Donald Trump, el millonario, impulsivo y audaz

Donald Trump, el millonario, impulsivo y audaz

Por Ignacio Riveros

Una de las elecciones presidenciales más importantes del mundo se realiza hoy, la de Estados Unidos. Los dos hombres que se verán las caras por el voto popular son, por un lado, el republicano y actual mandatario, Donald Trump, y por el otro, el demócrata Joe Biden. Pero ¿quién es Donald Trump?

Donald John Trump nació en Nueva York el 14 de junio de 1946, fue criado en el distrito de Queens y tuvo cuatro hermanos. Actualmente es conocido como una de las personas más poderosas del mundo por ser presidente de Estados Unidos, sin embargo, su personalidad agresiva y polémica no es algo nuevo. A los 13 años se vio obligado a dejar el colegio por problemas de conducta, y esto fue solo el inicio.

En 1968 se graduó en la Escuela de Negocios de Wharton con mención en Economía en la Universidad de Pensilvania, más tarde entró a trabajar en la empresa inmobiliaria de su padre.

Lo que hizo famoso a Trump fue su habilidad para los negocios, de hecho, apareció en la revista Forbes durante años. En 2020 llegó al puesto 1.001 de los más ricos a nivel mundial. Además, se volvió un celebritie: se hizo dueño de realitys, de eventos como Miss USA y Miss Universo y creó su propia cadena de hoteles, entre los que destaca el Trump Internacional Hotel de Las Vegas.   

El empresario era dueño y dirigía el reality The Apprentice (El Aprendiz)

De la farándula a la presidencia

Cuando empezó su incursión en la política, el magnate recibió reproches al no estar relacionado a esta anteriormente. Sin embargo, irónicamente, su perfil fue lo que lo empujó a lanzar su candidatura presidencial entre 2015 y 2016. Muchos estadounidenses tomaron como una opción valiosa un personaje que no era político y que compartía la visión y postura de muchos.

Donald Trump junto a la Miss Universo 2013, María Gabriela Isler/Foto: EFE

El empresario era una alternativa distinta porque siempre se había dedicado a las inversiones y a la televisión. 17 rivales republicanos le disputaron el puesto, pero finalmente, la convención del partido lo eligió y nominó como carta a la Casa Blanca, junto a Mike Pence como vicepresidente.  

Su campaña se levantó con propaganda que fue calificada como populista, llevó sus propuestas con el eslogan de “America First” o Estados Unidos primero y propuso ideas nacionalistas.

Si bien, al momento de las elecciones todas las encuetas apuntaban a que la candidata demócrata, Hillary Clinton, iba a ganar la presidencia, el sistema electoral del país norteamericano finalmente le dio la victoria al magnate, quien desde entonces ejerce como jefe de Estado.  

Poder y controversias

Según su sobrina y muchos expertos que han analizado la personalidad de Trump, él es agresivo y padece un trastorno narcisista que explicaría su comportamiento.

El millonario se transformó en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos que fue enjuiciado frente a la Cámara de Representantes, luego de Richard Nixon y Bill Clinton. Al mandatario se le acusó de abuso de poder y obstrucción al Congreso, sin embargo, finalmente fue absuelto de los cargos.

Asimismo, 19 mujeres han demandado al empresario por abuso sexual, quienes afirman que fueron violentadas por el actual gobernante. También se le ha vinculado con oscuras figuras como Jeffrey Epstein, quien fue condenado por crear una red de abuso sexual y tráfico de menores.

Por otro lado, Trump ha manifestado expresiones de carácter racista o contra grupos minoritarios en su administración. Durante las protestas por el homicidio del afroestadounidense George Floyd a manos de la policía de ese país, Trump catalogó a los manifestantes como “matones” y declaró que haría lo que pudiera para mantener la ley y el orden, sin importar si es necesario usar la fuerza de por medio o realizar tiroteos.

El jefe de Estado ha declarado públicamente que tampoco cree en el cambio climático y se investiga un eventual financiamiento irregular de su campaña por parte del régimen ruso.

Entre sus últimas controversias está su postura frente al coronavirus. Al presidente se le critica no darle la importancia correspondiente a la pandemia ni tomar las medidas necesarias en el país. En sus declaraciones, el gobernante ha expresado que no hay que temerle al virus y que no se tomarán mayores medidas frente a la enfermedad. Según diversos expertos en salud, esta posición en gran parte explicaría los más de 200.000 muertos que la covid-19 ha dejado en la potencia norteamericana.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: