Lento avance de la Ley de Glaciares y ambientalistas acusan indicaciones favorables a mineras

Lento avance de la Ley de Glaciares y ambientalistas acusan indicaciones favorables a mineras

Foto: Álvaro Zerené Riquelme

El debate de la moción que impulsan los senadores Guido Girardi, Ximena Órdenes e Isabel Allende estaba suspendido desde fines de octubre de 2019. La discusión se retomó luego de un año para comenzar a analizar parte de las 43 disposiciones presentadas por los legisladores.

Por Nicole Beretta N

Hace un mes comenzó la votación en particular de la Ley de Protección de Glaciares en la comisión de Minería y Energía del Senado, donde se aprobaron los dos primeros artículos del proyecto que determina el objeto de la ley y definiciones claves como “glaciar”, “ambiente preglaciar” y “permafrost”. Esto tras la votación de las primeras tres indicaciones presentadas por parlamentarios y el ejecutivo.

Las propuestas aprobadas fueron presentadas por la senadora Yasna Provoste (DC), Álvaro Elizalde (PS) Y Guido Girardi (PPD), las que establecen que:

“La presente ley tiene por objeto la protección de glaciares, del ambiente preglaciar y del permafrost, sus funciones y servicios ecosistémicos. Especialmente las de ser sustento de la biodiversidad, regulación climática y proporcionar de agua para la recarga de cuencas hidrográficas.

Así como, proveer de reserva estratégica de recursos hídricos, ser fuente de información científica y de turismo sustentable”.

La definición de los conceptos claves corresponderían al “corazón del proyecto”, ya que esto influiría posteriormente en otros aspectos a revisar como la naturaleza jurídica de los glaciares, las prohibiciones, el inventario público de estos, los elementos que componen su entorno y las sanciones y permisos ambientales.

La mina Los Bronces está a 65 kilómetros sobre Santiago/ Foto: Fundación Terram

Frente a esto, María Jesús Martínez, vocera de la Coordinadora de Territorios por la Defensa de Los Glaciares, afirmó que la garantía y referencia que las agrupaciones ambientalistas tenían respecto a esta legislación -en referencia a la moción inicial- era que el proyecto se basara en la Ley de Protección de Glaciares de Argentina, asimismo, acusa que la iniciativa mutó debido a una indicación sustitutiva que presentó el gobierno el año pasado.

La representante afirmó que lo que impulsa La Moneda con apoyo de la oposición es que la intervención de elementos importantes para la preservación de un glaciar como el ambiente preglaciar y permafrost se regulen mediante el actual Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Lo anterior, según Martínez, apunta más bien a la legalización de la intervención de las masas de hielo y su ambiente y no a su protección. La vocera le atribuyó esta intencionalidad al gobierno de Sebastián Piñera y agregó que en la administración de Michelle Bachelet la situación fue similar.    

En la misma línea, René Hernández, vocero y abogado de la Fundación Glaciares Chilenos, destacó que el proyecto original, que ofrecía la protección de todos los glaciares del territorio nacional (estén o no catastrados en el Inventario Público de Glaciares de la Dirección General de Aguas) está quedando de lado actualmente porque, señaló, los mismos parlamentarios patrocinadores del proyecto han generado indicaciones “con el objeto de ir acercando las posturas que tiene actualmente el gobierno, influenciado por la gran minería”.

René Hernández explica que el proyecto original regulaba a mineras que operan actualmente
Desde el gobierno piden más argumentos técnicos

En cuanto a los debates legislativos, en la sesión de la comisión en cuestión del pasado nueve de diciembre, donde se rechazó la indicación presentada por La Moneda que disponía la prohibición de “toda actividad que pueda afectar a glaciares que se ubiquen en las reservas de regiones vírgenes y parque nacionales” Gino Casassa, glaciólogo de la Dirección General de Aguas (parte de la bancada del Ejecutivo) señaló que le parece sorprendente y decepcionó que en todas las discusiones de la instancia no se haya escuchado las razones y argumentos técnicos.  

“Hemos tenido discusiones provechosas con parte de la comunidad científica, como el profesor Ferrando que es asesor del senador Girardi, pero no han llegado a puerto porque ha primado un apuro que no está conmensurado con la calidad de la ley”, afirmó Casassa, quien recalcó que lo anterior es malo para la ley, los glaciares y el país.

En tanto, la economista senior del centro Libertad y Desarrollo, Alejandra Palma, en su exposición sobre el proyecto ante la comisión en agosto de 2019 indicó que la iniciativa “parte de un diagnóstico equivocado e ignora el contexto chileno, lo que lleva a proponer un instrumento inefectivo e ineficiente”. Lo anterior porque, según la economista, en el país el retroceso de los glaciares no se puede atribuir a la intervención humana.

Palma planteó que la aprobación del proyecto no solo afectaría a la minería, sino que también a otras actividades como pesca, energía, saneamiento e inmobiliaria.

La resolución del resto de las indicaciones y el destino del proyecto de la Ley de Protección de lo Glaciares continúa debatiéndose entre parlamentarios y el ejecutivo en la comisión de Minería y Energía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: