Anticonceptivos: la tecnología complicó las cosas

Anticonceptivos: la tecnología complicó las cosas

La controversia por la supuesta nueva normativa del ISP de exigir receta médica al comprar estas pastillas generó críticas y preocupación en matronas, usuarias y ginecólogas, que se preguntan: ¿Debería ser requisito un papel que acredite el uso del fármaco o de venta libre?

Por Matías Boettcher

Tras una serie de denuncias por parte de usuarias de pastillas anticonceptivas, quienes reclamaron porque se les exigió receta para comprar el medicamento, el hecho se transformó en tendencia en redes sociales, donde parlamentarias y la Agrupación de Ginecólogas de Chile reprobaron la presunta nueva medida del Instituto de Salud Pública (ISP).

Parlamentarias de distintos partidos como Camila Vallejos, Catalina Pérez y Marcela Sabat criticaron por Twitter la medida, que vulnera los derechos sexuales y reproductivos de la mujer al controlar de esta manera la compra de pastillas anticonceptivas.

La ministra de la Mujer, Mónica Zalaquett, salió al paso de la polémica y dijo que realizarían gestiones para que el ISP revierta de la manera más rápida esta disposición, dado que, según la propia jefa de cartera, esta situación vulnera a miles de mujeres que ya enfrentan situaciones complejas por la pandemia.

Frente a esto, el ISP a través de un comunicado en su sitio web, aseguró que no se ha emitido ninguna normativa diferente a las que ya existen en el Código Sanitario y ofició a los representantes de las farmacias para que sean flexibles al vender esta clase de medicamentos, pidiendo que no se obligue la presentación de una receta médica.

El delivery lo enredó todo

Esta confusión tuvo su origen en la venta de pastillas anticonceptivas a través de aplicaciones de delivery, donde se exigía la receta médica para realizar la compra. Frente a esto, la química farmacéutica Carola Alvarado afirmó que la solicitud de un documento a través de las plataformas es una medida necesaria, puesto que funciona como filtro al momento de vender a través de un tercero un medicamento tan importante como este.

Carola Alvarado, química farmacéutica

La especialista aseguró que toda esta polémica tiene su origen en el sistema de venta de delivery, recalcando que esta situación provocó un ataque injusto al gremio farmacéutico, que no es culpable de ningún cambio.

Carola Alvarado, química farmacéutica
Dadas las cuarentenas en la gran mayoría de las comunas del país, la posibilidad de comprar directamente en las farmacias es baja. Créditos: redacciona.cl

Carola Alvarado recalcó que lleva más de 15 años trabajando en farmacia y jamás se ha vendido con receta médica esta clase de fármacos de manera presencial: “Te puedo decir que toda la vida se han vendido anticonceptivos sin receta, a pesar de que la condición de venta dice que es con presentación de esta, pero asimismo el 95% de las cajas que tenemos en la farmacia dice que tú debes presentar una receta para vender un medicamento lo cual obviamente no se hace, excepto casos puntuales que tienen un tema legal de por medio”, puntualizó. 

Frente a esta situación, considera que no se puede rechazar la venta de un anticonceptivo, como tampoco negar un tratamiento crónico, por ejemplo, ya que si el cliente está seguro de lo que toma no se puede poner filtro para una terapia farmacológica.

Esto no es nada nuevo

Camila Mena, matrona del Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Rahue Alto, en Osorno, dijo que pedir una receta médica adjunta al momento de comprar a través de esta clase de aplicaciones, siempre ha sido así y, debido a las condiciones sanitarias actuales, esto generó un problema, ya que subió la demanda de compra por estos medios.

Camila Mena, matrona

Frente al tema de la prescripción de los métodos anticonceptivos, la matrona es enfática en la exigencia de un documento: “Los anticonceptivos tienen que ser prescritos por un profesional competente, porque es un medicamento que tiene criterios de elegibilidad para que cada persona ocupe el correcto, dado que tienen efectos secundarios y adversos que pueden llevar incluso a la muerte. Es por esto que son bajo receta médica”, recalcó la profesional.

En tanto, el Instituto de Salud Pública (ISP) espera que la situación se normalice y a su vez se logre una correcta y expedita entrega de estos medicamentos, para así facilitar la obtención de estos fármacos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: