Crece el desempleo ante segunda ola de COVID-19

Crece el desempleo ante segunda ola de COVID-19

 La crisis de la pandemia en Chile tiene síntomas claros: los trabajadores informales se redujeron en un 17,3%, en tanto, el desempleo nacional aumentó a 2 dígitos y todavía no cae.

 Por Josefa Alfaro

Desde que comenzó la pandemia por Covid-19, hace un año y un mes, han sido tiempos difíciles para las personas que perdieron sus trabajos. Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) durante el trimestre diciembre 2020- febrero 2021, la tasa de desempleo nacional fue de un 10,3%.

El aumento es de 2,5 puntos porcentuales en un año, influido por empleadores de sectores como el comercio, alojamiento, servicios de comida y hogares. Además, el documento detalló que la tasa de ocupación informal se situó en un 26,5%, esto es, uno de cada cuatro trabajadores, aunque el indicador tuvo una disminución de 2,3 puntos porcentuales en relación al último trimestre de 2020 (27%). 

Respecto a la tasa de desempleo, el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, planteó: “No vamos a tener reactivación laboral y económica completa mientras no tengamos recuperación sanitaria. Por eso es tan importante el respeto de las cuarentenas, el plan de subsidios y apoyo al empleo del gobierno”.

La autoridad destacó que, por primera vez en varios meses, la creación de empleo formal superó levemente al empleo informal, porque el primero no solo supone un contrato de trabajo, sino también tener acceso a seguridad social, cotizaciones para pensiones, salud, accidentes laborales, enfermedades, así como cotización para el seguro de cesantía.

Cae la informalidad

La evolución del desempleo se observa con nitidez al comparar la situación actual y la de hace un año. Según explica la economista María Cecilia Cifuentes, “hay que analizarlo desde los peores meses de la crisis sanitaria, que fue a mediados del año pasado. Hoy aún falta que se recupere una parte importante de los empleos perdidos”.

En cuanto a la tasa de informalidad de un 26,5%, se aprecia una caída respecto de 2020. Cifuentes dice: “Si se compara con el periodo anterior a la pandemia, la tasa de ocupación informal era mucho más alta que la de hoy como fue desde el estallido social. Sin embargo, su disminución hoy no significa que sea algo positivo, lo cual se debe a la gran baja de tasa de ocupación, que sigue afectando a trabajadores y trabajadoras del país. Esto nos debe preocupar”.

La académica de la Universidad de los Andes explicó que, si bien se creyó que era algo negativo, hoy no se puede descartar que la urgencia radica en recuperar empleos para las personas a toda costa: “Claro que es deseable que se recupere la ocupación formal principalmente, pero también necesitamos a aquellas personas que continúan en trabajos informales. Es mejor que nada”.

Cornershop: Una solución del empleo informal

Si bien la ocupación informal se redujo en un 17,3%, los empleos informales prosiguen. Una de las principales opciones que se ha abierto es el servicio de delivery. Los empleos en actividades de este tipo permiten ingresos extras a quienes se desempeñan en entregas de paquetes o despachos de comida.

Tal es el caso de Vicente Canales, un estudiante universitario que trabaja en la plataforma Cornershop por las flexibilidades que le entrega para acomodarse según su disponibilidad de horarios. Canales gana entre $20.000 y $25.000 diarios si trabaja entre cuatro a seis horas.

“Creo que es mi gran apoyo económico porque por temas de cuarentena y universidad no tengo otra forma de generar ingresos”, dice Canales.

Los repartidores tienen permisos especiales para realizar delivery durante la pandemia, un punto favorable para personas que necesitan trabajar en cuarentena. También es el caso de Daniel Ulloa, repartidor de Cornershop que dispone de una motocicleta si necesita movilizarse a sectores más lejanos. Ulloa aseguró que es una buena opción para quienes necesiten dinero.

Al menos, tenían esta posibilidad hasta los anuncios de nuevas restricciones para enfrentar la pandemia que estableció el Ministerio de Salud el jueves 1 de abril.

Mujeres desempleadas

Una de las cifras del INE que más llamó la atención fue la diferencia entre la tasa de desocupación de mujeres, que se situó en un 11%, mientras que la de los hombres en un 9,8% en un año.

La economista Cifuentes explicó que lo grave de ahora en el trimestre diciembre-febrero, fue que el desempleo femenino aumentó más que el masculino, e incluso, la ocupación femenina cayó más que la tasa de ocupación de los hombres. “Muchas personas dejaron simplemente de buscar trabajo y no están reflejadas en las tasas de desempleo”, añadió.

Asimismo, la directora ejecutiva del Centro de Estudios Financieros en ESE Business School, concluyó que lo más importante para solucionar los problemas de empleo para las mujeres, sería volver a abrir los colegios de manera presencial para hacer actividades en teletrabajo.

Si bien lo anterior no es adecuado aún por el contexto sanitario del país, aseguró que las mujeres suelen ser quienes están a cargo de niños en casa, lo cual las limita y les entrega una carga importante al momento de trabajar.

Revisa aquí la tasa de desocupación por género.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: