La Tepual: Más que solo panes y pizzas

La Tepual: Más que solo panes y pizzas

Ubicada en pleno corazón de Ñuñoa, está la pizzería La Tepual. Administrada por Francisco, su dueño, este lugar tiene más particularidades que ser solo un lugar donde venden pizzas y otros tipos de masas.

Por Mylena Jeldes

Francisco León, de 36 años, es la cara visible de este emprendimiento que empezó en agosto de 2018. Después de diez años de una búsqueda constante de qué hacer para ganarse la vida -donde incluso en algún momento se dedicó a vender planes de AFP y seguros- pudo concretar su negocio gracias a la ayuda de un conocido empresario. 

Su amor por la cocina partió desde muy pequeño, ayudaba a su madre haciendo pan para la casa y otras preparaciones. Con el paso de los años, empezó a hacer colaciones en su casa para venderlas por distintos puntos de Santiago, lo que le ayudaba a ganar algo de dinero, pero no lo suficiente para mantener a su familia. 

Ahí fue cuando nació la idea de tener un negocio de comida, pero no tenía ningún sustento económico para empezar.

El comienzo

Sin saberlo, en 2018 la historia de Francisco iba a cambiar para siempre. La secretaria de uno de los lugares donde acostumbraba a repartir colaciones diarias -gratuitas- le dijo que su jefe quería conversar con él. 

Concretaron una cita, aunque Francisco jamás imaginó que el empresario iba a ir directamente a su casa para la conversación. Luego de un rato hablando sobre la historia de vida y negocios del aludido, Andrónico Luksic le preguntó en qué deseaba especializarse y qué era lo que hacía mejor, a lo que inmediatamente respondió: pizza y otros tipos de masas relacionados.

¡Que así sea entonces!, el conocido empresario decidió financiar por un año el arriendo de un local para que León pudiera establecerse con un negocio fijo. El compromiso fue que, debía dar trabajo a más personas y prosperar en el tiempo, para poder hacer crecer su negocio y que no fracasara como los anteriores que intentó tener.

Devolver la mano

La ayuda del empresario sirvió como un “empujón” -como le dice él- para poder partir con La Tepual. El nombre de la pizzería viene del barrio donde se crió en San Bernardo, así que todo en su local tiene un significado que trasciende más allá de lo que se ve.

Fue gracias a esta ayuda del presidente de Quiñenco, que Francisco León sintió que tenía que devolverle la mano, pero no a él. Sino que, cumplir con su palabra de dar trabajo y además, ayudar a las personas que lo necesiten.

A través de la cuenta de Instagram de la pizzería -que actualmente cuenta con casi 27 mil seguidores- León publica casi todos los días post que invitan a la gente sin trabajo o simplemente que estén complicados con el dinero, a acercarse a su negocio y pedir pan sin temor alguno. 

Además de esto, el emprendedor quiere ayudar a otras personas que estén en la misma situación que vivió él, por lo tanto, ayuda a promover emprendimientos de otros. La invitación es ir a la pizzería para promocionarlos. “La idea es aprovechar los seguidores que tiene el Instagram de La Tepual para que hagamos que harta gente lo vea. Esto no es canje, no pedimos nada a cambio. Ni una muestra gratis ni nada, simplemente lo hacemos porque ahora más que nunca hay que hacer estos actos”, explicó León.

Es por esto que La Tepual dejó de ser un simple negocio que vende pizza y pan. De hecho, nunca fue sólo eso. Francisco León quiere dejar una marca en el mundo y lo logra gracias a sus gestos con las demás personas.

Tiempos de crisis

Con la pandemia, las ventas de pizzas bajaron considerablemente. Además, el dueño tuvo que despedir a varios de sus trabajadores, porque realmente no daban abasto para poder mantener el mismo ritmo que antes.

Los tiempos han sido difíciles para Francisco y su familia, pero aún así decidió seguir ayudando a la gente. Incluso, dejó de ofrecer solo pan y pizza para la gente cesante, también agregó un mesón afuera de la pizzería. La intención de este mesón era que la gente donara mercadería para que, los que la necesitaran, pudieran ir y sacarla sin temor alguno.

Los haters en redes sociales

A pesar que Francisco hace un trabajo sin pedir nada a cambio, ha recibido una cantidad importante de mensajes reprochando su actuar. A través de su Instagram, los haters le envían mensajes directos donde le dicen que si quiere hacer un buen acto no es necesario publicarlo en redes sociales.

Otros le preguntan cuál es el objetivo de lo que hace, acusando de usar esta generosidad como estrategia para ganar seguidores y ser más conocido en las redes. Sin embargo, el dueño de la pizzería siempre responde a estos mensajes, que muchas veces lo dejan descolocado.

Y entonces… ¿qué es La Tepual?

Te lo resumo… es comunidad, es barrio, es la pichanga en la calle, es invitar a saludar a tus vecinos, es jugar al luche, al alto… Es sacar la silla a la vereda y tomar once con la vecina.. Es pan amasado “remojao” en el jugo de tomate. La Tepual significa que, si no tienes, me saco el pan de la boca para dártelo a ti. Eso.. Eso es La Tepual. ¿Te queda alguna duda?

La Tapual está en Los aliaga 420, Ñuñoa. En este link puedes entrar a su cuenta de Instagram.

Este artículo se hizo en el curso Taller de Edición II, del quinto año de Periodismo UAI.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: