Las salas de clases siguen a la espera

Las salas de clases siguen a la espera

Profesores y apoderados estuvieron afuera de los colegios protestando por la vuelta a clases.

El primer día del retorno voluntario a clases presenciales en cinco colegios de Pirque fracasó: los apoderados no enviaron a sus hijos.

Por Raimundo Irazabal

Con horarios reducidos, 20 alumnos en sala en cinco establecimientos y protestas de apoderados partió el esperado retorno a clases presenciales después de seis meses de suspensión, en colegios de la comuna de Pirque, en el sector sur de la región Metropolitana.

Un reportero resumió los hechos en televisión: hubo más periodistas que estudiantes.

Los llamados de las autoridades para el retorno voluntario a clases, y en particular de los ministros de Educación, Raúl Figueroa, y de Hacienda, Ignacio Briones, no fueron acogidos masivamente por la comunidad escolar, al menos en el caso de Pirque.

El presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, cuestionó la iniciativa que impulsó e gobierno: “El papelón del ‘retorno a clases’ en Pirque demuestra que no es una política adecuada forzar a la gente. Chile cambió, la gente ya no acepta medidas arbitrarias o poco racionales solo porque lo dispongan los poderosos”.

Pidió Aguilar al Mineduc “focalizar sus esfuerzos en apoyar a los alumnos sin conectividad”.

Una de las apoderadas que se manifestó contra el retorno declaró a los canales de televisión que no quería enviar a sus hijos a clases para que no fueran “conejillos de indias”. Los apoderados plantearon, en especial, temor al contagio de los estudiantes.

Ante las críticas que recibió en redes sociales por la escasa acogida a la iniciativa del regreso a clases, Figueroa se defendió en Twitter: “aunque hubiese llegado solo uno [alumno], como @Mineduc es nuestro deber asegurar la continuidad de sus aprendizajes”.

Resaltó el ministro que los alumnos “llegaron de manera totalmente voluntaria a clases presenciales”.

193 colegios piden volver

Los establecimientos educacionales que reabrieron el jueves sus aulas, cerradas con la pandemia de la Covid-19 son: Liceo El Principal (tercero y cuarto medio), Liceo El Llano (tercero y cuarto medio), Escuela Lo Arcaya (octavo básico), Escuela Santos Rubio (octavo básico) y la Escuela San Juan (sexto básico).

Al Liceo el Llano no llegó ningún estudiante, mientras que al colegio Santos Rubio asistieron dos alumnos de octavo básico, en el Colegio lo Arcaya tres y en el Liceo Principal se produjo la más alta asistencia con 10 estudiantes. El Mineduc informó que en total llegaron 20 estudiantes y que esperaban unos 30.

En la Escuela San Juan, los apoderados dijeron que no enviarían a sus hijos mientras estuviera la prensa en el lugar, según informó radio Agricultura.

También esta semana retornó a clases la Escuela Hernán Ciudad de Pelarco, en la región del Maule. Para el lunes 5 de octubre se espera que vuelvan a las aulas los alumnos de los colegios particulares Tabancura, Huelén, Los Andes y Cordillera, todos del sector oriente de Santiago.

Un total de 193 establecimientos escolares han solicitado la reapertura al ministerio de Educación, 56 de las cuales han sido aceptadas.

Según datos del Mineduc son 57 establecimientos escolares en el país, incluidos los de Pirque, que han vuelto a tener actividad docente presencial. De ellos, 22 se sitúan en la región de los Ríos, once en la de Aysén, diez en la de Valparaíso, cinco en la Metropolitana, cuatro en la de Magallanes, dos en la del Maule e igual número en la de la Araucanía y uno en la de Los Lagos.

La insistencia del gobierno

Durante toda la pandemia se ha discutido cuándo deben volver a clases presenciales los estudiantes de enseñanza básica y secundaria. Cuando se anunció la “nueva normalidad”, el ministro Figueroa anunció un pronto regreso, pero este no se concretó.

La baja de las cifras de contagios por coronavirus reabrió el tema para el Mineduc.

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, ha insistido en que los alumnos vuelvan a clases

Figueroa señaló en Hoy es Noticia de CNN: “Todas las comunas que están fases 3 y 4 están en condiciones ya de volver a clases. Ahora que se ha desconfinado casi toda la región Metropolitana, que concentra el 40% de la matrícula, uno podría perfectamente señalar que entre el 70% y 80% de la matrícula está en condiciones de volver a clases presenciales, si los sostenedores así lo solicitan”.

El titular del Mineduc recibió apoyo del ministro de Hacienda, Ignacio Briones. Este último argumentó que el regreso a clases facilitaría a reducir la brecha de desigualdad entre alumnos y además provocaría la reinserción de la mujer al mundo laboral.

Con la mayor parte de la actividad productiva y de servicios reiniciando sus actividades presenciales, la educación secundaria, básica e incluso preescolar es el mayor sector pendiente.

El problema es determinar dónde se encuentra el delicado equilibrio entre la salud de las personas y la marcha de la economía.

Rechazo opositor

Las declaraciones de ambos ministros generaron rechazo en la oposición. La senadora Yasna Provoste (DC), ministra de Educación de la Concertación depuesta por una acusación constitucional, declaró: “Se quiere forzar la reactivación de clases a costa de la salud de las personas”.

El Colegio de Profesores critica el retorno a clases. En la foto, Darío Vásquez, secretario general del Colegio de Profesores

El planteamiento del Colegio de Profesores es que las clases no vuelvan hasta que se normalice la situación o exista una vacuna para prevenir los contagios, y la creación de una mesa de trabajos con apoderados, pedagogos, estudiantes y el ministerio de Educación.

Darío Vásquez, secretario general del Colegio de Profesores, declaró a Cooler: “Hacemos un llamado a que se haga una comisión de trabajo para conocer bien el tema y evaluar y resolver con el ministerio frente al tema. Sin embargo, el ministerio no quiere escuchar a los apoderados, profesores, alumnos y alcaldes”.

El ministro de Educación se “lava las manos”, sostiene, porque si ocurre un eventual contagio de alumnos, profesores o funcionarios del recinto educacional, este pasaría a ser de responsabilidad de los sostenedores que pidieron la vuelta a clases y no del Mineduc.

 “Creemos que el ministerio de Educación no ha asumido la responsabilidad que corresponde en un modelo educacional, que la traspasa la responsabilidad a los sostenedores”, señaló Vásquez.

Víctor Chanfreau, relacionador público de la Aces, plantea que ante un eventual retorno a clases habría movilizaciones

Ante un eventual regreso a clases, Víctor Chanfreau, relacionador público de la ACES, afirmó a Cooler que “volverían las movilizaciones, campañas de propaganda. Sería un rechazo absoluto por parte de los y las estudiantes y se trabajaría en conjunto con otras comunidades educativas y organizaciones sociales para manifestarse en contra de esta resolución”.

Voz de los colegios particulares

Para el presidente de la Federación de Instituciones de Educación Particular (FIDE), Guido Crine, “el año escolar debe terminar como cada comunidad educativa lo decida, tal como el propio ministerio lo sugiere, junto con el criterio de que se den las condiciones de seguridad para solicitar un posible retorno a clases”.

A la FIDE le preocupa que el retorno a clases sea lo más seguro posible y que cada recinto escolar cumpla las siete condiciones exigidas por el Mineduc y Minsal, que se encuentren en fase cuatro o cinco. Plantean, además, que cada comunidad escolar tiene autonomía y le informan periódicamente al ministerio de Educación su curso de acción.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: