Congresistas estadounidenses piden a vicepresidente destitución de Trump

Congresistas estadounidenses piden a vicepresidente destitución de Trump

Por Ignacio Riveros

Tras el ingreso a la fuerza de una turba de manifestantes republicanos al Capitolio para impedir la ratificación de Joe Biden como el próximo presidente de Estados Unidos, con la acusación de que hubo un fraude electoral que perjudicó a Donald Trump, parlamentarios y ministros discuten si apelan a la enmienda 25 de la constitución, que permite deponer al mandatario, según informan cadenas de televisión de ese país.

El asalto al Capitolio, donde sesionan ambas cámaras en Estados Unidos, dejó una mujer muerta de un disparo, destrozos en el edificio e interrumpió la sesión de ratificación. La policía debió desalojar del plenario al vicepresidente Mike Pence y a los parlamentarios para proteger su integridad física. Los manifestantes fueron previamente azuzados por Trump que, sin pruebas, ha denunciado un fraude electoral y ha presentado más de 60 demandas ante la justicia, todas ellas rechazadas. 

El ataque al Congreso, algo que no ocurría en Estados Unidos desde 1814, durante la guerra con Inglaterra, fue la gota que rebalsó el vaso y ha sido considerado como un intento de golpe. El gabinete estadounidense discute si llevar adelante medidas para detener estas acusaciones y que la democracia recobre su normalidad.

Al respecto, The Washington Post, al terminar la jornada, publicó una editorial en la que sostiene que Trump no está en condiciones de permanecer en el cargo por 14 días más, cuando termina su mandato. El medio recalcó que cada segundo que conserva los vastos poderes de la presidencia es una amenaza para el orden público y la seguridad del país.

Materializar un impeachment

La enmienda 25 de la constitución de Estados Unidos es la facultad que tiene el vicepresidente en ejercicio, con el apoyo de la mayoría del Congreso, de decidir que el mandatario “es incapaz de cumplir los poderes y deberes de su cargo”. De este modo, el vicepresidente toma el puesto de presidente en ejercicio, destituyendo quien tenga el cargo.

Esta decisión recae en Mike Pence, quien ha estado con Trump desde el inicio de su candidatura en 2016. Ayer en un discurso en las elecciones de senadores en Georgia, si bien la autoridad trató de evitar la situación por la que pasa su jefe, se escuchaba ya la presión del público, donde le pedían que “haga lo correcto”.

La diputada demócrata por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, en su cuenta de Twitter llamó directamente a materializar la destitución del jefe de Estado. En tanto, CNN informó que varios funcionarios de la Casa Blanca renunciaron o anunciaron que lo harán.

El actual líder republicano del Senado, Mitch McConnell, que desde que el presidente comenzó los esfuerzos de evitar que Joe Biden asumiera el poder decidió no apoyarlo más, dijo que si “invalidamos (los resultados electorales), dañaría nuestra república para siempre… Si estas elecciones fueran anuladas por meras acusaciones del bando perdedor, nuestra democracia entraría en una espiral de muerte. Nunca volveríamos a ver a toda la nación aceptar una elección. Cada cuatro años sería una lucha por el poder a cualquier precio”.

De todas formas, en las votaciones del Senado y la Cámara sobre las objeciones de Trump a los resultados en Arizona, hubo parlamentarios que persistieron en apoyar la idea falsa de que las elecciones fueron fraudulentas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: