La nueva hoja de ruta del Minsal: potenciar las residencias sanitarias

La nueva hoja de ruta del Minsal: potenciar las residencias sanitarias

Tras superar los 80 mil contagiados en el país, Piñera acentuó las medidas de aislamiento.  Esta decisión se tomó para evitar la cuarentena total en Valparaíso y la intendencia se puso como plazo el domingo para trasladar los 638 contagiados de la región.

Por Francisca Escalona

Tras la presión de los alcaldes para aplicar una cuarentena total en la región de Valparaíso, el presidente Sebastián Piñera hizo un viraje en el manejo de la crisis sanitaria. El cambio de timón llevó al ministro de Salud, Jaime Mañalich, a descartar, de momento, el confinamiento obligatorio en el puerto y, en cambio, fortaleció el papel de las residencias sanitarias. Así, buscan reducir el contagio y la propagación del virus, sin paralizar la ciudad.

El presidente anunció la disponibilidad de 2.500 camas en esta modalidad para cumplir a cabalidad las cuarentenas obligatorias, ya que las residencias cuentan con las medidas de seguridad, cuidado, alimentación y resguardo necesarias. Se espera aumentar a cuatro mil las habitaciones y trasladar a la mayor cantidad de personas con Covid-19.

Preocupación de los alcaldes

La posibilidad de un brote de contagios en la región de Valparaíso —que ya registra 2.560 casos y 58 fallecidos— preocupa a los alcaldes. Es por esto que durante la semana 22 alcaldes de esa región enviaron una carta al Minsal solicitando una cuarentena obligatoria en toda la zona. Esto, sin embargo, no ocurrió.

El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, manifestó que “el preocupante aumento en la última semana de los casos positivos de Covid-19 y también la fragilidad de los sistemas de salud de la Quinta región” son elementos considerables para decretar el confinamiento obligatorio.

Enfatizó en las condiciones de la región, donde la disponibilidad es de 20 camas críticas para una población de sobre un millón de habitantes. Dio el ejemplo del Hospital Carlos Van Buren, que cuenta solo con una cama.

El flujo constante de tráfico que se observa en esta región fue otra de las razones que dieron los ediles para solicitar un confinamiento obligatorio, ya que las medidas restrictivas fueron insuficientes. La intendencia anunció que ayer se hicieron 54 mil controles, de los cuales 19 mil autos se encontraban en flujo en el cordón de San Antonio y se registró el ingreso de más de 14 mil automóviles a la región.

Según explicó el intendente Jorge Martínez, después de las medidas de prevención del contagio —22 puntos de control, seis aduanas y el cordón sanitario en San Antonio—, el siguiente paso es la implementación de cuarentenas centralizadas.

Plazo hasta el domingo

Como Valparaíso, Viña del Mar y la provincia de San Antonio —con 712 mil habitantes— son las comunas que tienen mayor número de contagios activos, 683, en estas localidades se implementará el traslado a residencias sanitarias. Las personas contagiadas o que estén en contacto con alguien con coronavirus, y carezcan de condiciones en su hogar para cumplir con la cuarentena, serán trasladadas.

La logística consiste en una visita de personal de Fuerzas Armadas para revisar las condiciones en que se encuentran y la viabilidad de aislamiento, cuidado, limpieza y prevención. De lo contrario, en primera instancia de forma voluntaria, se trasladará a las personas. La intendencia fijó plazo de hoy al domingo, a más tardar, para realizar el operativo.

Mañalich explicó que Valparaíso no cumple con los requisitos para aplicar cuarentena porque “los datos numéricos que tenemos hoy no avalan, todavía, la dictación de una cuarentena total”.

El intendente dijo que los 683 casos activos equivalen al 0,08% de la población regional. Para decretar cuarentena, explicó, se considera los casos activos, la densidad, la incidencia de casos nuevos, la vulnerabilidad de la población y la capacidad de la red asistencial. El gobierno puso todas sus fichas en las residencias sanitarias como forma de aislar los casos.

En la región de Valparaíso hay tres residencias, una de ellas corresponde al Hotel O’Higgins que dota de 155 camas a la red, donde 65 habitaciones están en uso. Sin embargo, no son aceptadas en las instalaciones adultos mayores ni personas con enfermedades previas.

La provincia de San Antonio, una de las más afectadas, carece de estas instalaciones hasta el momento. Sin embargo, la intendencia aseguró que se encuentran cerrando el contrato, que entregaría 15 camas a la región.

Los alcaldes criticaron la escasa disponibilidad de residencias sanitarias y las dificultades que podría implicar el traslado de las personas.

Fuentes del sector cuestionaron el aplazamiento de decretar cuarentena en la región. Sin embargo, lo atribuyeron a que aún no se han entregado las cajas de alimentos y paralizar a la población podría provocar movilizaciones como las de El Bosque.

Sharp hizo referencia a lo anterior vía Twitter: “El ingreso a cuarentena de región de Valparaíso es inminente por explosivo aumento de contagios. Esta medida no cumplirá sus objetivos y golpeará brutalmente en lo económico y social a la población, sino se acompaña de medidas extraordinarias para evitar el hambre y cesantía”.

El edil sostuvo que “es muy distinto hacer una cuarentena en Valparaíso -donde el 54% de la población se encuentra en el registro social de hogares-  que en Las Condes, Providencia o Ñuñoa, donde incluso, en términos de presupuestos municipales, hay profundas diferencias. Hay que que acompañar la medida de cuarentena con medidas económicas y sociales, extraordinarias y radicales. Lo que venimos haciendo no es suficiente”.

Revisión puerta a puerta

Y como parte del cambio de rumbo en la hoja de ruta del gobierno, la subsecretaria de Salud, Paula Daza, declaró que “el objetivo es controlar el brote y que los pacientes sean monitoreados por personal del Ministerio de Salud, para que así, en caso de empeorar su estado, puedan ser atendidos”.

Ya 1.200 personas se encuentran haciendo uso de las instalaciones especializadas y en los últimos tres días se trasladaron 800 personas.

En su mayoría son hoteles a contrata que fueron habilitados para recibir a los enfermos. Existen 660 en el país y 328 en la región Metropolitana.

Al igual que en Valparaíso, la revisión se hará puerta a puerta. Daza especificó que la persona se puede negar al traslado, siempre y cuando, las características del hogar sean óptimas. “La autoridad sanitaria tiene la facultad para obligarlo si es que no están las condiciones adecuadas en su hogar”, sostuvo.

La implementación de más residencias tendrá que ver con los nuevos brotes de Covid que aparezcan, pues con esa información, la autoridad sanitaria decidirá la instalación en el sector.

En caso de encontrarse contagiado y no tener condiciones para cumplir la cuarentena o ser contacto estrecho de alguien con Covid-19, se puede comunicar con el Seremi de Salud de la región correspondiente o llamar a Salud Responde.

Tercero en Latinoamérica

Bajo el mismo fondo azul, y como todos los días desde que inició la pandemia, Mañalich informó que el martes -hasta las 21:00- hubo 4.328 nuevos contagiados de coronavirus en Chile, alcanzando los 82.289 casos totales. Esto mantiene a Chile como el tercer país con mayor propagación del virus en Latinoamérica. También se registraron 35 fallecidos en las últimas 24 horas, totalizando 841 muertos por Covid-19.

El Minsal registró una disponibilidad de 331 ventiladores en el país y anunció la llegada de 404 aparatos durante este fin de semana. También se incorporará oxigenoterapia de alto flujo -hay 250 equipos y se sumarán 440- , ya que de “cada cien personas que necesitan un ventilador mecánico, al menos la mitad puede ser tratada con esta tecnología”, aseguró el ministro.

La ocupación de ventiladores mecánicos invasivos es equivalente al 94% en la región Metropolitana y un 86% en el país. Esta cifra difiere de la entregada por la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi), que asegura que la ocupación en la región Metropolitana es del 97%. “En la práctica, nunca vamos a llegar al 100%, porque cuando tú reportas justo echas a alguien para fuera o justo viene llegando alguien, entonces el 96% es ya el 100%”, aseguró el presidente de la Sochimi, Tomás Regueira.

Seguro de vida

Mañalich anunció, en conjunto con la Asociación de Aseguradores, un seguro de vida para los trabajadores del área en régimen de contrata, planta u honorarios. Este tendrá efecto retroactivo, es decir, desde que empezó la alerta sanitaria hasta fines de este año.

El ministro detalló que si bien adultos mayores y personas con patologías previas son los más afectados, el 53,7% de los contagiados son menores de 40 años, de los que el 12% ha sido hospitalizado.

También informó de un nuevo permiso que autorizará al padre, madre o cuidador de menores con discapacidad que se encuentren hospitalizados a visitar al niño dos veces a la semana.

El Gran Santiago llegará a 21 días en cuarentena

El ministro de Salud, Jaime Mañalich también anunció que la cuarentena continuará a partir del viernes 29 por tercera semana consecutiva en todas las comunas del Gran Santiago y otras seis aledañas. La medida afecta a unas 7,5 millones de personas, según el diario La Tercera
Igualmente se mantendrá el confinamiento obligatorio en las comunas de Iquique y Alto Hospicio, en la región de Tarapacá y, al sur, en la región de la Araucanía, en Lonquimay.
En cambio, el confinamiento obligatorio terminará después de 21 días en Antofagasta y Mejillones por la disminución de casos en esas comunas.
Sin embargo, los ediles de esta última zona plantearon su disconformidad con la medida porque “llegó muy tarde, y hoy día la están quitando en el peor momento, cuando somos la región que ocupa los primeros lugares en contagios en el país”, aseguró la alcalde de Antofagasta, Karen Rojo.
Antofagasta es la tercera región con más contagiados, 2.137 casos confirmados.
Los cordones sanitarios, agregó el ministro, se mantienen en Chiloé, Puerto Williams, Puerto Montt y San Antonio, pero se levantan en Temuco y Padre Las Casas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: