Cumplir condena en libertad: proyecto busca indultar a presos con causas menores

Cumplir condena en libertad: proyecto busca indultar a presos con causas menores

Con la confirmación de los primeros casos de reos con Coronavirus en la Cárcel de Puente Alto, urge la discusión del proyecto que presentó el Gobierno para indultar a los presos que tengan un mayor riesgo de contagio. Medida que ha generado opiniones divididas en el Congreso.

Por Paula Bahamonde

El domingo en la Torre 4 de la Cárcel de Puente Alto ocurrió lo que todos los reclusos temían: uno de ellos dio positivo por Coronavirus. Esta noticia generó pánico entre los presos y terminó la jornada con un intento de motín y posterior incendio que afectó a dos torres del penal, pero que logró ser controlado y no dejó ningún herido grave.

Uno de los internos compartió un video con su madre a través de Whatsapp en el que denunció la situación de hacinamiento que estaban viviendo, pese a que uno de ellos había dado positivo. “Nos dejaron a todos encerrados en los pisos para que muramos”, dijo.

También el 25 de marzo, mediante la página de Facebook del “Observatorio Social Penitenciario”, los reos difundieron una publicación en la que le solicitaron al presidente Sebastián Piñera una salida alternativa para los que ya hayan cumplido la mitad de su condena. Señalaron que en el recinto no había ningún mayor de 65 años que recibiera el indulto y por tanto la medida en esa cárcel no iba a beneficiar a nadie.

“Queremos proponer una salida alternativa con fin de desocupar un poco las unidades para poder estar con nuestras familias antes que esto se transforme en un caos colectivo. Como nosotros entremos en pánico y ocurran otro tipo de cosas a las cuales no queremos llegar”, señaló el interno.

Además, solicitaron que los enfermos crónicos tuviesen el mismo indulto que los mayores de 65 años, al igual que las mujeres embarazadas.

El video finaliza con la petición de un arresto domiciliario total con GPS y con firma diaria.  “Ingresando un infectado a la cárcel habrán miles de muertos”, concluyó el vocero.

“Ingresando un infectado a la cárcel habrán miles de muertos”, afirmó un interno.

Tras esta situación, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, envió al Congreso el “Proyecto de Indulto General Conmutativo”.

¿En qué consiste el proyecto?

El proyecto de ley, que tiene como cámara de origen al Senado, busca proteger a los presos más vulnerables ante la pandemia, como las mujeres embarazadas o con hijos menores de dos años, personas de tercera edad (mayores de 65 años)  o reos con reclusión nocturna.

El ministro de Justicia señaló a La Tercera que de ser aprobado el proyecto en ambas cámaras podrá beneficiar a 1.300 presos aproximadamente, quienes podrán cumplir sus condenas en sus hogares, pero con un control por parte de Gendarmería. Además, Larraín señaló que: “el flujo de ingreso y egreso (de los reclusos y sus visitas) es extremadamente peligroso por la posibilidad de contagio que pueden traer al ingresar diariamente al establecimiento penitenciario”, manifestó.

El titular de Justicia también planteó que el proyecto excluye a los internos que hayan sido culpables de delitos graves. Entre estos se encuentran los condenados por: homicidio, secuestros, delitos de violencia intrafamiliar, delitos a menores, violación a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

Respuestas ante la situación de los presos

Como era de esperar, la medida ha generado diversas opiniones. Por ejemplo, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, había solicitado con anterioridad a los gobiernos preocuparse por los derechos y la salud de los presos ante la pandemia del Coronavirus.

“Las autoridades deberían examinar caminos para aquellos que son particularmente vulnerables al Covid-19, como los reos enfermos y los mayores. Para reducir drásticamente la población de las prisiones y que el distanciamiento físico sea posible, se debería también considerar la liberación de los presos poco peligrosos”, señaló en un video institucional la exmandataria.

“Se debería considerar la liberación de los presos poco peligrosos”, señaló Michelle Bachelet.

También pidió que se le diera especial atención a las embarazadas y los menores de edad en prisiones. Incluso llamó a los gobiernos a liberar a todas las personas encarceladas sin suficiente base legal, incluyendo a los prisioneros políticos.

Desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) también están preocupados ante la situación de los reclusos por la pandemia. Habían solicitado a Gendarmería, en diversas ocasiones, explicaciones de las medidas que se tomarían para evitar el hacinamiento y los contagios por Covid-19 en las cárceles del país.

Tras el primer contagio en la Cárcel de Puente Alto, el director del INDH, Sergio Micco, acudió al lugar y afirmó que los reos se encontraban en condiciones terribles. Además, denunció el hacinamiento en el que vivían y pidió que se otorgaran prisiones preventivas y libertades condicionales.

Según informó Bío Bío, el diputado Tomás Hirsch (PH), por su parte, consideró que era necesario, además de aprobar el proyecto, liberar a los jóvenes presos políticos que están detenidos desde el 18 de octubre, en el contexto de los movimientos sociales. Incluso el diputado pidió el arresto domiciliario total de mil reclusos. La diferencia entre esta petición y el proyecto gubernamental es que en esta no hay una exclusión por delitos, es decir, pueden incluso quedar con arresto domiciliario imputados por homicidio.

Sin embargo, hace pocos minutos, según La Tercera, desde Chile Vamos (Jacqueline van Rysselberghe (UDI), Juan Castro (RN), José García (RN), Alejandro García Huidobro (UDI), Juan Antonio Coloma (UDI), Eva Von Baer (UDI), Víctor Pérez (UDI), Francisco Chahuán (RN), Rodrigo Galilea (RN), Kenneth Pugh (Independiente) y Carmen Gloria Aravena (Independiente) decidieron ir al Tribunal Constitucional para que se declare inconstitucional por la exclusión de los presos por delitos de lesa humanidad en Punta Peuco y los que cometieron crímenes calificados como graves. El argumento es que va en contra de “la igualdad ante la ley y la protección de la vida”.

Lo que manifiestan los senadores es que todas las personas de tercera edad, sin importar el lugar en el que estén cumpliendo su pena, son vulnerables ante el Coronavirus.

Al terminar esta nota, Gendarmería confirmó tres nuevos casos de contagios por COVID-19 al interior de la Cárcel de Puente Alto. De esta manera, hasta la fecha, serían cuatro internos con Coronavirus

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: