Los contrastes de la pandemia en el mundo

Los contrastes de la pandemia en el mundo

Mientras Australia tiene meses sin un fallecido por Covid-19, India lidera los contagios diarios a nivel mundial y superó las 200.000 muertes. En tanto, Israel está primero en la inoculación con el 50% de la población vacunada y EE.UU., pese a sus altas cifras de contagios, flexibiliza el uso de mascarillas en espacios abiertos.

Por: Miranda Aspee y María Eugenia Soto

India

El segundo país más poblado del mundo está siendo duramente golpeado por el alza de contagios y muertes en los últimos días. 

India batió el récord mundial de infectados por Covid-19: en un solo día registró más de 360.000 nuevos contagios, mientras que los fallecidos producto de la pandemia son más de 200.000 personas.

Créditos: Reuters

El país asiático tiene más de 1.300 millones de habitantes, de los cuales 150 millones han sido inoculados. 

La alta propagación del virus provocó que los hospitales y recintos de salud se desborden y no tengan capacidad para atender a todos los contagiados. La gran demanda originó un déficit de camas, medicamentos y oxígeno.

¿Por qué llegaron a estos números? 

India ha registrado una fuerte alza de casos el último mes, debido a las pocas restricciones sanitarias que existen en el territorio. Un ejemplo de esto es el Daliwi, reconocida celebración hindú, también llamada “Festival de las Luces”, que se realizó en diferentes regiones del país, y convoca a millones de asistentes. 

Otro factor fundamental en la propagación del virus es la variante india, que se cree podría ser más contagiosa y resistente a algunas vacunas. Además, los expertos están analizando si tiene una doble mutación. 

El infectólogo del Hospital Barros Luco, Ignacio Silva, asegura que tres factores azotan a India: “En primer lugar, se levantaron y disminuyeron algunas restricciones preventivas. En segundo lugar, es un país con un importante hacinamiento y al mismo tiempo gran movilidad de las personas, lo que significa un gran riesgo de contagios.  Y en tercer lugar, por la variante que se identificó y se está estudiando, aunque todavía es preliminar y hay que confirmarlo”.

Fuente: La República 

Israel

En un panorama oscuro es una luz de esperanza en materia de Covid. Israel alcanzó la anhelada inmunidad de rebaño. Hace más de una semana llevar mascarillas en la calle no es una obligación para los israelitas. 

La cifra más baja de contagios se registró el sábado 24 de abril con solo 34 infectados en un día, el menor número constatado en un año, según confirmó el Ministerio de Sanidad de Israel. 

Actualmente, el país ubicado en el Mediterráneo, tiene cerca de 1.800 casos activos en el total de su población —sobre nueve millones de habitantes— y solo 153 personas están en condición grave.

Israel es el país que ha inoculado más rápido al 50% de sus ciudadanos. Según cifras oficiales, cinco de cada diez personas están completamente vacunadas, es decir, han pasado un intervalo de dos semanas luego de recibir la segunda dosis.  

“Algunas de las vacunas son sumamente efectivas, sobre todo para evitar los casos graves y algunas, incluso, para prevenir el contagio”, dijo a Cooler el infectólogo del Hospital Barros Luco, pero también reafirma que no está de acuerdo con levantar las medidas en algunas regiones. 

El país de Medio Oriente no estuvo exento de restricciones. Debió realizar tres cuarentenas y en la última el número de contagios superó los 3.000 casos por día. Para prevenir que siguiera en aumento la curva de infectados, las autoridades israelíes decidieron: limitar el movimiento, clausurar el comercio no esencial, cerrar las fronteras y otorgar confinamiento obligatorio a cualquier israelita o residente que entrara al país.

Fuente: La República. 

Estados Unidos 

La potencia mundial que hace menos de un año sucumbía por la pandemia, ahora se libera de las mascarillas. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos anunciaron una nueva medida: quienes cuenten con las dos dosis de las vacunas podrán estar en espacios abiertos sin usar tapabocas.  

La sugerencia fue utilizar el barbijo cuando no se pudiera mantener una distancia mínima de 1,80 metros. Sin embargo, esta medida no exime el uso de mascarilla en eventos de mayor asistencia de público, como conciertos o espectáculos deportivos con más afluencia.  

Estados como California, Texas y Florida lideran las tasas de contagios, en un país que desde el inicio de la pandemia suma 570.000 muertes. 

El escenario es complejo de analizar. Si bien EE.UU. tiene 51.938 nuevos casos diarios, las cifras han disminuido y más del 53% de la población se encuentra inoculada con al menos una dosis.

Según constata la BBC, el gobierno del presidente Joe Biden, anunció que se donarán 60 millones de vacunas a otros países. Si bien no se especifica aún quiénes serán beneficiados por este excedente, se conoce que esta decisión es debido a que la vacuna fabricada por AstraZeneca no está aprobada en EE.UU. 

Mohamed Al Ghamdi, un saudita residente en Nueva York hace ocho años, plantea que la medida propuesta por el gobierno estadounidense será un beneficio para la población: “Gracias a estas nuevas normas más gente querrá vacunarse para poder salir a un parque sin mascarilla. Es una oportunidad para alentar a las personas que son reticentes ante la ciencia”.

Mientras Mohammed lo ve de manera positiva, el periodista Alexis Paiva cuenta desde Portland, Oregón, que antes de la medida, ya era usual observar en las calles personas sin mascarilla. A su parecer, los beneficios son menores frente a las consecuencias terribles que podría traer. “No es una buena medida porque es difícil distinguir quiénes se vacunaron y quiénes no”. 

“En algunos sectores hay grupos que no creen en las instituciones, son más propensos a las fake news, piensan que no se van a contagiar. Entonces lo que se diga a nivel normativo no les va a importar, es una medida sin sentido”, afirma Paiva. 

Fuente: La República 

Australia

Parques repletos, gente en las calles y conciertos masivos. Así es la vida en Australia, el país que no registra ni una muerte por Covid-19 desde el 13 de octubre de 2020.  

El uso de mascarilla no es obligatorio, salvo en el transporte público. 

La clave, según los expertos, fue cerrar las fronteras, ya que se venció a la pandemia incluso antes de la vacunación.  

Créditos: Reuters

Pese a que el peak de fallecimientos asociados a coronavirus —de 59 muertes por día— fue hace más de seis meses, el ministro de Salud australiano, Greg Hunt, según consignó La Tercera, anunció la extensión del cierre de fronteras, por lo menos, hasta junio de este año. “La situación en el extranjero por el Covid-19 sigue implicando un riesgo inadmisible para la salud pública en Australia, sobre todo ante la emergencia de variantes más contagiosas”, aseguró. 

Daniel Oliveira, un brasileño que reside en Sidney hace tres años, dice que “en la ciudad hay distintos puntos donde se encuentran pantallas para registrarse, así el gobierno mantiene un seguimiento en caso de que te contagies”. De esta misma forma, se permite notificar a los usuarios. 

Australia suma 910 muertes desde el inicio de la pandemia, cifras que contrastan con India, que supera las 200.000 muertes por Covid-19.    

Pese a que los australianos comenzaron el proceso de vacunación la última semana de febrero de 2021, solo un 0,6% de la población total se encuentra inoculada.

El gobierno de Scott Morrison, tenía como objetivo vacunar al total de su población a fin de año. Sin embargo, las dosis administradas de AstraZeneca y Pfizer forman parte de una campaña que se ralentizó, debido a bloqueos comerciales en Europa.

Fuente: La República 

¿Cuál ejemplo sirve para Chile? 

Catalina Fagalde, enfermera de la ex Posta Central, considera que Australia es el ejemplo a seguir: “El cierre de fronteras es la medida más efectiva y eso se ha comprobado en países que no mantienen grandes focos activos como Nueva Zelanda o Australia”. 

Señala que “casos como los de EE.UU. son los que preocupan” , ya que desde su perspectiva como personal del área de la salud, enfatiza en que la efectividad de la vacuna es solo un 80% como máximo. ”El estar vacunado solo previene que vayas a necesitar una cama UCI, quizás una hospitalización, pero no evita el contagio, ni que contagies al resto”. 

Fagalde considera que no sería una buena medida si se llegase a aplicar en Chile la medida de permitir la circulación sin barbijo, “al menos hasta que la pandemia mitigue drásticamente”. Además, advierte que “una persona asintomática, que no sabe que está contagiada y sin mascarilla, con solo tocar un objeto está propagando el virus. Eso puede contagiar a alguien que no está inoculado y esa persona sí podría necesitar hospitalización”.

El infectólogo Ignacio Silva, al igual que Fagalde, considera que no se debería ni siquiera plantear la opción de levantar las medidas restrictivas para no “transmitir una falsa sensación de seguridad a la ciudadanía”. Cree que se tiene que tomar en cuenta que “tenemos una tasa de circulación viral, contagios y de positividad altísima, por mucho que se haya visto una estabilización, levantar las medidas restrictivas sería un despropósito”.

Fuente: La República 

Casos totales a nivel mundial 

Fuente: The New Times

*Los datos de contagio y muerte por Covid-19 fueron obtenidos de la Universidad Johns Hopkins y La República; están actualizados hasta el cierre de esta nota el 27 de abril, 2020.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: