El Senado aprobó el Ingreso Familiar de Emergencia y quedó listo para ser ley

El Senado aprobó el Ingreso Familiar de Emergencia y quedó listo para ser ley

Ambas cámaras aceptaron el veto presentado por el gobierno, pero la oposición quedó molesta.

Por Mylena Jeldes

Pese a la controversia generada entre el gobierno y los partidos de oposición, esta tarde se aprobó en el Senado el veto al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que beneficiará a 4,9 millones de personas. El proyecto se mantuvo con los montos decrecientes que planteó el gobierno y el beneficio se entregará desde el 29 de mayo.

La iniciativa fue votado dos veces ya que en primera instancia se abstuvieron 23 senadores, principalmente de oposición. En la segunda votación se abstuvieron los mismos parlamentarios, pero sus votos fueron traspasados a favor, lo que resultó en la aprobación del veto presidencial al IFE.

No es suficiente

Aunque el proyecto fue aprobado, los cambios introducidos en el veto fueron duramente criticados por la oposición. La disyuntiva comenzó porque el monto entregado es considerado bajo y el gobierno insiste en que los aportes sean entregados por tres meses en forma decreciente. Es decir, $ 65.000 el primer mes, $ 55.250 el segundo y $ 45.500 el tercero, lo que está lejos de las exigencias del bloque opositor que le pide “un poco más de esfuerzo” al Ejecutivo.

Las modificaciones impuestas por el gobierno en el envío del veto mantuvieron el monto establecido en un principio, pero ampliaron los beneficiarios al 60% más vulnerable y sumaron a los mayores de 70 años en los últimos pagos.

El diputado del Partido Socialista, Raúl Saldívar, se refirió al tema y aclaró que la iniciativa es buena, pero los montos son insuficientes. Criticó que no se abarque toda la línea de pobreza y no cumpla el objetivo -que es hacer que la gente se quede en casa- asegurando un ingreso relativamente digno a fin de sostenerse adecuadamente.

Saldívar

“La voluntad del gobierno en relación al Ingreso Familiar de Emergencia es absolutamente insuficiente. Los debates, que se fueron dando tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, dan cuenta de la disconformidad que la oposición en general manifestó con respecto a los montos que comprometió el Ejecutivo para una medida como esta”, declaró Saldívar.

Por otra parte, el parlamentario acusó al gabinete de cerrar el diálogo y no abrirse a proposiciones distintas. “El gobierno ha cerrado las puertas a todos los diálogos -no sólo en el tema de este bono- porque tiene un nivel de autosuficiencia increíble (…) el manejo en estos casos es unilateral y no consideran aportes valiosos de la comunidad y discriminan todas las voluntades de colaboración”, expresó Saldívar.

Finalmente, la mayoría de las bancadas de oposición decidieron aprobar la propuesta, ya que el gobierno dejó claro que esta era la última oportunidad para hacer efectiva la ley. Si los opositores hubiesen rechazado el proyecto, desde Chile Vamos los habrían responsabilizado de no apoyar a las familias más vulnerables.

Diferencias legítimas

Por su parte, el oficialismo agradeció que se haya dado paso a la continuación del proyecto a pesar de las disconformidades que hubo en su tramitación. El ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, aclaró que aún hay una invitación abierta para ver qué más se puede hacer y calificó el asunto como una “señal de encuentro”.

Además, el ministro justificó los bajos montos del Ingreso Familiar de Emergencia diciendo que deben entregar más recursos para la entrega de alimentos de la población -anticipando una posible crisis alimentaria- y, argumentó que no se puede otorgar todos los bienes a las mismas familias porque la crisis se puede prolongar o aumentar su magnitud.

Bajo esa misma línea, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, agradeció a través de su cuenta de Twitter la amplia aprobación del proyecto. Asimismo, respondió ante los cuestionamientos de la oposición y recalcó que aún hay demasiadas iniciativas por delante en este asunto.

Desde otro perspectiva, el senador de Revolución Democrática, Juan Ignacio Latorre, declaró a radio BíoBío que el proyecto de ley se aprobó sin el voto de la oposición -ya que se abstuvieron- y recalcó que la propuesta del gobierno es mezquina.

“Creo que todo el discurso de la nueva normalidad del gobierno ha fracasado y es hora de que se busquen verdaderos acuerdo nacionales que protejan la salud de la población con los distintos actores de la sociedad chilena”, expresó.

Tras la aprobación del proyecto, la iniciativa se encuentra lista para ser promulgada en los próximos días, beneficiando a un 60% de la población más vulnerable o para aquellos que no cuenten con ingresos formales informados.

Revisa si eres beneficiario del bono en este link.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: