Cambios en la dieta parlamentaria dan protagonismo al Consejo de Alta Dirección Pública

Cambios en la dieta parlamentaria dan protagonismo al Consejo de Alta Dirección Pública

La comisión mixta aprobó que la ADP defina el porcentaje de rebaja transitoria que afectaría a las autoridades.

Por Francisca Varas

Luego de que no hubiese cambios sustanciales a la iniciativa despachada desde la cámara baja, la comisión mixta desechó en primera instancia la rebaja automática e inmediata del 50% de la dieta parlamentaria propuesta por los diputados Giorgio Jackson y Gabriel Boric, y también desestimó otra baja del 30%. 

Por ocho votos en contra y dos a favor, la comisión mixta se inclinó por la propuesta del Senado y dejó la responsabilidad de fijar una dieta transitoria al Consejo de Alta Dirección Pública. 

El texto aprobado establece que, una vez que se promulgue la ley, la ADP tendrá un plazo de 30 días para “reducir” la remuneración actual de diputados, senadores y ministros de Estado, y un plazo de 60 a 90 días para hacer lo mismo con el salario de otras altas autoridades que incluye la normativa, entre ellas, el Presidente de la República, seremis, intendentes, gobernadores y funcionarios contratados a honorarios que sean de confianza. 

Bettina Horst, gerenta general de Libertad y Desarrollo y consejera propuesta por el presidente Sebastián Piñera para la ADP, declaró que este es un paso en la dirección correcta para la misión del consejo. “Las prioridades y responsabilidades de este organismo siempre han estado en pro de la modernización, innovación y el fortalecimiento de las funciones públicas, por lo que esta tarea en particular aumenta las responsabilidades del consejo y da pie a que otras labores del aparato estatal puedan ser gestionada y apoyada por este consejo”, planteó.

Sobre el proyecto de rebaja parlamentaria, la consejera de la ADP destacó que la decisión de criterios y la metodología se discutirán en la mesa luego de que el proyecto de ley sea aprobado.

“Si bien aún no puedo determinar los criterios y la metodología, sí puedo adelantar que la situación económica actual del país -y lo que se pronostica a futuro- es lo que estará sobre la mesa del consejo a la hora de discutir este porcentaje. También, nos parece relevante el poder mirar las experiencias de otros países en esta temática. Una vez que salga la ley podremos sentarnos a discutirlo”.

Desde su creación en 2003, con la ley de nuevo trato laboral, las funciones de la Alta Dirección Pública han servido para fortalecer el trabajo estatal y contribuir con la modernización del Estado. 

Todo esto mediante políticas de gestión y desarrollo de personas y altos directivos, siendo un ente organizador y gestor de iniciativas que transparentaron los sistemas de postulación a cargos públicos y aumentaron las iniciativas sobre buenas prácticas en el Estado. 

El directorio es encabezado por Alejandro Weber, ex subdirector de desarrollo de personas en la dirección nacional del Servicio Civil entre 2011 y 2014. Cuenta con cuatro consejeros propuestos por el Presidente de la República, que posteriormente deben ser ratificados por cuatro séptimos del Senado. 

Entre sus tres mayores proyectos se cuentan el sistema de liderazgo público –para contribuir a la formación en materia de liderazgo a los actuales y futuros directivos-, los códigos de ética gestionados y asesorados por el consejo para el servicio público y, por último, el impulsar una activa agenda de cooperación internacional que mantenga a Chile como líder en la región de la modernización del Estado.

Así, el informe realizado por la Comisión de Constitución podría ser visto esta misma semana por el Senado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: