Opinión: No es a la ligera

Opinión: No es a la ligera

Por Paula Bahamonde

Tras el anuncio por parte del ministro de Salud, Enrique Paris, del plan de desconfinamiento “Paso a paso” han habido diversas reacciones, tanto de autoridades como de la ciudadanía. Por ejemplo, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, criticó la medida y afirmó que es “un plan de desconfinamiento sin recursos adicionales y, lo más grave, desconociendo las diversas realidades territoriales”, sentenció el edil.

La iniciativa, que cuenta con cinco pasos, fue anunciada tras la leve mejoría en las cifras en la zona central, sin embargo, es importante recalcar que en otras zonas del país la situación no es la adecuada aún para disminuir las restricciones sanitarias y de seguridad, como son el caso de Antofagasta, Iquique o  Arica. De hecho, según informó Bío Bío, la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, alertó un aumento destacado de casos nuevos en Arica, Coquimbo, Ñuble y Los Lagos. A pesar de que el ministro Paris afirmó que “si es necesario retroceder, vamos a retroceder”, es fundamental no relajarnos, ni tomarlo a la ligera y tener en cuenta la gravedad de la situación. Digo esto porque me causaron plena decepción algunos comentarios en redes sociales tras el anuncio del plan “Paso a paso”. Comentarios como “se vienen los carretitos”, “queda poco para reventarnos de nuevo cabros” o “a preparar las piscolas que no tomamos en meses”, hacen dar cuenta de lo peligroso que puede ser que el gobierno no emita una postura firme. (Aunque bueno, no sé qué más se podría esperar después de que el ex ministro Jaime Mañalich dijera, en un momento con cifras elevadas de fallecimientos y contagios, que los chilenos podían salir a tomar cerveza con sus amigos o cuando planteó que qué pasaría si el virus muta y se vuelve buena persona).

Por otra parte, también es primordial que el plan de desconfinamiento vaya acompañado de medidas económicas más robustas y eficaces, debido a que las que ya ha anunciado el Ejecutivo han sido insuficientes (por si no nos quedó claro esto después de la discusión por el retiro del 10% de las AFP). En momentos como este, los profundos problemas socioeconómicos del país ya existentes hace décadas se multiplican. Fenómenos graves como la pobreza, la desigualdad, los sueldos irrisorios o las altas tasas de desempleo causan preocupación a la ciudadanía y las iniciativas gubernamentales no han podido dar abasto.

Es por esto que en este proceso debe existir una ayuda a las familias de escasos recursos y a la clase media. Las cifras de desempleo han aumentado drásticamente, por lo que un bono o una caja de alimentos cada x meses no son suficientes.

El caso de España, país que nuevamente tiene un preocupante rebrote de contagios tras el intento de confinamiento, nos tiene que servir de ejemplo: no nos podemos relajar aún y el gobierno debe adoptar una posición firme y medidas pertinentes para afrontar la pandemia del Covid-19.

Esta columna se escribió en la revista Osada, que elaboran estudiantes del quinto de Periodismo UAI en el Taller de Productos Periodísticos. Haz click en el link para ver la revista completa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: