Banco Central pide línea de crédito flexible de US$23.800 al FMI

Banco Central pide línea de crédito flexible de US$23.800 al FMI

La petición está siendo analizada por el organismo internacional, con el objetivo de asegurar liquidez para el país. Además, este préstamo no sería para financiar el gasto público.

Por Paz Araya

Ayer el Banco Central confirmó que pidió una línea de crédito flexible (LCF), de una duración de dos años, al Fondo Monetario Internacional (FMI), por una cantidad de 23 mil 800 millones de dólares, lo cual equivale a 19,6 billones de pesos chilenos.

El emisor aseguró que es una medida de estrategia para poder prevenir y anticipar la supuesta doble crisis sanitaria y económica por el Covid-19. Lo que se busca es fortalecer las capacidades en el caso que se prolonguen las condiciones económicas negativas que se están viviendo en el país.

Según indicó el BC en su página web, “el acceso a esta línea permitirá complementar las reservas internacionales y aumentar en más de un 60% la disponibilidad de liquidez de acceso inmediato”.

Además, la medida de pre emergencia no solo se ha implementado en Chile. Desde su creación en el año 2009, han accedido  países como Perú, Polonia, Colombia y México. El LCF solo está disponible para países que tienen fundamentos macroeconómicos sólidos.

El ente financiero señaló que “Esta provee un respaldo significativo no solo para enfrentar shocks externos más severos y elevar la confianza de los mercados, sino también para ampliar el conjunto de herramientas de que dispone el Banco para apoyar la transmisión de política monetaria y contribuir a la estabilidad financiera”.

De parte del gobierno dieron apoyo a la medida y el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, dio a entender que este no es un préstamo para el gobierno y menos será ocupado en fines de gastos públicos. Solo será para que el Banco central se encuentre seguro ante cualquier escenario global volátil.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: