Estado Islámico: la brutal decapitación de niños en respuesta a los mercenarios de África

Estado Islámico: la brutal decapitación de niños en respuesta a los mercenarios de África

La Organización Save the Children denunció que el grupo terrorista Al Shabab decapitó a menores de 11 años al atacar a varios gobiernos africanos.

Por: Víctor Donoso Salinas

El inicio de este conflicto, que ha desplazado a más de 670.000 personas, se profundizó cuando los regímenes locales se organizaron con un grupo de mercenarios para contener los ataques terroristas a civiles y militares.

El último de estos embates fue en la provincia de Cabo Delgado, Mozambique, en donde las brigadas más jóvenes de este grupo extremista han puesto el foco de sus agresiones en menores de edad, decapitándolos.

Frente a esta situación, el gobierno de la capital Maputo, contrató a organizaciones mercenarias para frenar el avance de los extremistas yihadistas en la zona. Empresas militares como Wagner y Dyck Advisory Group han logrado detener la ofensiva, pero el poder de fuego de los contendientes y los constantes contraataques provocaron la muerte de un centenar de civiles en el proceso.

Un golpe a las familias

Han sido cientos de familias las afectadas por los ataques de estos grupos extremistas, obligando a algunas a trasladarse a fronteras con Egipto, lo que generó una ola de migración a otras zonas que no controladas por el Estado Islámico.

De acuerdo aChance Briggs, presidente de la ONG Save the Children’s, los terroristas utilizan la pobreza como chivo expiatorio para reclutar y secuestrar niños y adoctrinarlos en sus posturas extremistas.

Save the Children liberó la declaración de una madre mientras se escondía, quien fue testigo de cómo su hijo de 12 años fue decapitado por Al Shabab: “Esa noche atacaron a nuestro pueblo y quemaron nuestras casas”, sostuvo la madre a la ONG.

Posiciones religiosas

Para el Doctor en Historia Medieval con especialización en el Islam, Diego Melo, cuando se trata de imposiciones religiosas es complejo dimensionar las visiones de estos países: “Por una parte está el Corán, por otra la doctrina clásica y por otra la acción de Mahoma y la fijación de la doctrina… desconociéndose sus limitantes y toda la organización que establece el uso y práctica del mismo…”.

El experto aseguró que son estos desconocimientos y limitaciones en una sociedad tan estricta en cuanto a sus creencias lo que genera la concepción errónea en ciertos grupos tradicionales del Islam. Es por esto, que los asesinatos y decapitaciones son el resultado de una mezcla entre “tradición tribal, tamizada o justificada en la doctrina del Yihad, con respecto al tratamiento de los infieles”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: