Reacciones en Chile al rechazo de El Vaticano a la unión homosexual

Reacciones en Chile al rechazo de El Vaticano a la unión homosexual

De manera oficial la Iglesia Católica dejó en claro que no puede bendecir las relaciones entre personas del mismo sexo. ¿Qué reacciones tuvo esto en Chile?

Por Franco Zanetta

La Congregación para la Doctrina de la Fe anunció en El Vaticano, el pasado lunes 15, que la Iglesia Católica no puede bendecir uniones matrimoniales de personas del mismo sexo. Declaró esto en respuesta a una pregunta que miembros de la iglesia alemana le hicieron a El Vaticano. La noticia fue una desilusión para los sectores liberales del cristianismo que veían al Papa Francisco más abierto al cambio y después de su explícito apoyo a la comunidad +LGBTIQ.

“La gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o sentirse miserable por ello”, planteó el Papa Francisco.

Posición de la Iglesia Católica chilena

Si bien El Vaticano es la sede de la Iglesia Católica y el Papa su representante, existe un espacio de crítica y desacuerdo con estas entidades. Al menos así lo cree el sacerdote Gonzalo Guzmán, doctorado en Teología.

Desde su parroquia en La Reina, Guzmán enseña que el principio más importante del cristianismo es el amor al prójimo y que toda discriminación debe eliminarse de las doctrinas religiosas.

“La iglesia no ha estado a la altura de la cultura contemporánea. Las lecturas del evangelio son rígidas y cerradas”, comenta el sacerdote Guzmán. Él, como otros religiosos en el país, cuestionan el modus operandi de la iglesia con pronunciamientos como el del pasado lunes en un contexto mundial de desconfianza hacia el cristianismo: “Es verdad que la Iglesia no está para ganar seguidores, sino que, para anunciar la verdad del evangelio, pero si siguen así, no tendremos a quien comunicar esta verdad”, agrega.

Sacerdotes rebeldes en Austria

En Austria, existe un grupo religioso formado en 2011 que desafía el poder El Vaticano y promueve una iglesia más moderna y con una visión más contemporánea. Ellos, que son 350 sacerdotes y diáconos, aproximadamente, afirman que “no rechazaremos ninguna pareja que se ame y busque la bendición de Dios”.

Guzmán explica que este movimiento va en contra del código canónico de la iglesia católica y estos sacerdotes se arriesgan a ser penalizados y expulsados de la orden eclesiástica.

En Chile, el único acuerdo legislado entre personas del mismo sexo es el Acuerdo de Unión Civil, a diferencia de países como Canadá o Austria en donde el matrimonio homosexual si está permitido bajo la ley civil.

Matrimonio en jaque

Al parecer, el matrimonio viene en declinación en Chile y el mundo. De cada mil personas en edad de casarse, solo tres lo hacen en Chile en 2019, en contraste con los ocho que lo contraían en los años ochenta.

Cabe preguntarse entonces, si esta institución es cada vez más rechazada, ¿por qué la comunidad +LGBTIQ lo desea? ¿Por qué les afecta la decisión de El Vaticano, aparentemente tan distante de sus realidades?

La respuesta es simple: en Chile, solo las personas legalmente casadas pueden adoptar. La adopción ha sido siempre la solución a un problema de las parejas del mismo sexo que, por razones obvias, no pueden procrear de manera natural.

“Yo no soy creyente, pero me gustaría poder convertir mi acuerdo (de unión civil) a un matrimonio para poder tener una familia”, dice Pablo Poulain, no binario, transformista y parte de la diversidad sexual chilena.

¿De dónde viene el rechazo de la iglesia a la homosexualidad?

Hasta es motivo de debate qué interpretación de la Biblia es la correcta en lo que se refiere a homosexualidad. En el libro no existe una sentencia tajante sobre el tema y a esto se debe el desacuerdo.

Una de las historias bíblicas que más se citan al rechazar el matrimonio homosexual es la de Sodoma y Gomorra, las ciudades destruidas por Dios en el antiguo testamento. Se dice que los habitantes de estas ciudades vivían en el pecado representados por su falta de hospitalidad y su forma sádica de actuar. En un momento, Dios envía 2 de sus ángeles a la ciudad y estos son violados por los hombres que ahí habitaban.

Es por esta violación por parte de hombres a ángeles que ciertos religiosos sostienen su postura de que en Sodoma y Gomorra existía la homosexualidad y que por eso ambas ciudades fueron destruidas. Sin embargo, esta interpretación ha sido desacreditada en variadas ocasiones apelando a lo circunstancial del hecho de la violación.

“El rechazo a la homosexualidad no viene de la religión, no viene de Cristo, viene del hombre. Cristo nos enseñó a amar a todos por igual. Viene del hombre que ha interpretado mal las escrituras y que ha escuchado lo que quiere escuchar. Viene del machismo, de la ignorancia… Históricamente, el hombre ha usado el nombre de Dios para justificar sus propios males”, dice el sacerdote Guzmán.

¿Por qué las decisiones de la iglesia sí deben importar a los no creyentes?

Reacciones de defensa de la Iglesia Católica como la que se puede observar a continuación  abundan en redes sociales.

La respuesta estriba en el poder e influencia de la iglesia católica, una institución que, a pesar de no estar en su apogeo, mueve a millones de personas. Se estima que cerca del 30% de la población mundial es cristiana.

“Independientemente que no sea creyente, El Vaticano y el Papa tienen aún mucho arrastre en el mundo y yo tengo que vivir con las consecuencias de sus acciones”, dice Pablo Poulain.

Los creyentes son influenciados por los actos de El Vaticano y sus representantes. Que la máxima autoridad católica, el papa Francisco, haya dado el visto bueno a una discriminación a hacia un grupo minoritario “abre las puertas para que gran parte de la población se sienta con el derecho justo y divino de discriminar a este grupo minoritario”, concluye Poulain.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: