Fin de una era: Raúl Castro deja el mando del Partido Comunista Cubano

Fin de una era: Raúl Castro deja el mando del Partido Comunista Cubano

El hermano menor de Fidel le pasó la jineta al actual presidente Manuel Díaz-Canel para que dirija el único partido político legal que existe en la isla. 

Por María Eugenia Soto

Desde sus casas miles de cubanos vieron como en el apellido Castro se esfumaba de las filas del Partido Comunista. En el Palacio de Convenciones de La Habana, Raúl Castro concretó la promesa que hizo hace tres años: renunciar a la jefatura del Partido Comunista de Cuba (PCC). 

A los 89 años el exmandatario entregó su puesto, luego de haber estado casi cinco años a la cabeza del único partido legal cubano, a Manuel Díaz-Canel—quien ya lo había sucedido en la presidencia hace tres años— durante el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba. 

El cambio de mando marca un precedente. Por primera vez en seis décadas no habrá ningún miembro de la familia Castro en la cúpula del poder. Uno de los nuevos integrantes de las filas del PCC es el exyerno de Raúl Castro, Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, quien toma el cargo de jefe de la Gaesa, conglomerado militar que controla los activos económicos más importantes de la isla. 

El futuro de cuba 

La salida de los Castro no ha generado grandes cambios para Cuba, porque si bien ya no hay ninguno en la esfera política pública, Raúl sigue dirigiendo por detrás las actividades y decisiones que se toman en el territorio. 

Tras ser nombrado primer secretario del PCC, Díaz-Canel aseguró que le seguirá preguntando al extimonel sobre las decisiones estratégicas que más convengan a su nación. 

“Cuando Díaz-Canel no siga, será un hijo o nieto de Raúl quien asumirá, al estilo de Corea del Norte. Pensar que va a haber una apertura económica en Cuba es soñar, desgraciadamente el país va para peor y no para mejor”, planteó el exembajador y analista internacional de la Universidad Central, Samuel Fernández. 

Para Conrado Gómez, cubano radicado en Chile, que el menor de los Castro se haya ido de la alta esfera del Partido Comunista son palabras simplemente vacías. “Quien manda hoy en Cuba es Fidel Castro, a pesar de que esté muerto”, dice Gómez. 

 Golpe económico 

La isla ha sido afectada con rudeza por la pandemia. La economía se contrajo un 11% en 2020 según cifras del gobierno cubano. El mayor ingreso económico que recibe el país caribeño es el turismo y que el mundo se haya paralizado producto del coronavirus no le favoreció. Se generó un “turismo sin turismo. Existe apertura en Cuba, pero el problema no es ese, sino que los otros países les han puesto barreras a sus ciudadanos para poder viajar”, dijo Fernández. 

La contracción económica afectó directamente a las familias de la isla, que deben hacer largas filas para abastecerse de productos básicos, donde en muchos lugares incluso escasean estos insumos. 

La experiencia en primera persona 

Conrado Gómez es un ingeniero industrial radicado en Chile, que cuando joven creía férreamente en el comunismo. Incluso declara que él era más comunista que el propio Fidel Castro y estaba completamente convencido por el líder revolucionario. Comenta que este sentir se debía a su familia, pero también en gran parte porque solo conocía una versión de la historia. Para él, el cuarto poder es el informativo y si se tiene, se puede manejar las masas, así es como lo hacía Cuba.

“El pueblo cubano más que ser un país comunista o revolucionario siempre ha sido fidelista”, asegura el Ingeniero Industrial. 

Según Gómez, en Cuba siguen mandando Raúl y Fidel Castro —a pesar de que este último esté muerto— mientras que Díaz-Canel es solo una fachada: “Él no manda, está ahí porque le dijeron simplemente que tenía que tomar ese puesto”, indica.. 

Hay que esperar que Raúl Castro fallezca para saber recién cómo se comportarán las fuerzas armadas en conjunto al actual presidente, y si seguirán con el legado castrista o harán cambios radicales en la isla.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: