en su estadio Anfield, en semifinales de Champions contra el F.C Barcelona, donde posteriormente ganan en la final.

Otras barras europeas, como la del Borussia Dortmund han versionado esta canción en las galerías de sus estadios, y hoy en día ha cobrado mayor importancia por ser parte de homenajea a trabajadores sanitarios que combaten el COVID 19.

Semifinales contra Barcelona 2019, en Inglaterra

3. Moliendo Café- José Manzo Perroni cantada por Hugo Blanco: Por impacto mundial, las barras latinoamericanas han sido las que levantan mayor expectación en el fútbol mundial, y en el año 2017, según Fox Sports, estudios hechos por especialistas sugieren que esta canción era la que tenía más versiones en las barras sudamericanas. La canción del año 1958 hecha por artistas de origen venezolano se destaca por sus acordes característicos, los que hicieron en gran parte la popularidad de la canción. En gran parte de Sudamérica fue popularizada por el cantante chileno Lucho Gatica y tuvo versiones en cantantes como Paco de Lucia, José Feliciano y Julio Iglesias.

La popularidad de la canción pasó a la galería y hay versiones muy características como la de “La número 12” (Boca Juniors) o “Los del Sur” (Atlético Nacional de Medellín), barra que la adaptó para homenajear a jugadores e hinchas fallecidos. Por trascendencia, fuera del continente esta canción ha sido versionada por barras españolas e incluso japonesas, se hizo muy populares imágenes de la barra del Marinos de Yokohama cantándola.

Boca Juniors, Argentina
Yokohama, Japón

4. Bad Moon Rising, Credence Clearwater Revival: La canción, de la banda norteamericana del año 1969, con tonos alegres destaca por su letra melancólica y apocalíptica en atención a la Guerra de Vietnam. La canción se popularizó en el mundial de 2014 llevado a cabo en Brasil porque la hinchada argentina se la cantaba a la selección brasileña con la conocida canción “brasilero decime que se siente”. En los estadios sudamericanos, fue escuchada en las barras de Boca Juniors el año 2013 para mofarse de River Plate por su descenso, quienes le devolvieron la mano el año 2018 cantándoles la versión de esa canción, tras ganarles la final de la Copa Libertadores en España. En nuestro país, la versión más relevante de la canción es la de “Los de Abajo” (Universidad de Chile) dedicada a sus rivales históricos de la Universidad Católica, “cuico dime que se siente”. La canción ha tenido versiones en varias barras europeas destacando especialmente la del Real Madrid (Ultras Sur), quienes cantaron una polémica versión con carácter supremacista racial denominada (indios decidme que se siente).

Boca Junior a River Plate, Argentina
River Plate a Boca Juniors, Argentina

5. Te quiero tanto- Sergio Denis: Esta canción, de carácter romántico compuesta y lanzada por el cantante argentino Sergio Denis ha sido considerada una de las más cantadas en las tribunas del mundo. Las hinchadas del Manchester United, Bayern Munich, Atlético de Madrid, Barcelona, versiones incluso, en el fútbol griego, tiene esta canción. En Chile hay una versión famosa de “Los de Abajo” (Universidad de Chile) “eso que dice la gente, que soy un borracho, que soy delincuente…”. Tras la muerte del cantante el año 2019 se hicieron innumerables notas de prensa argentina en donde se registra y se da cuenta de la popularidad de esta canción en el mundo del fútbol.

Universidad de Chile
A %d blogueros les gusta esto: