La jugada más arriesgada de Desbordes

La jugada más arriesgada de Desbordes

El presidente de Renovación Nacional asumió como ministro de Defensa Nacional en el último cambio de gabinete de Sebastián Piñera, el cual se sitúa en uno de los momentos más discordantes de Chile Vamos tras la aprobación del retiro de 10% de los fondos AFP.

Por A. Albornoz, A. Campillay, A. Paiva, C. Matta y J. Hidalgo

Son tiempos difíciles para Chile Vamos. La falta de unión en el bloque desencadenó una renovación del gabinete ministerial con el afán de “emprender una nueva etapa con un verdadero espíritu colectivo”, así lo manifestó el presidente durante la ceremonia.

Sin embargo, a pesar que el nuevo ministro de Defensa se ha caracterizado por ejercer un liderazgo calificado como díscolo por algunos personeros de su partido, su aparición en la cartera podría guardar relación con su pasado como ex oficial de Carabineros, en miras de la incertidumbre sobre futuras manifestaciones ciudadanas.

Asimismo, basados en las últimas discusiones parlamentarias, Desbordes ha demostrado que cuenta con capacidad para conectar con las demandas ciudadanas, como una forma de mantenerse vigente de cara a los desafíos políticos que dejará la crisis a nivel país.

Falta de acuerdos

El debate en torno a la aprobación del proyecto de retiro de fondos previsionales generó opiniones contrarias frente al llamado de La Moneda, el cual buscaba sumar votos de la coalición oficialista que se opusieran a la iniciativa. Aquella moción no prosperó; el proyecto fue aprobado con el apoyo de 35 diputados, entre ellos, Mario Desbordes.

El hoy ex presidente de Renovación Nacional se abstuvo en la primera votación, pero más tarde fue uno de los primeros políticos de la derecha en decir que estaría a favor del retiro del 10% tras explicar en Publimetro: “Me convencí de que, lamentablemente, para mucha gente no es una mala opción, es la única opción”.

Pero esta no es la primera vez en que el ex timonel de RN enfrenta desacuerdos dentro de su partido. Durante el debate en torno al Acuerdo Nacional que reunió al oficialismo y a parte de la oposición para enfrentar la actual crisis económica, el ahora ministro de Defensa solicitó que se incluyera la condonación de deudas del CAE, instancia en la que precisó a La Tercera que “debería hacerse un esfuerzo fiscal por una sola vez para apoyar a todos los estudiantes”.

Aquellas declaraciones despertaron alarmas en La Moneda. El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, rechazó discutir la propuesta y pidió que los temas a tratar en las mesas de discusión se acotaran al plan de emergencia; mientras que el Ministro de Educación, Raúl Figueroa, añadió que “se han tomado medidas” en la materia. La respuesta de Desbordes llegó con rapidez: “hay que estar un poco más conectado con lo que pasa con la gente” fueron sus palabras, a la par que reclamaba por mayor presencia de RN en el comité político.

La figura de Desbordes ha sido polémica en muchos episodios de la derecha en el país. Durante el estallido social tuvo un rol negociador para lograr el Acuerdo por la Paz y fijar fecha para el plebiscito. Al mismo tiempo, Desbordes se desmarcaba del discurso oficialista y apuntaba con fuerza a la clase media con largas apariciones en matinales y radios. Todo un fenómeno en la coalición.

Hoy es uno de los pocos integrantes de Chile Vamos en señalar la necesidad de conectarse con la gente de la elite y el segundo pido, frente a la crisis económica que vive el país. Desbordes ha sido un fuerte crítico de los programas sociales definidos por el gobierno en medio de la pandemia. “¿Estamos esperando que la gente salga a protestar y haya un estallido social 2.0? (…) Hagamos un mea culpa en serio”, dijo el ex presidente de RN en Cooperativa.

Una estrategia de unidad

La lucha de trincheras que se veía en los campos de la derecha quedó definitivamente apaciguada por el nombramiento de los dos polémicos y principales “rivales” de RN en las bancas ministeriales.

La disputa Allamand-Desbordes se transforma ahora en un amargo recuerdo del pasado, ya que los dos extremos fueron neutralizados al momento de firmar como ministros y cuadrarse bajo el liderazgo político del presidente.

Las derrotas estrepitosas sufridas en este último tiempo serán parte de la historia si en las próximas elecciones municipales CHV logra importantes triunfos en elecciones clave frente a la presidencial de 2021.

Las polémicas declaraciones emitidas por Mario Desbordes pasarán a segundo plano al ser parte del gabinete, cargo que lo obliga a cuadrarse con el presidente, situación que calza con una frase de Al Pacino en “El Padrino”: “Mantén a tus amigos cerca y a tus enemigos más cerca aún”.

Sin embargo, la polémica no acaba aquí, porque a pesar de que en La Moneda la silla musical ha llenado sus puestos, la cabecera de RN queda con un banco vacío.

La interrogante de quién será el mejor para ocupar ese puesto se transforma nuevamente en una disyuntiva para la coalición. Una cara nueva o al menos no muy manoseada, que logre unificar los dos extremos que habitan el partido será solo una de las dificultades a las que se enfrentará Renovación Nacional. 

One thought on “La jugada más arriesgada de Desbordes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: