José Antonio Kast se impone y pasa a segunda vuelta con Gabriel Boric

José Antonio Kast se impone y pasa a segunda vuelta con Gabriel Boric

El país dio un bandazo hacia la derecha con el triunfo de Kast y el avance de este sector en el Senado y la Cámara de Diputados, a las que entró el Partido Republicano. El resultado anticipa una segunda vuelta muy polarizada. Las divisiones de los opositores, que dedicaron buena parte de la campaña a atacarse entre sí, cobraron su precio en las urnas. Los partidos de la ex Concertación retrocedieron en parlamentarios, mientras se fortalecieron el Frente Amplio y el PC.

Por equipo Cooler

El domingo 19 de diciembre los chilenos irán a las urnas para elegir al nuevo presidente de la República entre los dos de siete postulantes que pasaron al ballotage: el republicano José Antonio Kast (27,91%), que consiguió 1.961.122 votos, 146.313 sufragios más que Gabriel Boric (25,83%, 1.814.809 votos), el líder de Apruebo Dignidad, la coalición del Frente Amplio y el Partido Comunista.

Los primeros apoyos a ambos contendores, situados en las antípodas del espectro político, comenzaron a delinearse en la noche del domingo, cuando todavía no terminaba el escrutinio de los votos. A pesar que la diferencia entre Kast y Boric es estrecha, de un 2,08%, la historia juega a favor del primero porque desde que existe el ballotage en el país, nunca ha ganado quien resultó segundo en primera vuelta.

En la derecha, la UDI entregó inmediatamente su respaldo a Kast, mientras que RN y Evópoli lo resolverán en sus instancias internas, aunque algunos de sus dirigentes y parlamentarios ya anticiparon que este se brindará. En la noche comenzaron las conversaciones de RN con Kast para lograr un nuevo programa. El candidato de la derecha, Sebastián Sichel, que tras imponerse en la primaria de la derecha ayer llegó cuarto con un 12,79%, dijo que conversará con Kast sobre temas programáticos con los que discrepa.

Ante sus adherentes, Kast llamó a sectores de derecha y de centro a apoyarlo en la segunda vuelta. Ofreció “trabajar para recuperar la paz, el orden, el progreso y la libertad” y planteó: “Queremos convocar a más chilenos, tenemos vocación de mayoría”.

En la oposición, entretanto, los presidentes del PS y PPD entregaron su apoyo sin condiciones a Boric para la segunda vuelta. La candidata Yasna Provoste, que resultó quinta en la elección con un 11,70%, llamó a “no permitir el avance del fascismo que representa Kast”, aunque condicionó su apoyo al candidato de Apruebo Dignidad a lo que “ocurra en las próximas horas”, mientras que la presidenta de la DC, Carmen Frei, convocó a una Junta Nacional Extraordinaria de su partido para resolver qué hacer en la segunda vuelta.

Boric habló a sus partidarios poco después de Kast. Hizo un llamado a los votantes de Provoste, Marco Enríquez-Ominami, y Eduardo Artes, los candidatos de centro e izquierda, cuyo apoyo necesita imperiosamente para descontar la ventaja del republicano. Incluso hizo guiños a los votantes de Franco Parisi, que resultó tercero en la presidencial. Planteó Boric que para ganar la segunda vuelta “tenemos que ser humildes y receptivos, jamás arrogantes y altaneros” y expresó su anhelo de que “la esperanza le gane al miedo”.

El tercer lugar que obtuvo el candidato Franco Parisi con un 12,80%, a pesar que fue anticipado por algunas encuestas, las cuales tuvieron un mejor desempeño que en otras oportunidades, sorprendió. Parisi solo realizó campaña de manera virtual y por redes sociales, desde Estados Unidos, donde reside. No puso nunca un pie en el país y, si lo hiciera, enfrentaría problemas judiciales por pensión de alimentos impaga. El Partido de la Gente, que el formó, logró asientos en el Parlamento por primera vez.

Quien gobierne a partir de marzo próximo, Kast o Boric, deberá negociar con un parlamento más fragmentado que el actual, y en que en el Senado habrá un empate a 25 votos entre la derecha y el centro e izquierda, y una cámara baja con una frágil ventaja de 3 votos para la actual oposición.

También resalta la irrupción de los independientes en ambas cámaras. En el Senado, resalta el triunfo fuera de pacto, como independiente y con la más alta votación individual en el país (402.078 votos), de Fabiola Campillai, la trabajadora de una fábrica de pastas que en 2019 perdió la visión de ambos ojos durante el estallido social, cuando un oficial de carabineros le disparó una bomba lacrimógena directamente a su rostro.

La participación en estos comicios llegó al 47,19% en estos comicios con voto voluntario. Esto implica una abstención más alta que en el plebiscito de 2020, aunque inferior a la que se registró en la elección de constituyentes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: