Fiscal de Nueva York acusa a presidente de Honduras de tráfico de cocaína

Fiscal de Nueva York acusa a presidente de Honduras de tráfico de cocaína

El prosecutor aseguró tener pruebas de un soborno al mandatario hondureño para entrar miles de kilos de cocaína a Estados Unidos.

Por Agustín Bianchetti

“Vamos a meterles drogas por las narices a los gringos”, le habría dicho el presidente de Honduras Juan Orlando Hernández a Geovanny Fuentes, acusado de narcotraficante en Estados Unidos. La asociación entre el imputado y el actual mandatario habría comenzado en 2013, cuando Hernández era candidato a la presidencia.

Así acusó lo reveló el fiscal fiscal estadounidense Jacob Gutwillig, en su exposición durante la primera audiencia en Manhattan contra Fuentes, que está acusado de entrar miles de kilos de cocaína a Estados Unidos, con la complicidad del presidente Hernández, quien se habría asociado con el cartel local “Los Cachiros”. La historia la relataron en forma extensa los prestigiosos matutinos The New York Times y El País (España).

Gutwillig dijo que el acusado “sobornó al presidente de Honduras por 25.000 dólares en efectivo”, además de darle acceso al laboratorio de droga ubicado en las montañas de su país.

La cosa no termina ahí. La fiscalía aseguró tener más pruebas de lo que calificó  como un “narcoestado hondureño”. Uno de los principales testigos en el juicio es el contador José Sánchez, que trabajaba en una empresa arrocera que lavaba dinero para “Los Cachiros” y estuvo presente en las reuniones secretas, quién, según el fiscal, describirá “a los doce miembros del jurado el shock y el miedo que sintió cuando vio al acusado sentarse con el presidente”.

Asimismo, el fiscal Gutwillig le atribuye a Hernández haber recibido millones de dólares por parte de narcotraficantes a cambio de protección. Uno de ellos fue, según la acusación, Joaquín “el Chapo” Guzmán.

A lo anterior se suma la reciente inculpación a Tony Hernández, hermano del mandatario, declarado culpable de narcotráfico a gran escala en Nueva York en 2019 y también acusado de ser el intermediario entre el presidente y Fuentes.

Las acusaciones son numerosas y la fiscalía afirma tener pruebas para cada una de ellas. Gutwillig planteó que el acusado Fuentes manejó en una enorme red de distribución de cocaína basado en la violencia y sus relaciones con la policía, el Ejército y la clase política hondureña, “incluido el actual presidente de Honduras”, según consignó ayer el diario El País.  

Sin embargo, el presidente de Honduras se mantiene firme en negar su participación en los hechos. Dice que los testigos que declararán en su contra presentarán falsas acusaciones para “vengarse, reducir sus penas de cárcel y recibir otros beneficios”, publicó en Twitter.

El abogado defensor de Hernández dijo a The New York Times que su argumento inicial en el juicio, que se espera comience la próxima semana, será que su cliente es “un hombre inocente acusado injustamente de delitos muy graves”.

Los riesgos

El analista internacional Fernando Wilson se refirió al tema como una situación extremadamente seria y creíble dada la debilidad institucional de una América Central susceptible al control de las redes de narcotráfico. “Esto no solamente amenaza a la continuidad del presidente, sino que al mismo tiempo a la estructura institucional completa, cosa que podría terminar en un gobierno militar”, declaró a Cooler.

Según The New York Times, Hernández es un aliado clave de Estados Unidos en la región centroamericana, por lo que esta investigación judicial “podría poner en peligro la relación bilateral y complicar los esfuerzos de la administración Biden de invertir 4 mil millones de dólares en Centroamérica para abordar la violencia y la corrupción, reducir la pobreza y reforzar el Estado de derecho en un esfuerzo para detener la migración a los Estados Unidos”.

Esta semana, durante la selección del jurado, Hernández reiteró su inocencia diciendo por Twitter que con su elección “terminó el partido” para los narcotraficantes. Agregó que mantendrá la cooperación internacional y preguntó: “¿Pero el próximo gobierno y los de otros países? ¿Cómo será el futuro si los narcos se benefician de Estados Unidos por sus falsos testimonios, con mentiras obvias?”. Y concluyó: “Colapso inevitable”.

Se espera que el juicio de Fuentes, quien ha negado los cargos en su contra, se realice la próxima semana. Un abogado defensor de Fuentes, Eylan Schulman, dijo en su argumento de apertura que su cliente era “un hombre inocente acusado injustamente de delitos muy graves”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: