“Muerte digna”: Las claves del proyecto de eutanasia

“Muerte digna”: Las claves del proyecto de eutanasia

El abogado y activista de la eutanasia, Pablo Villar, explica el proyecto de ley “muerte digna” tras su sesión en el Senado. Se espera que la Comisión despache el proyecto dentro de las próximas semanas.

Por Catalina Torres

La Comisión de Salud discutió hoy el proyecto de eutanasia. La sesión contó con la participación del abogado litigante, Pablo Villar, y Cecilia Heyder, activista en favor de la muerte digna. Se esperaba que la Comisión votara en la sesión de hoy, pero, debido a la falta de tiempo, los invitados solo lograron presentar sus argumentos, postergando la votación para otro día.

Consultado más tarde al respecto, Villar destacó en varias ocasiones que la eutanasia es un proyecto “provida”, pues “lo que se busca entonces es una salida digna” para las personas que padecen enfermedades terminales. Posteriormente, aclaró que la eutanasia no se trata de una forma de suicidio. Desde su perspectiva, el suicidio es un evento traumático tanto para quien lo comete como para la familia. Por otro lado, la eutanasia es regulada, acompañada y “con amor”.

Otro factor importante respecto de la ley de eutanasia que destacó Villar es el rol del Estado. La finalidad de este proyecto, de acuerdo con el abogado, “es que el Estado pueda constituir una red de apoyo y de acompañamiento a las personas que se encuentran sufriendo una enfermedad que médica y legalmente se acredite que se encuentra terminal”. Aunque especificó que existe una diferencia con el suicidio asistido, el cual también es prohibido por ley. “(El) Código Penal busca sancionar a una persona común y corriente que efectúe esto sin saber qué motivaciones tiene esta persona. (La eutanasia) se hace a través de un procedimiento médico estándar en condiciones de dignidad”, agregó Villar.

El proyecto, presentado por Vlado Mirosevic, del Partido Liberal de Chile, pasó en primer lugar por la Cámara de Diputados, donde se aprobó la asistencia médica para morir y la prescripción y dispensación de una sustancia que el paciente haya requerido para autoadministrar, ambos bajo la supervisión de un profesional de la salud. Por otro lado, la “dolencia psíquica” se eliminó como causar para optar a la eutanasia. El proyecto establece que debe tratarse de una “enfermedad que ocasiona sufrimientos físicos o mentales persistentes e intolerables”.

Otros requisitos propuestos en el proyecto son el diagnóstico de dos médicos diferentes de la enfermedad o dolencia, ser mayor de edad y estar consciente y en pleno uso de sus facultades al momento de tomar la decisión. Este último punto deberá ser certificado por un especialista. Además, el paciente que solicita la asistencia médica estará obligado a designar al menos una persona de confianza, mayor de edad, para comunicar su voluntad al equipo médico, el cual tendrá derecho a la objeción de consciencia.

Se espera que la Comisión de Salud vote el proyecto durante la próxima sesión el martes 7 de septiembre y que pase al Senado para su revisión en particular dentro de las próximas semanas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: