Postergar el plebiscito: La decisión que se convirtió en una carrera contra el tiempo

Postergar el plebiscito: La decisión que se convirtió en una carrera contra el tiempo

El objetivo es que el referéndum se haga este año, pero buscar un día no es fácil con otros tres procesos eleccionarios agendados para el 2020.

Por: Guido Macari

Son 2/3 de quórum los que se requieren para cambiar la fecha del plebiscito constitucional, pues implicaría una reforma a la Constitución actual. Es decir, el nivel acuerdo tiene las mismas dimensiones al alcanzado el pasado 15 de noviembre, cuando distintos partidos políticos acordaron la realización del referéndum para cambiar —o no— la Constitución.

            Ya lo señaló Mario Desbordes, presidente de RN, en Mega. Hay consenso de que, aunque duela, por ahora la urgencia es controlar la pandemia. El plebiscito esperará. El problema es que aún no hay claridad en torno a cuál sería la nueva fecha para el referéndum.

            En el Servicio Electoral han evitado referirse al tema mientras no exista una definición en el Congreso. Aunque las certezas debiesen aparecer durante la semana; posiblemente mañana, según ha trascendido entre algunos parlamentarios, pues se reunirán los presidentes de los partidos que suscribieron al Acuerdo por la Nueva Constitución.

            Recién, el Presidente Piñera finalizó una reunión con los presidentes de los partidos de Chile Vamos. Acordaron que el plebiscito debía realizarse antes de la Navidad de este año, según señaló la senadora Jacqueline van Rysselberghe (UDI). Ahora el objetivo es comunicarlo a los sectores de oposición para alcanzar un acuerdo que, eventualmente, se convierta en proyecto de ley.   

            Por otro lado, hace algunos minutos, surgió una idea planteada algunos senadores opositores —Felipe Harboe (PPD), Jaime Quintana (PPD) y Ximena Rincón (DC)— de posponer plebiscito para el 6 de septiembre y dejar para el 13 de diciembre la eventual elección de los constituyentes. Aunque esta propuesta ya habría recibido sus primeras críticas, pues no se ajustaría a algunos plazos estipulados por el Servel.

            En la rueda de prensa posterior, la parlamentaria democratacristiana sostuvo que, durante este periodo de pandemia habrá “personas que requerirán nuestro esfuerzo para enfrentar este periodo que viene hacia adelante, la primera prioridad es la vida y salud de las personas”.

Otras alternativas

            Las demás opciones que se barajarían serían cuatro. Pero hay dos que, a priori, suenan más factibles. Una  sería calzar el plebiscito con las elecciones municipales y gobernadores regionales. Es decir, el 25 de octubre. Ello implicaría dejar para abril la elección del órgano constituyente. Otra opción sería realizar el referéndum el 22 de noviembre, mismo día que se realizará la segunda vuelta de gobernadores; lo que también significaría aplazar las votaciones para la convención constituyente.

            Ambas posibilidades suenan sensatas dentro de la oposición. El diputado Matías Walker (DC) menciono que “lo más lógico era juntar los procesos, pues no hay país que resista cuatro elecciones”. Sin embargo, estas alternativas complican dentro de Chile Vamos, porque consideran que podrían mezclarse los mensajes propagandísticos de las distintas votaciones. 

            Hay otras dos alternativas, aunque posiblemente sean descartadas ya que se encontrarían dentro de los periodos de otoño-invierno, semanas que se estiman como las que tendrán mayor número de infectados por COVID-19. Una posibilidad es el 25 de julio, día que se inscriben los candidatos para los comicios del próximo 25 de octubre.

            La otra opción sería hacerlo  el 7 de junio, para que coincida con las primarias municipales. Aunque esta chance ya sería un imposible, luego de que el Presidente Piñera decretara Estado de Catástrofe, situación que limita el derecho a reunión, condición básica para realizar un evento de este tipo.

El tiempo corre

            Sea cual sea la opción se tome, cambiar la fecha de cualquiera de las votaciones significaría realizar una modificación a determinada Ley Orgánica, lo que implicaría un amplio acuerdo en el Congreso. Lo que no suele ser tarea fácil.

            A esto último se agrega la dificultad de que el Poder Legislativo no se encuentra trabajando con normalidad producto de la pandemia; de hecho, los parlamentarios mayores de 65 años ya tienen de ausentarse para sesionar. Y ya lo dijo el diputado Desbordes en Radio Agricultura: “En cualquier momento nos van a cerrar el Congreso”.

            Aun así, los legisladores  buscan la habilitación de un sistema que permita a los diputados votar de forma remota, fuera de la cede en Valparaíso. Aunque eso también significaría un cambio en una respectiva Ley Orgánica.  

            A esta tensión se suma la encuesta Pulso Ciudadano, la que se dio a conocer durante esta mañana. El sondeo señala que un 57% de las personas no estaría de acuerdo con aplazar el plebiscito en el contexto actual del COVID-19. Por lo tanto, no resultaría buena idea cambiar la fecha del referéndum para cierto porcentaje de la población. Sin embargo, el diputado Walker interpretó esto como una buena noticia, ya que “la gente quiere participar”. Aun así, también pidió paciencia. “Hemos esperado 40 años por una nueva Constitución, podemos esperar algunos meses”, cerró.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: