Ñuñoa: 40 días en cuarentena

Ñuñoa: 40 días en cuarentena

Las restricciones al desplazamiento de personas han evolucionado semana a semana y se basan en varios factores.

Por Constanza Canevaro

El anuncio que entregó el ministerio de Salud con respecto a las comunas en cuarentena incluyó de nuevo a la parte norte de Ñuñoa. Esto desató la fuerte respuesta del alcalde Andrés Zarhi (RN), quien subió un video a su cuenta de Twitter. En el registro, el edil declaró estar sorprendido con la mantención de la medida en este sector, cuyos habitantes ya cumplieron 40 días de confinamiento obligatorio.

Los criterios de adhesión que evalúa el Estado, según la subsecretaria de Salud Paula Daza, responden a “variables de incidencia, el número de casos nuevos, cómo ha sido esa tendencia en las últimas semanas, pero también se evalúa la concentración de los casos”.

Por esto surge la interrogante de Zarhi, quien ayer 28 de abril planteó que “los últimos datos estadísticos señalaban que se iba reduciendo la cantidad de personas que están contagiadas en nuestra comuna, sin embargo, la autoridad no nos ha dado mayores explicaciones. ¿Cuál es el motivo de que aún se mantenga esta medida?”, cuestionó.

En Ñuñoa, los casos activos de Covid-19 en el territorio han subido de 78 a 83 entre el noveno y el duodécimo Informe Epidemiológico emitido por el Minsal, los cuales corresponden a la semana entre el 17 y 26 de abril.

Sin explicación

Desde el 13 de abril se agregaron nuevos criterios a las tablas. El séptimo informe incluyó la tasa de incidencia actual y activa, junto a los casos de contagio actuales y activos. Cuatro días después, tras las bajas en las estadísticas de contagio, fue levantada la cuarentena en las comunas de Providencia y después en Las Condes.

A pesar de la cercanía con aquellas comunas, Ñuñoa es un caso peculiar. La autoridad municipal reflexionó la posibilidad de que “puede ser porque en este sector está la mayoría de los hogares de adultos mayores. En todo caso, nosotros mantendremos y respetaremos las decisiones, pero sí nos gustaría que ampliaran los motivos, que nos explicaran, para nosotros darlo a conocer a la opinión pública”.

Tal como dice Zarhi, el sector norte de Ñuñoa concentra más de siete residencias de adultos mayores. Esta sería la razón principal para que la jocosamente llamada “Ñuñoa del Norte” por los residentes de esa zona, siga en confinamiento obligatorio.

Entre sus declaraciones, la subsecretaria dice que existen múltiples variables que se consideran para tomar la decisión de una cuarentena. Entre ellas, se encuentran factores como “el análisis epidemiológico, que incluye el número de casos nuevos en las comunas; el número de casos en relación al territorio, (para analizar la concentración y dispersión en una localidad determinada) y elementos sanitarios vinculados a la vulnerabilidad de la población”. Es acá donde se incluyen a los adultos mayores, quienes calzan en la categoría de población de riesgo.

Vulnerabilidad, el factor decisivo

De la misma forma, el área norte de Santiago, el sector poniente de Puente Alto, San Bernardo, El Bosque, Pedro Aguirre Cerda e Independencia, junto a toda la comuna de Quinta Normal continuarán con la cuarentena. 

Otras de las sorpresas fue Estación Central. A partir del jueves 30, esta comuna también experimentará confinamiento obligatorio. Su alcalde, Rodrigo Delgado (UDI), destacó que “es importante incluir otras variables que potencialmente pueden ser complejas, por ejemplo, lo que tiene que ver con el equipamiento metropolitano, vale decir, una comuna como Estación Central, tiene eje en Alameda, con las estaciones de metro, y estaciones de buses, quizás las más grandes del país.”

Nuevamente se agregó la vulnerabilidad como un factor decisivo a la hora de adherirse a la restricción de desplazamiento. Ante esto, Delgado explicó que “lo otro es el factor del hacinamiento, sobre todo lo que vimos la última semana y que estuvimos comentando con los medios de comunicación”.

La autoridad comunal menciona que estas son construcciones irregulares y que “ni siquiera dan para cité”. Agrega Delgado que “son unos galpones que se han modificado y que lamentablemente usa mucho migrante. Son 30 o 40 familias compartiendo dos o tres baños. Laberintos internos, pocos espacios de ventilación eso hace que también hayan condiciones que son potencialmente riesgosas.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: