Se acelera la carrera por una vacuna

Se acelera la carrera por una vacuna

Miles de científicos, investigadores y voluntarios trabajan en unas 150 vacunas diferentes en el mundo y la OMS anunció que a fines de año puede estar lista una.

Por Nicolás Rivero A.

Más de un millón de personas a lo largo del mundo han fallecido a causa de la Covid-19 y unas 35 millones de personas se han contagiado: encontrar una cura se ha transformado, literalmente, en una carrera geopolítica, económica, pero también de vida o muerte.

El Reino Unido, los Estados Unidos, China, Alemania y Rusia son algunos de los países que encabezan esta competencia por encontrar una vacuna.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, sorprendió hoy al afirmar que a fines de año puede estar lista una vacuna, aunque no precisó cual de las que compiten. “Hay esperanzas de que a finales de este año podamos tener una”, planteó.

Sus declaraciones sorprendieron porque, anteriormente, otros funcionarios de la OMS habían planteado que solo a mediados de 2021 se podría contar con una vacuna.

Las vacunas más prometedoras

Siete vacunas se encuentran en estos momentos en la delantera, entre las 40 que están en la etapa de estudios clínicos.

La que está aparentemente más avanzada, puesto que ya se aplica, es la Sputnik V, de Rusia, que utiliza vectores de adenovirus humanos. Consta de dos vectores, lo que significa que los pacientes que se la inyectan deberán recibir una segunda inyección de refuerzo. Sin embargo, sus críticos indican que en el desarrollo se han saltado pasos necesarios, por lo no es confiable.

Le sigue ChAdOxl nCoV-19, vacuna realizada por la Universidad de Oxford y la empresa AstraZeneca. Está basada en un vector de vacuna de adenovirus de chimpancé, el cual ha sido bien estudiado y se ha utilizado de forma segura en miles de sujetos.

Otra de las avanzadas es la CoronaVac, producida por la farmacéutica china Sinovac Biotech, con la colaboración del centro de investigación brasileño “Butantan”.

También está en competencia la Ad5-nCoV, una vacuna desarrollada por el Instituto de Biotecnología de Beijing (China) y la compañía biofarmacéutica CanSino Biologics (China), basada en un adenovirus de tipo 5 (Ad5) no replicante.

Otra de las protagonistas es la vacuna producida por la compañía farmacéutica estadounidense Janssen, perteneciente al conglomerado Johnson & Johnson, que busca desarrollar inmunidad mediante una dosis.

Una quinta vacuna en la primera línea de competencia es la RNA-1273, perteneciente a la empresa estadounidense Moderna Therapeutics y basada en una inyección de fragmentos del material genético del virus (ARNm).

La sexta vacuna adelantada en la carrera es la BNT162b2, de la empresa alemana Biontech junto a Pfizer (farmacéutica estadounidense). Al igual que Moderna, está basada en la tecnología de ARNm.

¿Qué ocurre en Chile?

El miércoles 30 de septiembre se dio a conocer la vacuna desarrollada por Janssen con la presencia del rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, el ministro de Salud, Enrique Paris, el director subrogante del Instituto de Salud Pública (ISP), Heriberto García y otras autoridades.

Por otro lado, el 1 de octubre, a través de Zoom, se presentaron los avances con la vacuna desarrollada por Sinovac. Estuvieron presentes el director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, Alexis Kalergis, el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, las médicos Susan Bueno, Katia Abarca, Pablo González y académicos de la Facultad de Ciencias Biológicas UC, dieron la noticia de la vacuna desarrollada por Sinovac.

Alexis Kalergis indicó que habrán invitaciones a voluntarios/ Foto: IMII

Kalergis, dijo que “esto nos permite iniciar lo que viene a continuación. Consiste en la importación de la vacuna, la invitación a voluntarias/os, la evaluación del cumplimiento de los criterios de inclusión, enrolamiento, vacunación, perseguimiento clínico y el estudio científico de inmunidad que es muy importante”.

También explicó que a pesar de que la vacuna desarrollada por Sinovac ya tuvo una aprobación de uso de emergencia en China, donde entre 50 mil y 60 mil personas ya la recibieron, “es importante comprobar la eficacia y seguridad de los pacientes”, destacó.

A la izquierda, el rector de la U de Chile y a su lado, el rector de la PUC

“Contar con una vacuna es esencial y Chile ha descansado en la calidad de sus investigadores y universidades y se puede proyectar con confianza en esta etapa que es generar vacunas. Además las distintas universidades chilenas debemos colaborar y debemos tener un centro de vacunas como el ISP alguna vez lo fue”, señaló el rector Vivaldi.

¿Quiénes serán vacunados?

Las pruebas de la vacuna de Sinovac se realizarán en Chile, en primer lugar, a voluntarios del área de la salud. Luego de un seguimiento, se verá la posibilidad de extenderlo a personas con alto riesgo de contagio de coronavirus.

Por su parte, Janssen probará la vacuna en voluntarios entre 18-59 años para, posteriormente iniciar las pruebas en adultos mayores de 60 años.

Instituto de Salud Pública (ISP)

El director subrogante del ISP, Heriberto García, explicó que se debe buscar la forma de asegurar vacunas en chile, y que para eso, lo mejor son los ensayos clínicos.

“Acto seguido, va a ser muy importante todo lo que vamos a ver con respecto a la farmacovigilancia y cómo, de alguna manera van a empezar a aparecer ciertas reacciones que tenemos que investigar y analizar para saber si la vacuna es segura” añadió.

Minsal

El ministro de Salud, Enrique Paris, recalcó que “este es un hito muy importante, ya que hemos dado una señal de que Chile puede y debe participar en todos estos estudios en fase clínica 3 para aprobar, estudiar y ojalá sacar adelante el desarrollo de estas vacunas”.

Además, explicó que mientras no se tenga una vacuna, el virus seguirá avanzando, por lo que la esperanza no la tiene solo la población chilena, sino que toda la humanidad.

Paris también recordó que Chile tiene convenio con Covax y dos laboratorios productores de una posible vacuna, teniendo acceso a 34,5 millones de dosis “una vez que estén aprobadas por los organismos correspondientes”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: