Desigualdad bomberil: 105 millones de diferencia

Foto: Agencia Uno

Pero no todo son aplausos y vítores ciudadanos. Como toda institución compuesta por personas, Bomberos de Chile no ha estado exento de polémicas. En 2017, por ejemplo, se conoció un caso de corrupción al interior de la compañía de Coronel, donde se cobraron más de $56 millones por apagar un incendio.

Sin embargo, estas son muestras de profundas desigualdades, falta de presupuesto y complejos estados financieros. La actividad bomberil, acorde a la mayoría de los voluntarios, es costosa por los trajes, los implementos y los vehículos. Un carro bomba podría llegar aproximadamente $300 millones. Sumándose a los cerca de dos millones que cuesta equipar a un voluntario, según cifras del sector.

Y si bien son enfáticos en mencionar su descontento con los proyectos de ley que proponen un sueldo base para los distintos voluntarios, no niegan que siempre han pedido un mayor apoyo económico desde el Estado y las municipalidades.

Eso sí, sin una intervención estatal mayor, ya que según sostienen la mejor forma de mantener a bomberos en pie es seguir independientes. “La gente dice que el Estado debería financiar a bomberos como lo hace con el Samu, que no entrega un mal servicio pero que le faltan recursos. ¿Tú crees que, si bomberos pasara a ser del Estado, tendría la misma capacidad de respuesta? Sería mucho más reducido”, sostiene Nicolás Vegas, voluntario de la 15º Compañía del CBS.

Es en los beneficios municipales donde se establecen las mayores diferencias entre comunas. Mientras cada año Las Condes entrega $108 millones al Cuerpo de Bombero de Santiago (CBS), la municipalidad de Maipú aporta con tres millones a las ocho compañías de la comuna.

Álvaro González, voluntario de la Cuarta Compañía de Maipú, sostiene que los aportes del municipio no son suficientes, “La municipalidad nos dio 200 millones este año que sirven con suerte para pagar la bencina y el resto lo costeamos todos nosotros”. Sin embargo, esta cifra se contradice con lo presentado en transparencia por la alcaldía de Maipú.

El CBS es el organismo bomberil más importante de la Región Metropolitana y aborda las comunas de Santiago, Recoleta, Independencia, Estación Central, Providencia, Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea y Renca. De esta forma, diez municipalidades financian las 22 compañías que lo componen.

El resto de las comunas tiene, dependiendo de su tamaño, un determinado número de bombas vinculadas, lo que ha causado grandes desigualdades en torno a bomberos.

Si bien la remuneración parece tener un rechazo casi transversal. González cree que sería bueno tener ciertos beneficios. “Me gustaría tener algún privilegio en salud. Algún tipo de previsión. Tenemos el seguro de la mutual, pero el trámite es muy engorroso, demanda mucho tiempo y papales, te tienen que acreditar y es una investigación no menor”, relata el voluntario. Sin embargo, para Vegas esto se volvería complejo, ya que “cabe la posibilidad de que gente se interese más por el beneficio que por lo que van a hacer por ayudar”.

Sebastián Sánchez cree que hablar de beneficios hoy, es subirse al carro de las demandas sociales, donde hoy no ve cabida para las solicitudes bomberiles. “Este no es el momento”, sentencia.

A %d blogueros les gusta esto: