Académico asegura que Biden no revertirá todas las medidas de Trump

Académico asegura que Biden no revertirá todas las medidas de Trump

El presidente de Estados Unidos está preocupado por algunas prácticas coercitivas de China, pero persiste en su intención de normalizar las relaciones con Beijing.

Por Nicolás Riveros A.

Durante la presidencia del republicadno Donald Trump, la relación entre las dos mayores potencias mundiales, China y Estados Unidos se vio marcada por diversos conflictos, por lo que tras la asunción del demócrata Joe Biden sigue en tensión.

“No sé si la estrategia de Trump fue la correcta. Yo creo que Donald Trump trató de hacer seguir una línea que venía incluso de presidentes anteriores, que es la disputa por el liderazgo global, no solamente de una mirada económica”, explica el académico visitante y Fulbright Chair in Democracy and Human Development, Kellogg Institute for International Studies-Universidad de Notre Dame (USA), Fernando Alvarado.

Principales conflictos

Washington ordenó el cierre del consulado chino en Houston, Texas, tras acusaciones de espionaje, y por considerar que el régimen de Pekín utilizaba este recinto diplomático para coordinar la llegada de estudiantes del Ejército Popular de Liberación y así, obtener conocimiento y ventaja militar, lo que fue desmentido por China.

La guerra comercial entre ambos países ha erosionado poco a poco su relación bilateral. En marzo de 2018, Trump impuso imponer aranceles más altos a los productos importados de China, basado en que la balanza de intercambio entre ambos países estaba en desequilibrio, dando comienzo a una guerra comercial que persiste hasta el presente.

Un tercer conflicto entre ambos países es con la tecnología china de Huawei. Estados Unidos considera que esta empresa es un peligro para su seguridad nacional debido a que tiene sospechas de que Huawei tiene vínculos con la inteligencia de China, lo que ha sido desmentido en diversas ocasiones por el gobierno comunista.

Un último factor de tensión es la gestión de la Covid-19 por parte de China, ya que Estados Unidos acusó al país asiático de ocultar el virus en sus primeras fases y de controlar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a su favor.

¿Podrá Biden reanudar las relaciones con China?

El pasado 10 de enero, el presidente Biden y Xi Jinping, presidente de China, conversaron telefónicamente por primera vez. En esa llamada, Biden expresó su preocupación por las prácticas coercitivas e injustas de Pekín, la represión en Hong Kong, y la violación de derechos humanos en la región de Xinjiang.

En este escenario, el Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, el 22 de febrero, en el foro China-EEUU, explicó que China propuso un nuevo comienzo en la relación bilateral. Planteó que para una relación armoniosa de ambas potencias, Estados Unidos debería poner fin a la represión contra la tecnología china, y a la vez, finalizar la injerencia en lo que Pekín considera asuntos internos de su país, como lo que que ocurre en materia de derechos humanos en Hong Kong y la región de Xinjiang.

Al respecto, Alvarado comentó que “en el fondo, lo que China está pidiendo es algo que puede ser complicado. Las señales que da Biden es que no va a ser una persona condescendiente con China en todos los aspectos, menos en violación de derechos humanos”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: