El tercer 10% es ¿el vencido?

El tercer 10% es ¿el vencido?

Incierto es el panorama para la nueva iniciativa de retiro de fondos de las AFP que gana más adeptos, pero tiene la amenaza del gobierno de acudir al Tribunal Constitucional.

Por: Fernanda Aros

Para revisar cinco de los seis proyectos relacionados al tercer retiro de fondos previsionales, la Cámara de Diputados y Diputadas se reunió este miércoles, con opiniones divididas y sin certeza sobre el futuro de la iniciativa. Si bien se llegó a un acuerdo en los dos retiros previos, esta tercera instancia tiene al oficialismo y la oposición divididos, pero con un punto en común: gran parte de la población se está quedando sin dinero para hoy y su vejez y las ayudas gubernamentales son criticadas porque no llegan a todos y tienen requisitos.

Antecedentes y distinciones del proyecto

Anteriormente, el 24 de marzo se tomó la decisión de juntar tres de las cinco mociones acerca de artículos transitorios en el proyecto, presentados por los diputados Pamela Jiles, Jaime Mulet y Karim Bianchi. Para ser aprobadas, se necesita un quórum de tres quintos.

Algunos de los puntos nuevos que se agregaron, propuestos por Bianchi, son que se incluirá en este retiro a cotizantes y pensionados tanto del nuevo como del antiguo sistema de pensiones y que, además, se les entregará la opción de retirar un porcentaje de los fondos acumulados en su cuenta individual y adelantar el pago de sus rentas o recibir un bono de $500 mil.

El parlamentario Mulet concuerda con los puntos que plantea Jiles, pero agrega que las personas con rentas vitalicias también puedan retirar sus fondos, agregando un bono de reconocimiento entregado por el Estado, con el fin de que este se haga cargo de reponer el dinero utilizado.

Las otras dos mociones, propuestas por un grupo de diputadas y diputados del Partido Por la Democracia (PPD), se fusionaron y necesitan un quórum de dos quintos para aprobarlas. La primera busca modificar el artículo 19 de la Constitución y la segunda retirar hasta $4,4 millones de los ahorros previsionales.

Diputada Pamela Jiles. Crédito: En Cancha.

Opiniones cruzadas

Es evidente que los chilenos, debido a las cuarentenas, la crisis de empleabilidad y el aumento del desempleo necesitan ayuda monetaria. No obstante, el tercer retiro se presenta como el ángel para un final, puesto que resulta necesario para muchos, pero también, de concretarse, los condenaría a perder los ahorros para financiar su vejez.

Para Marco Kremerman, economista de la Fundación Sol, el retiro no representa una buena política: “No es correcto, no es justo que los trabajadores y trabajadoras, en una crisis profunda como la que estamos viviendo, tengan que recurrir a sus ahorros previsionales para poder sortear la crisis. Sin embargo, es una discusión legítima, porque lamentablemente el gobierno ha llegado tarde y con montos insuficientes”.

“Lamentablemente se hace un debate legítimo y mientras el gobierno no cree una renta básica suficiente y de carácter casi universal o prácticamente universal, este proyecto va a seguir avanzando, más allá de sus problemas potenciales constitucionales”, continúa.

Por otro lado, desde el mismo Congreso, la diputada del Partido Comunista, Carmen Hertz, opina respecto al sistema de pensiones que “todos los intentos de seguir manteniendo el sistema de las AFP, del ahorro forzoso, de la apropiación del salario de los trabajadores para fondos empresariales, debe ser rechazado”.

Esta parlamentaria enfatiza en que “esta reforma previsional, no toca en nada el modelo, son todos maquillajes y cosméticos que no tienen impacto alguno en las pensiones miserables que hoy reciben los jubilados”.

Cecilia Cifuentes, economista y directora ejecutiva en ESE Business School Chile, considera que el tercer retiro “es la peor política pública que se ha hecho en Chile en los últimos 47 años”. La experta indica que esta medida no ayuda a los que realmente la necesitan, puesto que solo permite sacar fondos quienes los tienen. Considera, además, que a consecuencia del primer y segundo retiro, las personas que más ayuda económica requieren, carecen de fondos previsionales a los que recurrir.

Para Ramón Barros, diputado y miembro del Partido Unión Demócrata Independiente (UDI), opina que el sistema de pensiones en Chile es exitoso, pero bajo determinados parámetros que se fijaron en el decreto de ley 3.500. Sin embargo, plantea: “Pese a que la administración ha sido muy eficiente, las pensiones no han sido lo esperado, producto de varios factores que han ido cambiando en el tiempo y que determinan que ello ocurra”.

Entre estos factores, opina que la cotización de un 10% es muy baja y con esta más el aumento de la expectativa de vida de las personas, se genera muy poco ahorro que pretende financiar muchos años. También, añade que muchas personas independientes, que solo generan boletas, cotizan muy poco, lo que se junta con diferentes problemas económicos mundiales que han golpeado a los trabajadores.

“El primer y el segundo retiro significó que cerca de tres millones de ahorrantes quedaran con saldo cero en su AFP. De aprobarse el tercer retiro, nos vamos a encaminar a que cerca de 4 millones y medio de ahorrantes, van a quedar con saldo vero. Esto supera el 40% de todos los ahorrantes”, concluye.

Qué queda para los chilenos

La situación de las personas a nivel país con respecto a las AFP es que cerca de 7 millones de chilenos afiliados a este sistema aún podrían retirar cerca de $1 millón de pesos o más de su cuenta de ahorros.

Pero también existen tres millones de personas que ya no cuentan con saldo, debido a anteriores retiros o porque poseen menos de $100 mil pesos. Estos datos entregados por Marco Kremerman, representan cifras para reflexionar frente a los dichos del Presidente Sebastián Piñera.

“Uno esperaría, aún, una leve esperanza, de que el gobierno implemente una renta básica universal de emergencia y un monto suficiente que permita a los hogares hacer cuarentenas reales”, finaliza el economista

Qué queda para los chilenos

La situación de las personas a nivel país con respecto a las AFP es que cerca de 7 millones de chilenos afiliados a este sistema aún podrían retirar cerca de $1 millón de pesos o más de su cuenta de ahorros.

Pero por otro lado, existen 3 millones de personas que ya no cuentan con saldo, debido a anteriores retiros o porque poseen menos de $100 mil pesos. Estos datos entregados por Marco Kremerman, representan cifras para reflexionar frente a los dichos erróneos del Presidente Sebastián Piñera.

“Uno esperaría, aún, una leve esperanza, de que el gobierno implemente una renta básica universal de emergencia y un monto suficiente que permita a los hogares hacer cuarentenas reales”, finaliza el economista.

Crédito: T13

La esperada toma de decisiones

El proyecto de ley se concretará una vez que los dos grupos de proyectos sean revisados y votados, en lo posible esta semana. Después de la actividad distrital de los parlamentarios, la semana del 19 de abril podrán revisar de manera detallada y particular el proyecto.

Así, la votación final en la Cámara sería a fin de abril y después pasaría a manos del Senado para definir si se hará ley.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: