Ciberestafa por WhatsApp: el nuevo virus de Internet

Ciberestafa por WhatsApp: el nuevo virus de Internet

Más víctimas se suman cada día a la nueva modalidad de estafas cibernéticas, que involucran el robo de datos a través de redes sociales.

Por: Gabriela Ortega

“Envié el código porque ya estaba asustada y en verdad me lo creí, si parecía todo muy real. Al momento de enviarlo, perdí todo el acceso a mi WhatsApp”, relató María Ignacia Rodrigo, víctima de esta nueva modalidad de estafa.

Al igual que esta joven, miles de usuarios de esa aplicación son víctimas de la trampa que tiene a los internautas y las autoridades alarmadas.

Lo ratifica el comisario Julio Vargas, de la de la Brigada de Cibercrimen Metropolitana en Bío-Bío: “Nos ha llegado una cantidad abismante de consultas por robo de las cuentas de WhatsApp”.

Estafa de los seis dígitos

Este delito consiste en que los victimarios contactan al usuario por mensajes de texto u otra plataforma digital para obtener un código de autenticación de seis dígitos, el que le permite al atacante usar WhatsApp desde otro móvil y así, apropiarse de la cuenta.

Para ello los delincuentes introducen el número de las cuentas que desean obtener, por lo que luego activan el proceso de verificación, enviado por mensaje de texto.

Posteriormente, a través de una cuenta de WhatsApp ya vulnerada, siguen en busca de una nueva víctima, lo que no levanta sospechas de una posible estafa y facilita que logren su cometido.

Phishing: un crimen que no discrimina

Según la Fundación Unam, el término phishing es utilizado para referirse a los delitos cibernéticos relacionados con las estafas y la obtención de información confidencial como contraseñas, datos bancarios, entre otras. Así logran manipular a la víctima para que haga acciones que no debería realizar.

María Ignacia Rodrigo, estudiante de Educación Física en la Universidad Andrés Bello, fue otra víctima de esta ciberestafa. Ella disfrutaba junto a su pololo y una amiga, cuando entró un mensaje de texto a su celular.

“Este número me había hablado antes, era de estos que de las empresas que te ayudan a restaurar tu WhatsApp, a poner la clave. Cuando pierdes la contraseña de tu correo y te llega un mensaje a tu celular, era el mismo número”, relató.

Simultáneamente, se contactó con ella un supuesto servicio técnico por WhatsApp, que le escribió: “Alguien está usando tu número de WhatsApp en otro dispositivo móvil, ¿deseas restaurar y recuperar tu cuenta?”.

Frente a esto, María Ignacia dudó de lo que le dijeron, asumió que era una estafa y rechazó la ayuda ofrecida. Sin embargo, la persona detrás del fraude insistió y le escribió: “¡Si no intentas ahora, vas a perder tu WhatsApp para siempre!”.

En ese momento ella sintió miedo, aunque estaba segura de que era mentira lo que le afirmaban. Mientras analizaba la situación, le llegó un mensaje de texto del mismo número que le había hablado al principio.

Este decía: ”¡Vas a perder tu número de WhatsApp, ya que otra persona está intentando con tu número desde otro dispositivo móvil! ¿Deseas asegurar tu privacidad con este código?”, contó María Ignacia.

“Ahora lo pienso bien, la persona que me hackeó, también se robó el número de la empresa”, agregó.

Antes de que la estudiante respondiera el mensaje, recibió un código por el mismo medio y, además, el servicio técnico volvió a ponerse en contacto con ella, el que le solicitó la clave enviada por SMS.

“Yo envié el código porque ya estaba asustada y en verdad, me lo creí, sí parecía todo muy real. Al momento de enviarlo, perdí todo el acceso a mi WhatsApp”, expresó.

Inmediatamente sus amigas y pololo trataron de comunicarse con la persona que se había apropiado de la cuenta de María Ignacia, no obstante, el delincuente comenzó a solicitar fotos desnudas de la estudiante para devolver el número.

Como era de esperar, la afectada se negó a acceder al chantaje del estafador y decidió cambiar su número telefónico. No tenía más opción.

Los hackers se aprovechan de la ignorancia

Las denuncias por este tipo de fraude siguen en aumento. A esta misma altura, el año pasado, la Policía de Investigación (PDI) había investigado 334 denuncias de estafas por internet y presunto robo de información. De 220 alertas de delitos informáticos, 70 están relacionados con phishing.

Para Nicolás Boettcher, ingeniero civil en informática y telecomunicaciones, y docente de la Universidad Diego Portales (UDP), existe desinformación de los usuarios sobre la autenticación y se desconocen las herramientas que se pueden usar para tener una navegación más segura.

Sin embargo, Boettcher afirmó que “la culpa finalmente no es del usuario, ya que no tiene por qué saber tanto del tema. Aquí la responsabilidad es de las plataformas y de las empresas en enseñarte a usar bien las herramientas de seguridad”.

Agregó que “el gobierno tampoco tiene campañas de concientización para los chilenos sobre la tecnología, solo soluciones parches”.

El docente de la UDP planteó que la capacitación y concientización son claves para terminar con el problema de raíz y evitar que los usuarios sigan desinformados y caigan en estas estafas.

También aconsejó evitar la reutilización de contraseñas, emplear claves únicas, seguras y con distintos caracteres en cada servicio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: