Analistas escrutan el futuro de la elección presidencial de EE.UU.

Analistas escrutan el futuro de la elección presidencial de EE.UU.

Tres especialistas chilenos examinaron los escenarios que se abren a partir de la Covid positiva de Donald Trump.

Por equipo Cooler*

“Saldremos de esta juntos” Así, dio a conocer Donald Trump, hoy en la madrugada a través de su cuenta de Twitter que él y su esposa, Melanie Trump, han sido positivos al coronavirus. Esto, a tan solo 32 días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

El resultado del test del mandatario estadounidense se hizo público luego que una de las principales asesoras de Trump, Hope Hicks, diera positivo este jueves. Hicks viajó en el Air Force One acompañando al presidente en el primer debate presidencial en Ohio. Además, viajó con Trump este miércoles a hacer campaña en Minnesota.

La información fue ratificada por el médico personal de la Casa Blanca, Sean P. Conley, quien a través de un comunicado dijo: “El presidente y la primera dama se encuentran bien en este momento y planean quedarse dentro de la Casa Blanca durante su convalecencia”. Esto lo respaldó el propio Trump a través de un tuit, “Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato”.

Al mismo tiempo, se dio a conocer que el vicepresidente de EE.UU. ,Mike Pence no se encontraba contagiado, por lo tanto, en el caso que el estado de salud del presidente Donal Trump se agrave, Pence podría sustituirlo.

El aspirante demócrata a la presidencia Joe Biden, quien compartió escenario durante el debate presidencial del martes, se tomo un examen de PCR y dio negativo. “Espero que esto sirva como recordatorio: usen mascarilla, mantengan la distancia social y lávense las manos“, dijo.

La presidenta de la Cámara de Representantes (Diputados), Nancy Pelosi, calificó de “triste y trágica” la noticia de Trump. “Si la gente ve que el presidente y la primera dama, con toda la protección que tienen, aún tienen riesgo de contagiarse, puede servir de lección.

“Sacrificio por la patria”

El escepticismo que tuvo Trump hacia el coronavirus llega como una indigestión en medio de una cena. El virus no solo estaría amenazando la salud del presidente, que es pertenece al grupo de riesgo, ya que, tiene 74 años y sufre de obesidad (110 Kg), sino también pone en riesgo la reelección del mandatario, plantea Guillermo Holzmann,  analista político y académico de la Universidad de Valparaíso, quién declaró a Cooler: “Deja al presidente en una situación debilitada en términos electorales, porque no va a poder tener su estrategia de campaña, que consiste en poder convocar mítines en los aeropuertos y demostrar que tiene apoyo concreto, físico, visible y eso ya no lo va a poder hacer”.

Guillermo Holzmann: “Trump está en una situación debilitada”

Pero el estado de salud del presidente también podría jugarle a su favor. “Trump muestra síntomas leves de Covid-19“. Esa fue una de las declaraciones del jefe de gabinete, Mark Meadows, quién aseguró que él mandatario se encuentra en constante observación pero que continuaba de buen humor y muy energético, agregó además que: “se mantiene comprometido a trabajar muy duro en el nombre del pueblo estadounidense”.

Infografía elaborada por Valentina Morales, Pablo Power y Alonso Warnken

Sacarle provecho a la situación puede ser una posibilidad. Así lo analizó el doctor en Historia y profesor de la UAI, Fernando Wilson: “De partida, Trump queda encerrado en la Casa Blanca, eso te señala una herramienta que probablemente aproveche el propio Trump, con la capacidad que tiene su campaña, en términos de aludir inmediatamente que el presidente enfermo sigue trabajando. Afortunadamente para él, está asintomático, lo que implica que el tipo puede continuar trabajando y lo va a presentar como sacrificio por la patria”.

Inicialmente se había informado que el presidente estaría trabajando desde la Casa Blanca, pero en la tarde de hoy, según el diario español “El País”, se confirmó que será trasladado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Mayland. Además, los médicos le habrían recetado “una dosis de 8 gramos de cóctel de anticuerpos policlonales Regeneron”.

Fernando Wilson: “Puede continuar trabajando”

Sacar ventaja de la enfermedad

No solo el coronavirus puede ser un enemigo para la campaña de Trump, también el tiempo. El próximo debate es el 15 de octubre en Miami. El primer encuentro entre el demócrata Biden y el actual presidente de EE.UU., estuvo marcado por el caos y, sobre todo por las reiteradas veces que el mandatario interrumpió a su contrincante.

Desde la política estadounidense se comenzó a especular la veracidad del resultado del test de Covid. Sin embargo, Pilar Lizana, analista internacional, en conversación con Cooler, advierte que es difícil que el contagio sea una estrategia para evadir un debate presidencial tan decisivo como el próximo:

“Lo que sí se puede prever es que el contagio del presidente pueda mostrarse como una oportunidad para ambos candidatos, los que utilicen esta enfermedad como ventaja política: ya sea generando empatía y cercanía con la gente en el caso de Trump, o profundizando las críticas sobre el comportamiento y resultado de los esfuerzos hechos por el mandatario para combatir la epidemia en el caso de Biden”, indicó Lizana.

Pilar Lizana: “Oportunidad para ambos candidatos

Para la analista: “Más que una estrategia, ambas campañas podrían ver este acontecimiento como una oportunidad para ambos, intentando de sacar réditos políticos y ganar votos.”

*José Tomás López, Raimundo Irazabal, Nicole Beretta, Catalina Sepúlveda.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: