¿Qué hay tras el miedo a engordar en cuarentena?

¿Qué hay tras el miedo a engordar en cuarentena?

Tras el encierro, quedó en evidencia el repudio a la idea de subir de peso y se incrementaron las burlas online al respecto. Pero la gordofobia es un problema que viene desde mucho antes.

Por Gabriela Sierra y Mylena Jeldes

“¿Qué esconde Camiroaga?”. Así se tituló la entrevista realizada por la revista Paula a quien fue uno de los animadores más queridos de la televisión chilena: Felipe Camiroaga.

  • “¿Podrías enamorarte de una persona fea?”
  • “¿¡Fea, fea!? ¿Muy fea? No, muy fea no, para qué te voy a mentir. La fealdad tiene relación con que nos vestimos mal, estamos gordos… Una persona inteligente, que se quiere a sí misma, no va a andar mal físicamente. Yo resumiría todo en que la inteligencia es fundamental.”

Del 2003 -año en que fue hecha la entrevista- al 2020, poco han cambiado las cosas. Desde siempre, los medios de comunicación, la publicidad e industria del cine, han instaurado en el colectivo imaginario la asociación de que una persona gorda es fea, floja, despreocupada, entre otras cualidades consideradas socialmente negativas.

Si bien hay activistas que luchan a diario por erradicar estas ideas, la gordofobia se sigue expresando constantemente. Debido a la pandemia y por consiguiente la cuarentena, el uso de las redes sociales aumentó y, dentro del tráfico de contenido, las publicaciones y memes relacionados al aumento de peso en el confinamiento dejaron al descubierto que la sociedad aún no está cómoda con la idea de no cumplir con los estándares de belleza establecidas por las culturas europeas y estadounidense del rechazo a los cuerpos que no satisfacen estos mismos ideales.

Memes virales en Instagram

La presión por mantenerse dentro del peso durante el encierro es tanta, que en algunos casos llega a ser obsesivo el repudio a la idea de subir un par de kilos. En este mismo contexto, el incremento de la publicidad deportiva para realizar ejercicios en casa potencia la ansiedad de las personas, haciendo aún más difícil cumplir con estas expectativas.

Según la modelo y activista del body positive, Majo Schumacher, la gordofobia se expresa en redes sociales una vez que la gente justifica el por qué de lo que está haciendo. Si quieres saber más, dale play al audio:

Miedo a engordar

Desde la infancia se inculca la idea de que la apariencia es lo más importante y un factor determinante a la hora de relacionarse con otros. Si no tienes el atractivo visual impuesto por la sociedad, probablemente serás víctima de constantes burlas de personas que se sienten con el derecho de juzgar a otros. Ser gordo es un tema que ha sido objeto de mofas desde tiempos remotos, sin pensar en las consecuencias que puede traer para las personas con problemas alimenticios y trastornos mentales.

Dichos del chef Mauri, reconocido cocinero mexicano.

La psicóloga de la Universidad Católica y fundadora del espacio virtual “Body positive Chile”, Ana María Gallardo, conversó con Cooleruai y asoció este “rechazo a la gordura” con el término gordofobia.

“La gordofobia es una forma de cristalizar todo lo que se piensa respecto de una persona gorda. No solo en términos estéticos. Se ha mostrado que se asume que las personas gordas son flojas, irresponsables, caóticas, dependientes entre otros”, dijo.

“Entonces, cuando piensas en la palabra ‘gordo/a’, la verdad es que es un concepto que engloba un sinfín de atributos negativos. Es por eso que existe mucho temor a la gordura. Nadie quiere ser objeto de rechazo. La cuarentena, la imposibilidad de hacer deporte, la ansiedad por comer carbohidratos podría conllevar un aumento de peso, y eso asusta a quienes tienen la gordofobia internalizada”, explicó.

Sin embargo, la psicóloga cree que la sociedad aún está a tiempo de lograr un cambio en la percepción que se tiene del sobrepeso.

“Es un cambio lento, pero ya se está gestando. Hoy en día existen miles de influencers que en su respectivos espacios están visibilizando la discriminación contra las personas de mayor peso y buscan formas de revertirla. También desde la academia y en los espacios de salud nos estamos cuestionando nuestra propia discriminación internalizada para cambiar los paradigmas desde los que pensamos la salud física y mental”, argumentó Gallardo.

Cooleruai habló con Paulina Henríquez, nutricionista que actualmente realiza asesorías online. Dale play al audio y entérate qué dijo al respecto:

Body positive y body neutrality

El body positive es un concepto que nació en internet. Por lo mismo, puede ser interpretado de diversas formas y su significado colectivo está en constante mutación. La activista chilena del body positive, Antonia Larraín, lo entiende como un “movimiento principalmente digital y de los últimos años, que busca la aceptación, normalización y visibilización de todos los tipos de cuerpo. Expone que todos los tipos de cuerpos son igual de válidos, merecen el mismo respeto”.

Escucha la historia completa en el siguiente audio:

En paralelo, existe otro concepto más moderno que busca erradicar la gordofobia. Este es el body neutrality y, a diferencia del anterior, deja de lado el tema del cuerpo. Se trata de encontrar el amor propio mediante los logros personales, por lo que cada uno es y no por un tema netamente físico. Como dice su nombre, verlo como algo neutro y que no influya en la autopercepción.

Este movimiento parte de una premisa muy presente en la realidad actual: las personas nunca estarán satisfechas con sus cuerpos. Hoy más que nunca hay una exposición significativa a estímulos que llevan a la gente a compararse con otros. Es un círculo vicioso del que cuesta salir, hasta que se toma conciencia de que el cuerpo no define a su dueño, que es a lo que busca llegar el body neutrality.

Culto a la delgadez

Los prejuicios existentes respecto al cuerpo y la asociación de fealdad con gordura, se deben a que la sociedad idealiza a las personas delgadas y las instaura como el modelo de belleza que todos deben seguir. Vivimos en un ambiente que glorifica a las personas delgadas y atribuye su estado a mejor salud y calidad de vida.

En 2018, las psicólogas Ana María Gallardo y Pamela Franco, de la Universidad Católica,  realizaron un estudio sobre las actitudes hacia el peso de la mujer en distintos espacios relacionales, donde se demostró que la mayoría de ellas había recibido en algún momento de sus vidas comentarios negativos acerca de su cuerpo, sobre todo las mujeres con sobrepeso.

En cuanto al uso de atributos negativos y positivos a las palabras “gorda” y “flaca”, es importante destacar que la gran mayoría de atributos negativos fue asignado a la palabra “gorda”, mientras que la gran mayoría de los atributos positivos fueron asignados a la palabra “flaca”. Del mismo modo, dichos atributos tendían a ser polarizados (EJ: “enfermedad/Salud”; “Fracaso, Éxito”; “Fea/Atractiva”). Estos resultados nos invitan a pensar en los estereotipos asignados a ambas tallas corporales. Así mismo, en cómo las personas internalizan dichos estereotipos, lo que en el marco teórico se define como “Estigma Internalizado”.

“Estar gordo no es sano”

La obesidad es un problema de salud global. Según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el 74% de la población chilena adulta sufre de sobrepeso u obesidad, posicionando a Chile en el primer lugar de países de la OCDE con más altas tasas.

Al pasar los años, las medidas del gobierno para combatir estas cifras han obligado a los chilenos a cambiar algunos de sus hábitos. La instauración de kioscos saludables en colegios, la ley de etiquetado y el fin de la libertad para el gasto de la Beca de Alimentación para la Educación Superior (BAES) son solo algunas de las insaturaciones hecha en pos de cuidar la salud de la población.

Publicidad de los año 40

Sin embargo, este tipo de cambios no vienen con educación al respecto, por lo que colabora a establecer aún más que la relación entre el peso y la salud sea siempre de una manera: sobrepeso es igual a obesidad y obesidad es igual a una mala salud.

Y para las mujeres es aún más difícil.

“Según un informe de la ONU del 2018, Chile sigue liderando el índice de obesidad en mujeres dentro de Sudamérica.”

La sociedad siempre ha sido más dura con las mujeres. Por décadas, tanto los medios de comunicación, como la publicidad y la industria del cine le han dicho a la mujer cómo se tiene que ver para ser feliz, exitosa, amada y aceptada. Esto mediante imágenes que indican cuál es el prototipo físico de mujer ideal.

Escucha lo que dijo le Majo Schumacher a Cooleruai sobre la relación entre gordofobia y publicidad:

Según Antonia Larraín, la “gordofobia va de la mano con la idea que las mujeres tenemos que vernos siempre bien”, y esto explica en gran parte la idea de cuerpo perfecto internalizada en cada una.

Cooleruai habló con Paulina Henríquez, nutricionista que actualmente realiza asesorías online. Dale play al audio y entérate qué dijo al respecto:

Campañas e iniciativas

A pesar de que el debate sobre la gordofobia no es nuevo, en este último tiempo han surgido movimientos activistas en contra del odio hacia los gordos y lo que esto conlleva. Son muchos los que han decidido sacar la voz para concientizar a la población sobre el bullying alimenticio que viven algunos y acabar con la errónea sensación de fealdad por tener unos kilos de más.

A través de distintas plataformas han salido a la luz diferentes campañas e iniciativas con un mismo objetivo: terminar con los estereotipos y promover la aceptación de todos los cuerpos.

Estas iniciativas han tomado fuerza alrededor del mundo y sitios como STOP Gordofobia suman cada día más seguidores. Otro ejemplo es La Rebelión del Cuerpo, campaña que busca concientizar sobre la violencia de género y la cosificación de los cuerpos femeninos en los medios de comunicación.

‘Body positive’ campaña en Instagram.

Cabe destacar que todas estas campañas entienden el body positive como un camino y no como un fin, porque tienen que batallar constantemente contra las ideas establecidas de lo que es un cuerpo “lindo”.

“Ahí viene mi idea de que el body positive es un camino. Un camino complejo, con altos y bajos , con días en que no quiero seguir habitándolo porque duele, porque me limita, porque esta medio deforme , y lleno de cicatrices… y otros días en que lo amo, le agradezco su fuerza para soportar tratamientos difíciles, que nos dejaron en la cama por días, que nos botaron el pelo, que nos deforma la cara y el sigue ahí, estoico, conteniendo mi esencia, mi alma y me deja ver un día nuevo, comer una comida rica, abrazar a los que amo, reír hasta llorar”.

Body Positive Chile.

Para Majo Schumacher, la manera de combatir la gordofobia mediante la publicidad es “mostrando más cuerpos, combatiendo para que la publicidad sea más diversa. Que tenga más tipos de cuerpo, más raza, más altura, de todo”. Escucha su declaración completa en el siguiente audio:

La gordofobia es un privilegio de clase

Movimientos como el body positive y body neutrality luchan contra los ideales de belleza impuestos por culturas opresoras. En este ideal la gordura no es considerada como bella, pero la delgadez sí, porque son opuestos.

Según el sociólogo Bastián Olea, “la delgadez es el marcador corporal moderno de belleza que se relaciona simbólicamente a las clases altas, pues son estas quienes poseen los medios económicos, temporales y de habitus que posibilitan dicha corporalidad, en oposición a la apariencia de los pobres, quienes son estadísticamente más gordos debido a sus modos de vida, las extensas jornadas laborales, la dificultad de adquirir productos saludables versus la accesibilidad de la comida rápida”.

@HermannBronca

Mientras que familias privilegiadas pueden elegir y comprar sus alimentos, en la comuna de El Bosque hay otras que protestan para que el gobierno cubra su derecho de alimentación y dependen de la canasta solidaria de Junaeb (Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas). Esta trae (o debería traer) los abarrotes básicos para calmar el hambre por un periodo corto, como arroz, tallarines y algunas legumbres.

Cooleruai habló con Paulina Henríquez, nutricionista que actualmente realiza asesorías online. Dale play al audio y entérate qué dijo al respecto:

Cuando los vecinos de El Bosque protagonizaron huelgas exigiendo comida, las redes sociales fueron testigo de comentarios gordofóbicos por parte de algunos usuarios. En este contexto, juzgar a alguien por su peso es expresar la gordofobia internalizada de la que muchos chilenos no se salvan. Ni siquiera Felipe Camiroaga.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: