PSU: El año de los de los cambios

PSU: El año de los de los cambios

La subsecretaría de Educación anunció que este año habrá menos clases por el Covid-19,  por lo que acortaron el temario.

Por: Ada Albornoz

La crisis sanitaria que se extiende por el mundo ha  afectado diferentes áreas de la sociedad y una de ellas es la educación. Las clases son online y la modalidad es totalmente distinta a lo que se conoce, por lo que el desempeño del alumnado puede verse afectado tras la cantidad de cambios durante este 2020.

El año pasado los alumnos de cuarto medio debieron enfrentar una postergación y manifestaciones que retrasaron la rendición de la Prueba de Selección Universitaria.  Pero hoy la realidad es distinta, con el fin de la PSU la incertidumbre es mayor y el panorama es confuso.

Joaquín Flores, estudiante de cuarto año del Colegio Pumahue, plantea al respecto: “No siento que estoy siendo educado de la misma forma como otros años, creo que puede finalmente ser la situación más compleja, en este estado de las clases online somos mucho más propensos a errores y a posibles problemas a futuro”.

En un artículo del portal de  Canal 13, la subsecretaría de Educación Superior, se manifestó ante la situación: “Este será un año distinto para los estudiantes y especialmente para los jóvenes de 4° medio que rendirán las Pruebas de Transición que reemplazarán la antigua PSU. Queremos que esta emergencia no perjudique a los alumnos y por eso estamos priorizando los contenidos para que los colegios puedan enfocarse en aquellos que son esenciales”.

Pese a los esfuerzos de las autoridades el efecto de la pandemia puede ser perjudicial para quienes quieran rendir esta prueba. Según la psicóloga Isidora Paiva, puede haber mucha ansiedad y sintomatología depresiva, dependiendo de los contextos que cada uno viva. Los espacios compartidos e irritabilidad de nosotros mismos y de quienes convivimos, pueden afectar la regulación emocional y el rendimiento académico.

“El plano mental de los estudiantes ahora va a estar mermado por la ansiedad, el estrés del qué va a pasar. Sumado al año crítico que es cuarto medio, que aparte de la carga académica hay un salto importante, porque se acaba la época de estudios regulares y ya después uno sale al mundo. Entonces hay un duelo importante desde el ser, de cambiar los roles y en el fondo salir al exterior, que hoy se encuentra inestable”, dice Paiva.

Para Antonia Díaz, alumna del colegio American British, la cuarentena “afecta demasiado porque estar en tu pieza estudiando no es el mismo ambiente que con un profesor delante tuyo, donde estás obligada a poner atención cierta cantidad de tiempo. Además de tener unos minutos de descanso con tus amigos, ahora mi “recreo” es comer algo o ver el celular”.

La nueva prueba

En el marco de la emergencia el Ministerio de Educación anunció el reajuste de los contenidos de 4º medio que se considerarán en la Prueba de Transición que se utilizará para la admisión 2021 en las universidades e institutos.

El Mineduc informó que en esta nueva evaluación se eliminarán los aspectos más cuestionados de la PSU, asignando mayor importancia a las preguntas que evalúan las habilidades y competencias del alumno. La actualización fue llevada a cabo en las pruebas obligatorias de Comprensión Lectora y Matemáticas, además de la prueba de Historia. En Ciencias no hubo cambios, pero se considerarán los contenidos principalmente que se impartan hasta tercero medio. Adicionalmente, el número de preguntas se reducirá de 80 a 65 por facsímil.

Otro cambio en la agenda es que el nuevo sistema permitirá a los jóvenes que tengan un alto rendimiento escolar postular a las universidades, independiente del puntaje que obtengan en las pruebas obligatorias. Finalmente se amplía la admisión especial en un 20% en las universidades y un 25% en aquellas de zonas extremas. Además se reducirá la ponderación mínima, para que se puedan complementar con el esfuerzo de los años anteriores, utilizando las notas de enseñanza media y el ranking.

En una nota de Televisión Nacional la  directora del  Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre), Leonor Varas, informó que ya están publicados los temarios considerados en las pruebas del proceso de selección y se encuentra trazado el camino de cambiar las pruebas hacia una que evalúe las competencias. Es decir, que “no hagan tanta diferencia en la oportunidad de aprender  que tuvieron los postulantes, sino más bien en su capacidad de usar y aplicar ese conocimiento en la resolución de problemas”, enfatiza Varas.

El subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, según el portal  Meganoticias anunció: “Los cambios serán profundos y graduales, para no afectar a los miles de jóvenes que ya se han preparado para la PSU. Por esto, en 2020 y 2021 se tomarán Pruebas de Transición que en la misma línea de la futura prueba eliminarán los aspectos más cuestionados de la PSU y sumarán preguntas que midan las competencias esenciales para el buen desempeño de los estudiantes en la Educación Superior”.

Para ayudar a los alumnos afectados por este nuevo cambio, el ministerio lanzó hoy la plataforma “Prueba de ingreso a la educación superior”.  Ahí están los contenidos por asignatura. En cada sección se encuentra material oficial del Demre, contenidos y ensayos de  años anteriores para la PSU. Las materias estarán disponibles por una alianza entre distintos preuniversitarios como Cpech, Pedro de Valdivia y Puntaje Nacional.

El vocero de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), Marcos Fauré manifestó su descontento con la nueva prueba. “Desde la asamblea creemos que no es suficiente,  ya que una de las demandas históricas del movimiento estudiantil ha sido poner fin a la PSU y el acceso universal a la educación terciaria.  Y al parecer las autoridades quieren que nos sigamos movilizando al hacer oídos sordos a lo que venimos exigiendo claramente desde hace ya prácticamente 20 años y sabemos que el no querer cambiarla tiene que ver con que no se acabe su negocio,  que es la educación en Chile”.

Admisión en el futuro

Si bien esta prueba transitoria es una posibilidad de cambiar un método segregador de selección,  también hay que tener cuidado cómo hacerlo. Una de las grandes fallas de la PSU fue no ser testeada previamente, se transitó de la Prueba de Aptitud Académica directamente a la Prueba de Selección Universitaria. Marianela Navarro, magíster en Ciencias de la Educación mención Evaluación, expone: “Está muy bien que exista una prueba de transición, un cambio tan importante como cambiar el sistema de selección requiere de una gradualidad y este sistema lo está considerando”.

La propuesta del Demre para eliminar la PSU se viene gestando desde 2017 a través de un largo proyecto de investigación entre expertos y actores sociales. Donde las pruebas tendrían el principal propósito acortar brechas socioeconómicas y género.

Pero persisten muchas opiniones divergentes. Por un lado, hay personas proponen un  bachillerato, otros creen que cada universidad debería tener su propia forma de selección. Para Navarro, el sistema único tiene valor ya que si todas las instituciones hacen su propio sistema sería engorroso y reduciría posibilidades, mientras que un sistema único permite a quien la rinde tener un abanico de posibilidades.

“En Estados Unidos, consideran otros aspectos, como el servicio social o los deportes, que también son importantes. Más cualitativos que cuantitativos, pero sería un buen aspecto explorar”, argumenta Navarro, magíster en Ciencias de la Educación mención Evaluación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: