Heridos en balacera en La Florida piden la destitución de Mario Rozas

Heridos en balacera en La Florida piden la destitución de Mario Rozas

Los dos carabineros responsables fueron dados de baja tras disparar a manifestantes dejando diez heridos.

Por Francisca Jarpa

La agrupación de víctimas y familiares del tiroteo en la Florida pidió hoy la destitución del general director de Carabineros, Mario Rozas, después que dos uniformados de la institución policial dispararan a un grupo de personas, dejando a diez heridos a bala. A pesar de que Carabineros dio de baja a ambos funcionarios y que el gobierno anunció una querella por homicidio frustrado, las víctimas desconfían de la justicia chilena e iniciarán acciones legales en tribunales.

Según informó el medio digital El Desconcierto, la agrupación interpondrá una querella colectiva asistida por el abogado experto en Derechos Humanos de la Defensoría Popular, Rodrigo Román, mañana jueves por el delito de homicidio frustrado.

Según el abogado, “la prisión preventiva es la única medida cautelar viable en este caso, en que los policías puedan disparar a mansalva y a diestra y siniestra”.

En un comunicado, el general de Carabineros Enrique Bassaletti explicó que ambos funcionarios se encontraban en estado de ebriedad, fuera de servicio y al volante de un vehículo de la institución que no tenía la patente trasera, cuando dispararon a las víctimas.

Ante la gravedad de la situación, el general Rozas debió comparecer ante la prensa. En la instancia dijo: “No nos sentimos enemigos de quienes se manifiestan”.

Esta frase molestó a los heridos y familiares, quienes argumentan que Carabineros siempre han gozado de impunidad y han tenido una actuación respaldada por el gobierno, que criminaliza las protestas.

“Son faltas gravísimas, las medidas serán administradas a cada uno por sus cargos respectivos”, dice Bassaleti.  También el oficial hizo énfasis en que esto no tiene nada que ver con ningún hecho institucional, sino se trata solo de responsabilidades personales de los exfuncionarios.

A su vez, el fiscal Omar Mérida, de la Fiscalía Metropolitana Oriente, dijo que esta es una investigación compleja, en la que se enfrenta la dificultad de hacer coincidir las pruebas que se encontraron en el sitio del suceso, y que son fundamentalmente de carácter balístico, con armas que han sido incautadas posteriormente.

Para la agrupación de víctimas y familiares de los heridos, en la situación hay junto con la responsabilidad penal, también política y plantearon su rechazo a la impunidad.

Ellos piden sanciones drásticas para el general director Rozas. Demandan que sea depuesto de su cargo y quieren cárcel efectiva para los oficiales que dispararon contra los manifestantes, así como y prisión preventiva mientras dure la investigación.

Como fueron los hechos

El lunes, pasada las 21:00 horas, aproximadamente veinte vecinos de La Florida se reunieron en el contexto del aniversario de Carabineros para protestar contra la actuación policial en el periodo del estallido social. Mientras se manifestaban caceroleando en la esquina de la avenida Vicuña Mackenna con calle Trinidad, obstruyendo el tránsito según el general Bassaleti, desde un vehículo sin patente en su parte trasera, les dispararon dejando diez heridos, algunos en el tórax, caderas y en las extremidades, de diversa consideración, aunque ninguno de extrema gravedad.

Los manifestantes tienen una versión diferente. Ellos sostienen que todas las personas en la vereda y se empezaron a escuchar un sinfín de disparos. “Ahí empezó a caer la gente, yo sentí inmediatamente el disparo en mi pierna, traté de moverme y no podía, todos estábamos en el piso”, según relató Gabriela Collinao, una de las diez personas afectadas producto de la balacera.

Los vecinos denunciaron la situación. Alertado por el sonido de los disparos, minutos después llegó un vehículo de la Sección de Investigación Policial (SIP) a fiscalizar lo que estaba ocurriendo. En las cercanías observaron a dos vehículos con personas que estaban tomando bebidas alcohólicas en su interior.

Al acercarse a los vehículos pudieron identificar a los responsables. Uno de los funcionarios se percató que los balazos provenían de un auto perteneciente a la institución de Carabineros y reconoció a uno de los policías que estaba en su interior.

La Fiscalía dejó la investigación del caso en manos de la PDI. Hasta ahora, Carabineros no han rebelado la identidad de los responsables, aunque se les dio de baja en la institución.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: