La alegría de la Copa Libertadores que distrae de la realidad

La alegría de la Copa Libertadores que distrae de la realidad

La rama femenina de Universidad de Chile y la masculina de Unión Española celebraron sus triunfos de ayer en la instancia continental. Sin embargo, las condiciones de cada plantel reflejan las diferencias que persisten y por las que las mujeres, otra vez, salen perdiendo.

Por: Lucas Abuhadba

Felicidad para los representantes del fútbol nacional en la instancia continental que se disputa en Argentina. Universidad de Chile femenino logró una goleada de 5-0 ante el equipo paraguayo Libertad-Limpeño, siendo Daniela Zamora la figura del partido al anotar tres de los cinco goles del conjunto nacional. Los otros tantos fueron gracias a Yael Oviedo (4-0) y Rebecca Fernández (5-0).

Con este resultado “Las Leonas” se aseguraron el cupo en los octavos de final del torneo.

Unión Española, equipo masculino, tuvo un debut con victoria por 1-0 ante Independiente del Valle, con una destacada participación del portero Diego “Mono” Sánchez que hizo el trabajo de mantener su arco en 0 con un par de intervenciones clave. La anotación del partido fue un autogol de Beder Caicedo, dejando a la Unión con la primera opción de pasar de ronda en el certamen.

Buenas noticias para el fútbol chileno, tanto masculino como femenino, pero no todo es alegría.

En una semana marcada por la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, no se puede dejar de lado la realidad que vive el deporte más popular del mundo y de nuestro país, el fútbol, en su rama femenina. Jugadoras sin contrato, sin cancha, sin equipos ni implementos, algo totalmente distinto a los clubes masculinos.

Esto no solo pasa a nivel país, a nivel internacional, también. Basta con recordar que la edición del 2019 de la Copa Libertadores en la rama femenina, solo por participar en el torneo, la Confederación Sudamericana de Fútbol entregaba 5 millones y medio de pesos a cada club. Mientras que a la versión masculina le otorgaba más de 200 millones de pesos solo por asistir al campeonato.

Diferencias a nivel nacional e internacional

Fuera de los equipos “grandes” del fútbol chileno, hay mucha más desigualdad. Unión La Calera femenino, por ejemplo, no tiene un estadio fijo para jugar, las integrantes del equipo deben poner dinero de sus bolsillos para comprar implementos y apoyarse en viajes.

En Audax Italiano, la delantera Mariana García está pensando en el retiro, debido a las malas condiciones. Le exigen entrenar todos los días, y no le pagan un sueldo fijo, solo bonos que no alcanzan a ser suficientes, por lo que ha tenido que trabajar en la tienda Todoporteros para tener dinero y mantener su vida. Esto no le permite entrenar a diario como le pide el club.

El tema económico es algo que les afecta a todas las jugadoras del plantel y el punto más diferencial con los hombres, muy pocos equipos cuentan con contrato y sueldo para sus jugadoras, incluso teniendo que pagar cuotas mensuales para que el cuerpo técnico pueda tener un “sueldo”.

Mariana García, futbolista de Audax Italiano

Por otro lado, está Joaquín García, actual arquero de Audax y que vive una realidad distinta. Tiene contrato desde el 2019 hasta 2023, tiene un sueldo fijo y recibe bonos por citaciones, partidos empatados y ganados, además de contar con auspicios

Joaquín García, futbolista de Audax Italiano

Aunque confiesa que dentro del equipo masculino no están al tanto de la situación puntual del plantel femenino, desconocen los detalles, pero sí tienen claro que en lo económico hay diferencias y cree que el equipo debería darles más bonos.

Joaquín García, futbolista de Audax Italiano

Algunos clubes femeninos sí cuentan con contratos y todo el apoyo a sus jugadoras, como pasa en Santiago Morning, equipo que también está disputando la Copa Libertadores femenina. Situación similar viven en Universidad de Chile, Colo-Colo y Univerisdad Católica, pero recién hace 2 años tienen contrato todas las jugadoras.

Y los salarios vuelven a marcar la diferencia. Sin ir más lejos, el año pasado Jorge Valdivia volvió a Colo-Colo por 20 millones de pesos mensuales, mientras que en el caso de las jugadoras, ninguna supera el millón de pesos.

A nivel internacional se repite la historia. Christiane Endler es la futbolista chilena mejor pagada con un sueldo de 2 mil euros mensuales (un millón 700 mil aproximadamente) y por su lado, Alexis Sánchez recibe 363 millones de pesos al mes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: