Magallanes está en el ojo de la Covid-19

Magallanes está en el ojo de la Covid-19

Foto: Felipe Soto Chace

La nueva intendenta quiere aplicar normas más estrictas para quienes viajen por Chile y vuelvan a la región. El diputado Gabriel Boric espera que la intendenta tenga mayor protagonismo. El Colegio Médico pide medidas sanitarias más restrictivas. Todo en este reportaje.

Por Raimundo Irazabal

La región de Magallanes tiene luces rojas en el mapa nacional de la Covid-19. Desde hace días supera los 100 casos en cada jornada de nuevos contagiados, con un total de 1.299 casos activos. La persistente tendencia provocó la caída del intendente regional José Fernández y el presidente Sebastián Piñera nombró a la asistente social Jennifer Rojas en su reemplazo.

Una delegación presidencial viajará mañana jueves a la región de Magallanes, integrada por tres subsecretarios: de Prevención del Delito, Katherine Martorell, de Salud Pública, Paula Daza y del Trabajo Fernando Arab, para conocer bien la crítica situación que enfrenta en estos momentos la región más austral del país.

“Vienen a la región a trabajar y conocer en terreno lo que acá está sucediendo, que es algo que por supuesto que para nosotros como región es muy importante, en el sentido, además, de que siempre se reclama por el centralismo”, indicó la intendenta Rojas a Tele13 Radio.

Los subsecretarios de Salud, del Trabajo y del Delito viajarán el jueves 24 a Punta Arenas para reforzar el trabajo contra la emergencia.

Jennifer Rojas García, de Renovación Nacional, entre 2012 y 2015 fue directora regional del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SND), es diplomada en gestión y recursos humanos y cuenta con un postítulo en mediación de conflictos familiares.

El ex jefe regional José Fernández afirmó al diario El Magallánico que lo destituyeron del cargo: “Yo no he presentado mi renuncia, me la pidieron”. Tras estas declaraciones el gobierno desmintió la versión del ex intendente, asegurando que sí presentó su renuncia.

El día en que cayó el intendente de Magallanes, Punta Arenas tenía 7 veces más casos activos que la comuna de Santiago.

En la víspera de la salida de Fernández, la comuna de Punta Arenas registró 1.257 casos activos, mientras que la comuna de Santiago registraba 175 casos activos. Es decir, Punta Arenas tenía 7 veces más casos que Santiago aunque Santiago más que la triplica en números de habitantes.

“El no renunció, lo destituyeron”

En Punta Arenas pocos dudan que el intendente Fernández fue destituido.

Un conocido reportero de esa capital regional, José Marihueico, que cubre noticias locales desde hace más de dos décadas, aseguró a Cooler: “En la práctica él no renunció, sino que lo destituyeron. Su renuncia venía siendo ya un rumor periodístico desde hace muchos meses”.

Explica que Fernández tuvo un estilo muy diferente al que quería La Moneda, de “bajo perfil, transmitía lo que el gobierno central tenía que señalar, pero él quería más autonomía. Un ejemplo de esto es que pidió medidas extraordinarias para enfrentar la cuarentena, sin embargo, nunca recibió respuestas por parte del ejecutivo”.

La relación de Fernández con los partidos políticos de la zona y las autoridades municipales no era la mejor. Un ejemplo que menciona Marihueico es que estuvo durante tres meses sin conversar con el alcalde de Puerto Natales y presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades, Fernando Castillo (UDI). Tampoco se habría reunido con el Consejo Regional y suspendió el comité político.

La intendencia de la región de Magallanes ha sido un verdadero problema para el ejecutivo. Jennifer Rojas es la cuarta persona que asume este cargo durante el gobierno de Sebastián Piñera. Antes que ellas estuvieron Christian Matheson (independiente), María Teresa Castañón (RN) y el José Fernández (independiente).

Hablan la UDI y Convergencia Social

El concejal Alejandro Soler (UDI) en exclusiva para Cooler asegura: “Más que un problema administrativo, es político, se ve una despreocupación. Esto se puede ver con que existan cuatro intendentes durante este gobierno. Por eso la solución para este problema es la elección de gobernadores regionales, ya que van a dar continuidad. Qué cambio va a provocar un intendente si te cambian cada nueve meses”.

A la nueva intendenta Rojas, se le viene un proceso difícil. No solo es la grave situación sanitaria producto de la pandemia, sino que una vez superada deberá abordar el empobrecimiento de la población pos Covid-19 y enfrentar un plebiscito en 34 días. Dos abogados, Claudio Morán y Hernán Ferreira presentaron el lunes pasado un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Magallanes, para aplazar el plebiscito en la zona. También es una de las regiones del país con más altos niveles de depresión en el país.

“Yo esperaría un mayor protagonismo en las decisiones que se tomen de aquí en adelante, especialmente en las que tienen relación con el manejo de la pandemia. Necesitamos un gobierno regional fortalecido para desarrollar políticas públicas acorde a las necesidades de nuestra región y no solo ser un vocero/a de lo que dicta Santiago”, señaló a Cooler el diputado de Convergencia Social, Gabriel Boric.

Mayor número de casos nuevos de COVID-19

A nivel nacional, la región de Magallanes se ubica como la tercera en casos activos (1.299) después de la Metropolitana (3.321) y la de Concepción (1.669) de coronavirus.

El presidente del Colegio Médico en la región de Magallanes, Gonzalo Sáez, atribuyó en declaraciones a Cooler que los casos subieron en la zona por “la relajación de las medidas protección personal, la aparición de muchos focos relacionados a reuniones sociales y familiares y eso hizo que se perdiera la trazabilidad adecuada para el control y aislamientos de los casos que se van fueron presentando”.

Los casos subieron por “la relajación de las medidas de protección personal, la aparición de muchos focos relacionados a reuniones sociales y familiares lo que hizo que se perdiera la trazabilidad”, dice el presidente del Colegio Médico de Magallanes, Gonzalo Sáez.

Magallanes tiene un 16,3% de positividad en test PCR. Es decir, de cada seis personas que se examinan, una es portadora. El 70,5% de las camas UCI se encuentran ocupadas, tiene la mayor tasa de incidencias de casos confirmados y la trazabilidad es de un 69,7%.

Durante Fiestas Patrias hubo una abrupta caída de los exámenes PCR, siendo el menor número en los últimos tres meses. El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, admitió a Radio Oasis: “Es preocupante lo que sucede en Magallanes. El nivel de contagio es muy elevado”.

Desde el Minsal aseguraron en un principio que hubo una contaminación de laboratorios de exámenes PCR, pero luego lo descartaron. El ministro de Salud, Enrique Paris afirmó que en estos momentos en la región de Magallanes la cantidad de pacientes es cinco veces mayor que en abril cuando fue el primer peak de la pandemia en esa zona del país.

La Confederación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss) de Magallanes criticó en un comunicado los dichos del ministro Paris: “Hemos sido claros y enérgicos, al manifestar que la alta tasa de contagios se debe a las insuficientes e inefectivas medidas adoptadas para el control de la pandemia, al no considerar las realidades particulares de nuestra región para generar estrategias locales”.

Para el consejero regional (CORE) de Magallanes, Miguel Sierpe (DC), el problema ha sido la falta de trazabilidad y control efectivo de la movilidad de la población. Sierpe propone crear un comité intersectorial donde la población se sienta representada e escuche a las personas.

El Consejo Regional de Magallanes aportó con $ 90 millones para ayudar a la detección temprana de los posibles contagios. También aprobó un subsidio por 450 millones que será distribuido en distintos municipios de la región para financiar proyectos derivados de la Covid-19.

Abandono y centralismo

Diversas autoridades regionales cuestionan que existe abandono y excesivo centralismo en las decisiones que se toman sobre la región, lo que se habría agravado en la pandemia.

“Las decisiones son tomadas del nivel central, sin capacidad de tomar decisiones en las regiones. Entonces por ejemplo sucedió en abril y ahora en agosto es que la dictación de la cuarentena se demoró tres semanas a lo que nosotros pedíamos en conjunto con los expertos”, concluyó el presidente regional del Colegio Médico, Gonzalo Sáez.

“La pandemia solo ha develado lo asfixiante del centralismo y lo que sucede cuando las decisiones se toman desde un escritorio en la capital y no trabajando en el territorio”, dice el diputado Gabriel Boric.

“Hay una evidente despreocupación hacia las regiones, especialmente Magallanes, no solo en pandemia, sino desde el inicio del gobierno de Sebastián Piñera. Los reiterados cambios de intendente, el Plan Magallanes que nunca tomó cuerpo y solo quedó en una declaración de intenciones, el abandono al Plan Especial de Zonas Extremas que había traído a la región importantes proyectos de desarrollo. En fin, la pandemia solo ha develado lo asfixiante del centralismo y lo que sucede cuando las decisiones se toman desde un escritorio en la capital y no trabajando en el territorio”, afirma el diputado Boric.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: