Segundo retiro del 10%: Lo que se aprobó y lo que viene

Segundo retiro del 10%: Lo que se aprobó y lo que viene

Luego de que la Comisión de Constitución de la Cámara Baja respaldara el proyecto del segundo retiro de fondos previsionales, esta semana el pleno de la sala de los 150 diputados le dio el visto bueno a la iniciativa con una rotunda mayoría de 130 votos a favor. Sin embargo, ahora el escenario es distinto al del primer retiro.

Por Nicole Beretta

La Cámara de Diputadas y Diputados legisló a favor de la iniciativa que permite que la población realice un nuevo retiro del 10% de los fondos de pensiones que administran las AFP, por lo que ahora la moción debe pasar al segundo trámite legislativo para ser discutida en el Senado.

El proyecto constitucional que nació -nuevamente- como una alternativa para subsanar directamente los estragos económicos que ha generado la pandemia del coronavirus en la ciudanía, cuenta con algunas diferencias en relación con la primera iniciativa de retiro.

Si bien en términos generales ambos proyectos apuntan a lo mismo, pues permiten que los cotizantes soliciten el retiro de sus fondos de pensiones con un límite máximo de 150 UF ($4,3 millones) y un mínimo de 35 UF ($1 millón), esta nueva medida estipula que las autoridades de Estado y sus trabajadores deben agregar los eventuales retiros -incluido el anterior- en sus declaraciones de patrimonio, y también que las personas tienen permitido reintegrar fondos cotizando un 5% extra de manera voluntaria.

Sobre esto último, según cálculos del centro de estudios Ciedess, para devolver los fondos retirados en esta segunda instancia, habría que cotizar durante cuatro años, incluyendo el porcentaje extra para saldar el monto faltante de los fondos de pensiones, cálculo que se realizó en base a los últimos datos publicados por la Superintendencia de Pensiones.

Sin embargo, este resultado sería solo a una simulación, según lo que indicó la consultora en La Tercera, debido a que los datos “dependerán de la realidad previsional de cada afiliado”. Aún así, en el caso de que los ahorrantes decidan cotizar el 5% extra, contarán con la posibilidad de descontinuar o suspender esta opción.

Respecto a los límites de las cifras monetarias que se permitirán retirar, si los afiliados cuentan con un monto igual o menor al del mínimo establecido (35UF), podrá sacar la totalidad de los fondos. Igualmente, si el total de dinero que tiene en la cuenta de capitalización es inferior a la cifra máxima permitida para el retiro (150UF), el cotizante puede retirar hasta ese monto. 

Además, la norma indica que el pago de los fondos se ejecutará en una sola cuota y en un plazo máximo de 30 días hábiles, luego de realizada la solicitud de retiro a la AFP de cada individuo (en la medida anterior el pago se realizaba en dos cuotas).

Los números del primer retiro

Al igual que en en la iniciativa anterior y según lo estipulado en la Ley 21.254, los dineros de los fondos de las AFP esta vez también estarán sujetos un posible embargabilidad o suspensión, en el caso de que las personas que realicen la solicitud cuenten con una deuda por pensión alimenticia. En el primer retiro, fueron más de 300 mil millones de pesos los que se retuvieron a los supuestos deudores, según datos proporcionados por el Poder Judicial.

La misma entidad informa que solo entre el 25 de julio y el 31 de agosto pasado, se recepcionaron 516.777 documentos de retención de dineros, y 326.000 son los casos que están con una medida cautelar vigente. En cuanto a esta última cifra, a 217.000 (67%) causas se les retuvo los fondos; 87.000 (27%) no han presentado solicitudes de retiro hasta el momento; a 13.000 (4%) casos no se les alcanzó a retener el dinero; y en 8.800 (3%) instancias los deudores no contaban con dinero en sus cuentas previsionales.

Respecto del total de la población que realizó con éxito el primer retiro, de acuerdo a la última ficha estadística proporcionada por la Superintendencia de Pensiones (30 de octubre), la cifra es de 9.378.452 personas, mientras que el monto total pagado por las administradoras de fondos fue de más de 13 billones de pesos ($16.992 millones de dólares).

Filas para el primer retiro del 10% en julio de 2020/ Foto: Agencia Uno

Por otro lado, hay que recalcar que, según lo publicado por la Asociación de AFP de Chile en el sitio web Mi10AFP.cl, el plazo para realizar la solicitud de retiro es de 365 días desde el 30 de julio de 2020, quedando un poco más de 8 meses para acudir al primer 10%.  

“Un subsidio indirecto”

En cuanto a esto, Nicolás Martínez, Ingeniero Comercial y magister en Finanzas, afirmó en Cooler que una de las consecuencias evidentes que implicará la realización de un nuevo retiro será: “una disminución equivalente en el total de los fondos de las AFP, quienes han tenido que convertir una cantidad importante de instrumentos financieros en caja pura para pagarle a los cotizantes”.

Nicolás Martínez, Master of Science in Finance UAI

Martínez, quien es docente de la Universidad Adolfo Ibáñez y la Universidad de Chile y realizó una investigación sobre los Fondos de Pensiones, indicó que si se aprueba el proyecto, es probable que en muchos de los casos el nuevo retiro del 10% se vuelva un subsidio indirecto por parte del Estado, puesto que una gran cantidad de personas posteriormente seguiría recibiendo la pensión mínima garantizada de $142.452, incluso habiendo efectuado el retiro del 10 o 20% de sus fondos de pensiones.

Esto puede conllevar, explica el analista, a que el fisco deberá complementar en un futuro los montos faltantes en las cuentas previsionales de los cotizantes, puesto que a los jubilados que cuenten con menos de $40 millones de pesos aproximadamente, le correspondería una pensión inferior a la cifra mínima según la ley. En cuanto a esto, el docente indicó que: “dado que el promedio retirado fue de $1.396.139 y esto sería como tope el 10% de sus fondos ahorrados, en promedio la gente tiene $13.961.390. Un saldo notablemente bajo, que otorgaría una pensión del orden de $40.000 de pesos chilenos”.

Finalmente, el ingeniero considera que esta nueva medida “podría dar pie a retiros prácticamente totales si se extiende la crisis económica por mucho más tiempo”. Lo que, en su opinión, no sería la mejor forma de solucionar el problema, debido a que el déficit monetario que tendría que suplir el Estado sería demasiado, indica que rondaría los $32 mil millones con un segundo retiro, lo que significaría un recorte de gastos importante del presupuesto fiscal.

El nuevo proyecto de ley llegará a la Comisión de Constitución del Senado para ser puesto en tabla. Y, luego de su revisión, la moción debe ser derivada a la sala de la Cámara Alta para determinar si será aprobada o no; en el caso de que la votación se incline a favor de la modificación constitucional sin cambios -en relación a cómo llegó desde la Cámara de Diputados- se convertirá en ley, si no, volverá a la Cámara Baja para continuar con el proceso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: