El impacto del covid-19 en el crecimiento mundial

El impacto del covid-19 en el crecimiento mundial

Un estudio realizado por investigadores de UCLA dice que la esperanza de vida de al menos tres países va a caer considerablemente este año a causa de la pandemia que vivimos. Entre ellos, Estados Unidos, y particularmente el estado de Nueva York, donde la reducción sería de 2 años. Aunque dicha proyección es preliminar -ya que el balance de muertes sigue aumentando día a día y mientras no se tenga una vacuna es impensado hablar de números finales- nos preguntamos qué impacto podría tener el covid-19 en el crecimiento mundial, considerando el factor demográfico y las proyecciones económicas, con una pregunta de fondo: ¿es comparable con el daño que han dejado otras pandemias?

Por Isidora Cuadra, Fernanda Latuz, Magdalena Muñoz y Constanza Vásquez

Al 30 de julio de 2020 la Organización Mundial de la Salud contabilizaba 17 millones 95 mil 495 personas contagiadas con covid-19 alrededor del planeta y más de 668 mil muertos. A la cabeza de esa lista, Estados Unidos, con casi 4 millones y medio de contagios y 151.269 fallecidos.

El triste balance global motivó a dos investigadores del California Center For Population Research, de la Universidad de California, Patrick Heuveline y Michael Tzen a calcular las tasas de mortalidad de covid-19 para 263 países, territorios, provincias chinas y estados norteamericanos. Estandarizaron 250 de estas tasas usando distribuciones de edad y sexo de la población y recalcularon la esperanza de vida al nacer en 2020. El resultado: sugieren que si las cosas siguen como van, el 1 de octubre Estados Unidos reduciría su esperanza de vida al nivel más bajo desde 2008.

En Chile el conteo no permite proyecciones tan precisas. Aún hay controversia por los cambios reiterados en la metodología bajo la mano del ahora exministro Jaime Mañalich y la comunidad científica busca consensos con el recién llegado Enrique París.  Pero sí es posible hablar de calidad de vida y repasar cómo el virus nos ha impactado en lo económico y social.

Las clases en las universidades alcanzaron a durar como máximo 7 días, los colegios tuvieron un par de semanas de vuelta de las vacaciones de verano y los trabajadores se vieron afectados por el peligro que acechaba no solo a Chile, sino que al mundo.

Las clases se cancelaron, pasando a la modalidad virtual. Muchas empresas hicieron que sus trabajadores dejaran de asistir, volviendo una nueva opción el teletrabajo. Medidas que no se ven cercanas a terminar.

El desempleo ha aumentado considerablemente (a un 8,2%). Frente a esto se han desencadenado una serie de manifestaciones por falta de comida en comunas como El Bosque.

El mercado ha sufrido una gran inestabilidad, afectando directamente a los fondos de AFP, haciendo que las personas pierdan millones de sus ahorros. Un ejemplo es el fondo A, que en marzo había borrado todo lo ganado en 2019, bajando en un 17, 47%. La bolsa también se vio golpeada. Aerolíneas, hoteles, restaurantes, son algunos de los rubros más golpeados.

Hablando de pandemias

Desde la Plaga de Atenas en el 430 Antes de Cristo, hasta el coronavirus, más de 20 pandemias han puesto bajo amenaza a la especie humana. Algunas de las más significativas, en cuanto a número de muertos y demora en controlar, han sido la peste negra, la denominada gripe española, la viruela y el VIH.

La peste negra, que atacó a Europa y Asia en el siglo XIV, terminó con la vida de más de 200 millones de personas. Un cuarto de la población que entonces tenía el viejo continente. Los ratones que viajaban en barcos mercantes se encargaron de transmitir la enfermedad en cada puerto que llegaban. Se cree que esta ha sido la pandemia más mortal de la historia.

En 1918 la llamada gripe española apareció en escena. Surgió por un brote del virus de la influenza, atacó por aproximadamente dos años a la población y se estima que causó 50 millones de muertes en todo el mundo.

La viruela, en cambio, ha acompañado al ser humano en varios momentos.  Esto se debe principalmente a que su origen es desconocido Se estima que en los últimos 100 años cobró la vida de unos 500 millones de personas. Logró ser erradicada en el año 1980.

El VIH comenzó a investigarse en 1981, con los primeros casos conocidos y a la fecha sigue siendo uno de los mayores problemas de salud pública a nivel global. La OMS señala que hasta 2019, más de 32 millones de personas habían muerto a causa de enfermedades relacionadas con el VIH sida.

Sin embargo, aunque podamos tener estas pandemias como referencia, los expertos dicen que no son comparables con el covid-19.

El epidemiólogo chileno Elard Koch recuerda que la gripe española es un virus que se transmite muy rápido a través del aire, mientras que el virus al que nos enfrentamos hoy es más pesado y se transmite de forma más lenta porque no es capaz de volar y necesita un mecanismo físico. Dice que la gripe española generó inmunidad relativamente rápido, mientras que hoy con el nuevo coronavirus existen rebrotes después de varios meses. Koch cree que si bien esta pandemia avanza más lento, será más larga que el resto y durará hasta que se pueda generar la inmunidad a través de contagio natural, una vacuna o profilaxis.

El historiador Javier Vásquez dice que a pesar de que las pandemias anteriores y el actual covid-19 se dieron en contextos completamente distintos, algo tienen en común: el poco control sobre éstas a pesar de los avances en la medicina. Destaca el caso de Rusia y Estados Unidos, potencias desarrolladas y con la más alta concentración de avances tecnológicos pero que aun así tienen la mayor cantidad de infectados. Sin embargo, concuerda con el epidemiólogo en la temporalidad, ya que las anteriores pandemias fueron mucho más rápidas que la actual. Y aunque no cree que covid-19 cobre tantas víctimas como las otras, tampoco cree que se logre frenar rápidamente.

La historiadora de la Universidad Católica, Catalina Baeza, también opina que las circunstancias son muy diferentes, ya que hoy en día es mucha más fácil adquirir información de cómo cuidarse frente al virus que en las pandemias pasadas.

¿Cuánto puede afectar al crecimiento el covid-19?

En materia económica, el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) pronosticó que el PIB mundial podría caer hasta un 10% este año, debido a las complicaciones que ha generado en la actividad la aparición de la pandemia. Sin ir más lejos, para Chile se esperaría una caída de un 3,3%, según cifras entregadas por el Banco Mundial.

“El efecto sobre el crecimiento económico está relacionado con la suspensión de algunas actividades, tales como el comercio, los restaurantes, los hoteles; eso lleva asociado un aumento significativo del desempleo, pues en esos sectores hay mucha mano de obra contratada”, comenta el economista Hernán Frigolett.

Y es que, en el caso de Chile, el desempleo alcanzó su nivel más alto en 10 años durante el primer trimestre, con un 8,2%, según las cifras informadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

“Podemos llegar a niveles de desempleo que estén en torno al 15% en el mes de junio, esto cuando se combine la estacionalidad en el empleo, que es la más baja del año, junto con mucha suspensión laboral y actividades que han decidido finiquitar a sus trabajadores, que están en desempleo franco. Eso posiblemente se mantenga en aquellos niveles durante el segundo semestre de este año… probablemente se recuperarán niveles de actividad más menos normales a fines del primer semestre del 2021”, agrega el economista.

A esto se suma el lapidario informe que emitió la OCDE en el mes de junio que proyectó el impacto económico mundial del covid-19 en dos escenarios: con un solo brote y con segunda ola. En el primer caso la economía caería 6% y en el segundo, un 7,6%. Para Chile, las caídas proyectadas serían 5,6% y 7,1% para los respectivos escenarios planteados. 

Otro de los indicadores de crecimiento es la esperanza de vida, que frente a una crisis sanitaria como la que estamos viviendo, con todos los fallecimientos asociados, podría verse modificada.

Decíamos al comienzo de este reportaje que, según el estudio de Heuveline y Tzen, Estados Unidos podría sufrir la mayor caída en la esperanza de vida desde 2008. El mismo informe   dice que España ya redujo su esperanza de vida en 0,7 años, lo que es equivalente a 8 meses y medio.

Según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el año 2020 era de 83,69 años, tercera mayor en el mundo después de Japón y Suiza. Sin embargo, de acuerdo con el estudio, ahora sería de 82,98 años, igual a la del año 2014. Por lo tanto, en tan solo unos meses se habría perdido lo avanzado en longevidad durante los últimos 6 años.


Medidas en el mundo y Chile

Algunas de las medidas que más se han repetido en el mundo son las cuarentenas obligatorias y cierres de fronteras. Algunos países optaron por hacer esto último desde el inicio de la pandemia. En otros casos, como Chile, se optó por la aplicación de la cuarentena voluntaria a los pasajeros provenientes de algunos países de Europa, como España e Italia.

Luego, con el incremento de las personas infectadas, los países del viejo continente, que en ese momento eran los que lideraban el número de contagios y de muertes, decidieron aplicar cuarentena obligatoria, aceptando un gran costo económico que conllevó la recesión de la bolsa, caída de acciones y la subida del dólar.

Rusia ha causado gran expectación debido a que rápidamente se convirtió en el segundo país con el mayor número de personas infectadas, después de Estados Unidos y sin embargo, el Presidente Vladimir Putin decidió terminar el confinamiento de manera gradual el 12 mayo para poder salvar su economía. Las proyecciones de los analistas no son alentadoras para este país. El analista internacional y académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, Fernando Wilson, dice: “mantener la cuarentena es algo que sencillamente la economía rusa no puede aguantar, además de que los rusos llegaron al límite final y van a tener que aceptar un precio extremadamente alto si es que pretenden mantener su sistema económico funcionando”.

Estas diferentes medidas sanitarias han llevado a los países a implementar una serie de políticas para enfrentar el fuerte impacto humano, económico y social, que han llevado a disminuir drásticamente el acceso a los servicios básicos.

El Programa Mundial de Alimentos estima que las personas que padecen hambre podrían duplicarse a nivel global si no se toman las medidas necesarias.

¿Qué se ha hecho en América Latina en ese plano?

En el caso de Argentina el gobierno amplió la cobertura de tarjetas alimentarias que benefician a más de 1 millón de familias.

Costa Rica actualmente está entregando canastas con alimentos básicos a las zonas más vulnerables y en el caso de Uruguay estas son entregadas a trabajadores informales.

El gobierno de Chile anunció la entrega de 2,5 millones de cajas de alimentos con alimentos no perecibles y elementos de limpieza, que ya están repartiendo a domicilio.

El caso de Chile no es muy distinto a Rusia. “Estamos siendo afectados por lo que se presagia será la peor recesión de la economía mundial desde la gran crisis de 1929”, dijo el presidente Sebastián Piñera a mediados de abril y minutos antes de que comenzará a resonar la tan polémica “vuelta a la normalidad”. El presidente Sebastián Piñera pidió adaptarse a una nueva realidad en que los funcionarios públicos debían volver progresivamente a sus trabajos. Algunos malls abrieron sus puertas con aplausos incluidos, se habló incluso de que los estudiantes pudieran retomar las clases en mayo y las cuarentenas se levantaron en gran parte del país. Dos semanas después los contagios diarios alcanzaron un lamentable récord que nos sitúa en el top ten de los países con mayor número de infectados diarios. El 1 de junio Chile superó la barrera de los 100.000 contagiados. El 80% de los nuevos contagios pertenecen a la Región Metropolitana, que se encuentra en cuarentena total desde el 15 de mayo.

Proyección de los expertos a futuro

Una de las incertidumbres más grandes hoy en día es saber qué nos espera en el futuro y cuándo se acabará todo esto. Además, estar preparados para los grandes desafíos que tendremos que enfrentar en diferentes ámbitos.

La pandemia del coronavirus traerá consecuencias sociales, económicas y humanas. Por esto, los expertos tratan de adelantarse investigando cómo serán las circunstancias cuando todo esto termine y cuáles serán las medidas que se tendrán que tomar.

Desde la vereda de la medicina, los doctores y científicos ya hacen sus proyecciones respecto al número de muertes que se esperan y cómo se desarrollará la curva de contagios en los próximos meses.

El epidemiólogo chileno, Elard Koch, cree que aún queda por lo menos un mes de esta ola que clasificó como el “peak de contagios” y se detendrá cuando se encuentre una vacuna o solución médica para tratar la enfermedad y frenar los contagios. Antes que esto ocurra, su proyección del número de muertos para Chile es dura. En el siguiente audio explica cómo puede detenerse.

Javier Vásquez, considera que el impacto que realmente se verá en el futuro será social. El historiador cree que con las estructuras mundiales colapsadas se necesitarán nuevas políticas que ayuden a apaciguar los efectos de la crisis.

“Siempre que existe una crisis se comienza a cuestionar la antigua estructura hasta que esta cae y se forma una nueva, como una especie de revolución. Hay que tener cuidado en este punto porque al hacer cambios tan profundos se crea, indudablemente, un escenario incierto y débil, esto sumado al mal pronóstico en el que nos encontramos inmersos ahora, es decir, la crisis que se viene será profunda sobre todo en los países económicamente más inestables como es el caso de Chile, lo que podría tener como consecuencia volver al nivel de producción que se venía llevando en los próximos años” cree Vásquez.

En esta misma línea, la historiadora Catalina Baeza, también considera que el impacto será social y cultural, considera que el periodo en el que vivimos se verá marcado fuertemente con esto e impactará en la sociedad como antiguamente ocurrió con pandemias anteriores.

No se puede predecir qué pasará en el futuro, pero distintos expertos tienen teorías que sin duda podrían acercarse a los hechos que se vendrán más adelante. Mientras algunos piensan en la importancia del impacto económico y sus consecuencias, otros creen que el verdadero golpe se dará en la sociedad tanto con crisis en este ámbito como con cambios culturales y estructurales. Es decir, la forma en la que estábamos acostumbrados a vivir probablemente se verá sujeta a cambios.

Las autoras de este reportaje son alumnas del curso de Periodismo de Datos de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: