Lo que viene: cómo funcionará la Convención Constitucional

Lo que viene: cómo funcionará la Convención Constitucional

La instalación, creación del reglamento, plazos y votación son algunos de los pasos por los que deberá pasar el nuevo órgano para presentar la propuesta del nuevo texto constitucional en un máximo de 12 meses. 

Por Fernanda Ávila y Sara Sorza. 

Ya están elegidos los 155 representantes de la Convención Constitucional, que se dividen en 55 independientes, 37 de Chile Vamos, 28 del pacto Apruebo Dignidad (PC y Frente Amplio), 25 de Lista del Apruebo (DC, PS, PPD, PR, PRO y Ciudadanos) y 17 representantes indígenas. De esta manera, la derecha no alcanza a tener un tercio para vetar las propuestas que surjan.

La nueva Carta Magna deberá ser aprobada en un plebiscito de salida con voto obligatorio, que se espera sea en el segundo semestre del 2022. Para llegar a ese momento, el nuevo órgano tendrá que pasar por distintas etapas que te explicamos a continuación: 

Paso 1: Instalación e inicio de funciones 

La Ley 21.200 establece que, en un plazo de 30 días después de las elecciones, el Presidente de la República deberá convocar a la primera sesión de instalación en el Palacio Pereira, lugar designado como sede de funcionamiento de la convención. 

En cuanto a la forma de funcionamiento del nuevo órgano, la abogada constitucionalista Leslie Sánchez, explicó que “Esta Convención Constitucional tiene plena autonomía de funcionamiento, entonces están establecidos ciertos parámetros muy generales”, como por ejemplo, que en aquella primera reunión deberán elegir por mayoría absoluta (50% + 1 de los integrantes en ejercicio) a un presidente y vicepresidente. 

Para Sánchez, la posibilidad de organizarse internamente “es muy correcta porque el poder constituyente representado en esta Convención debe tener esa autonomía, debe poder decidir su forma de funcionamiento y las direcciones que va a tomar, esa es una de las grandes virtudes de los órganos constitucionales”, dijo.  

Paso 2: Reglamento y Secretaría Técnica 

Dentro de esas funciones iniciales -aunque no hay una fecha límite para esto- también está establecer el Reglamento de la Convención. En ese documento deberán dejar claro la manera en que discutirán y votarán, así como los mecanismos de participación ciudadana y de probidad y transparencia. 

“Debiese existir un funcionamiento muy similar al Congreso Nacional y debieran sesionar por comisiones especializadas por área y, a su vez, sesiones conjuntas donde estén todos los miembros”, comentó la abogada. 

La legislación indica que también se conformará una secretaría técnica que estará integrada por personas con idoneidad académica o profesional. 

Paso 3: Discusión y votación 

Una vez estipuladas las reglas de funcionamiento, llegará el momento de discutir y aprobar o rechazar los artículos de la Carta Magna. “Lo que quedó establecido es que tanto las normas que van a estar conformando el documento constitucional, como el mismo reglamento, deben ser aprobados por 2/3 de los miembros en ejercicio”, explicó Sánchez. 

El texto final de la nueva Constitución, según lo reglamentado en la Ley 21.200,  “deberá respetar el carácter de República del Estado de Chile, su régimen democrático, las sentencias judiciales firmes y ejecutoriadas y los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes”. 

Paso 4: Presentación de la propuesta y plebiscito

Para redactar el texto, la convención tiene un plazo de nueve meses que podrá tener una prórroga única de tres meses. Una vez cumplido el plazo, el documento debe ser presentado al Presidente de la República quien deberá convocar a un plebiscito de salida para que la ciudadanía apruebe o rechace la propuesta.

En esa instancia, que deberá ocurrir sesenta días después de que el Presidente reciba el texto, el voto será obligatorio y quienes no asistan a sufragar se arriesgan a multas entre  0,5 a 3 unidades tributarias mensuales. 

De ser aprobado el escrito, el Congreso Pleno y el mandatario promulgarán, jurarán o prometerán respetar y acatar la Nueva Constitución y posteriormente se publicará en el Diario Oficial y entrará en vigencia, quedando derogada la actual Constitución Política.

En caso de rechazarse la propuesta realizada por la Convención Constitucional, continuará en vigor la presente Carta Fundamental.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: