Moda en cuarentena: Joggers alcanzan su peak

Moda en cuarentena: Joggers alcanzan su peak

Buzos llamativos, estampados y ropa cómoda son parte de los looks de los usuarios.

Por Mylena Jeldes

Tras dos meses de cuarentena, las personas adaptaron su manera de vestir para estar más cómodos. A pesar del encierro, la gente sigue comprando ropa a través de tiendas online, aunque en vez de privilegiar las faldas y chaquetas, han optado por buzos y conjuntos que les brinden la comodidad necesaria para trabajar o estudiar desde el hogar.

Debido a esto, clásicos pantalones de algodón con cintura elástica han vuelto en todo su esplendor. Los típicos buzos fueron modernizados por distintas marcas de ropa y transformaron esta prenda en una versión mucho más chic, pero igual de cómodos que antes. Esto es a lo que hoy conocemos como joggers y sweatpants.

Conjunto de jogger clásico.

Este tipo de pantalones prometen ser versátiles y adaptarse al estilo de cualquier persona. Quedan bien con camisas, tops, zapatillas deportivas e incluso con zapatos de taco alto. Lo interesante es atreverse a combinarlos y jugar con las ideas para lograr algo fuera de lo común.

Preferencias de estilo

La estudiante de periodismo de la Universidad Adolfo Ibáñez, Paula López, comentó a Cooleruai que sus compras por internet han aumentado de sobremanera en estos últimos meses. “No podría dar una cifra exacta de cuánto aumentaron, porque la verdad no sé. Pero me he comprado mucha ropa nueva, que claramente no necesito y ni siquiera sé si me quepa cuando pueda usarla”, explicó.

Dentro de estas compras, López agregó que su preferencia han sido pantalones, buzos, jeans anchos y polerones de polar. Argumentó que considera necesario tener ropa cómoda para estar en la casa y admitió que no entiende a la gente que usa ropa normal para estar en la casa. “De hecho no me pongo jeans desde que empezó la cuarentena. Estoy todos los días con buzo”, culminó la estudiante de periodismo.

Instagram. Valentina Ferragni.

Aumentan las demandas

Catalina Salinas es la dueña de la tienda virtual Modelandola. Ya tiene más de cuatro años con venta de prendas a través de Instagram y hace poco había conseguido tener un punto fijo en la tienda de retail París.

Desde que inició la cuarentena, las ventas de su tienda se multiplicaron por diez respecto de lo que se vendió en febrero. Las principales peticiones de los usuarios son los buzos y jogger característicos de la marca.

Salinas.

A pesar de que ven como algo positivo el aumento de las ventas, la enorme demanda y las condiciones de la cuarentena les han impedido contar con el stock necesario para atender las necesidades de sus usuarios.

“Hemos tenido mucho problema de stock, ya que nosotras mismas fabricamos las prendas. Por ende, cuando hay cuarentena total en comunas donde se encuentran fábricas de tela o talleres que nos prestan servicios, el trabajo se complica. Y por otro lado, como medida de seguridad, trabaja la mitad del personal del que tenemos en fechas normales, por eso no damos abasto con lo que nos piden y lo que podemos producir”, explicó Salinas.

Sin embargo, debido a la contingencia, la tienda le ha dado prioridad a fabricar las prendas más demandadas por los usuarios y dejaron de lado las tenidas básicas, tales como bodys y tops.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: