El deporte de un solo uso

El deporte de un solo uso

Por Equipo Sociedad

“Veamos si este cuerpo no está oxidado y puede despertar”. Estas fueron las últimas palabras que escribió, en su cuenta de Facebook, el galardonado ciclista Cristopher Mansilla, unos días antes de fallecer a los 30 años, producto de una trombosis pulmonar derivada del COVID-19.

Muchas fueron las reacciones de sus seguidores, incluso de la actual ministra del Deporte, Cecilia Pérez, le envió su pésame a través de su cuenta de Twitter, el cual concluye con “Lo recordaremos por siempre con mucho cariño”. La pregunta es: ¿lo haremos?

Es triste siquiera cuestionarse esta realidad, pero los deportistas en Chile sufren de una perennidad prácticamente instantánea, producto de la poca visibilidad y seguimiento que se les da, relación directa con los recursos que tanto carecen los deportes que no son populares.

Un ejemplo es el del gimnasta olímpico Tomás González, quien manifestó, en reiteradas ocasiones, que no tiene apoyo y estar en “abandono total”. Lo mismo siente Benjamín Cisternas, karateca, que frente a la situación del deporte en el país expresó: “Ser deportista de alto rendimiento en Chile es un problema, ya que no hay apoyo del sector público ni privado”.

Parece ser que la alegría en el deporte se manifiesta únicamente con el fútbol como una constante. Se suele poner en la mira a los deportistas cuando traen logros, de lo contrario, nos acordamos de ellos cuando es muy tarde.

La culpa no es solo de las instituciones y los gobiernos que solo se alimentan y vanaglorian de los triunfos. También es nuestra por apoyarlos pasajeramente y olvidarnos de ellos como si fueran artículos de un solo uso.

Los medios son tan o más culpables de esta situación. La explotación en conjunto de las victorias se estruja para el provecho de los auspiciadores y moda del momento, cosa que a largo plazo los destruye, ya que es un acompañamiento pasajero. Es decir, cuando las cámaras se apagan, los auspiciadores (que llegaron muchas veces por el magnetismo de los medios) dejarán abandonados a los deportistas, que muchas veces se sostienen a base de estos fondos privados para poder surgir a nivel internacional.

La visibilidad es, en este caso, un sinónimo de apoyo necesario para no olvidar a nuestros deportistas que no solo se desgastan para ellos, sino que para posicionar y enorgullecer a Chile. Urge una visibilidad constante y no momentánea para quienes pueden servir de gran inspiración para las futuras generaciones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: