Plaza Baquedano: los cambios del símbolo que logró reunir a las masas

Plaza Baquedano: los cambios del símbolo que logró reunir a las masas

El punto de encuentro de los chilenos ha vivido de todo: alegrías, tristezas, festejos y protestas. Desde la felicidad máxima alcanzada cuando la Selección fue campeona de América, hasta el descontento de más de un millón de personas en el estallido social.

Por: Tomás Thomas y Marianne Mathieu

Sin lugar a dudas, la Plaza Baquedano –rebautizada por la ciudadanía como Plaza Dignidad– ha sido el centro histórico de las masivas reuniones sociales tras cada acontecimiento importante que vivió el país.

Es cosa de recordar cuando Colo-Colo se convirtió en el primer y único equipo chileno en ganar la Copa Libertadores en 1991, aquella vez en 2004 cuando Fernando González y Nicolás Massú se llevaron las medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas, incluso esos tiempos en los que la Selección Chilena clasificó al Mundial o se quedó con las Copas América en 2015 y 2016.

Eso sí, no todo lo que brilla es oro, pues la felicidad y la alegría no han sido las únicas emociones que se han hecho presentes en el lugar en donde se encuentra el monumento al general Manuel Baquedano.

Basta retroceder hasta octubre de 2019, mes en el que cientos de miles de personas concurrieron en masa a manifestarse con ira, rabia y descontento contra la clase política, el modelo económico, el gobierno y tantas otras demandas que apuntaron a la redacción de una nueva Constitución.

La estatua fue rayada, manipulada, pintada por completo y hasta quemada –hace tan solo unas semanas-. Finalmente el Consejo de Monumentos Nacionales decidió removerla para ponerle término a un conflicto que, probablemente, continúe.

El último cambio lo hicieron esta semana, ya que instalaron, en el perímetro de la plaza, un muro de acero de tres metros de alto.

Revisa otras imágenes en la siguiente galería:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: